Electroestimulación muscular

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

La electroestimulación muscular (EEM) o estimulación neuromuscular eléctrica (ENE) o electroestimulación, es la forma de ejercitar usando impulsos eléctricos.Los impulsos se generan en un dispositivo que se aplica con electrodos en la piel próxima a los músculos que se pretenden estimular. Los impulsos imitan el potencial de acción proveniente del sistema nervioso central, causando la contracción muscular. Los electrodos generalmente se adhieren a la piel. La EEM es una forma de electroterapia o de entrenamiento muscular. Se cita por diversos autores[1] como una técnica complementaria para el entrenamiento deportivo, existiendo numerosos estudios publicados al respecto.[2]

Contraindicaciones[editar]

Se han descrito varios casos de rabdomiolisis tras sesiones de electroestimulación, tanto en personas entrenadas[3] como en atletas.[4] La rabdomiólisis es una enfermedad producida por la ruptura de las células musculares que provoca la liberación al torrente sanguíneo de diversas sustancias, entre ellas la creatina fosfoquinasa (CPK) y la mioglobina. Ésta última se expulsa a través de la orina, lo que puede producir daño renal por su filtración y mioglobinuria. En un caso, un futbolista sometido a una sesión de electroestimulación llegó a valores de CPK de 240 000 U/L, cuando el niveles de referencia es 370 U/L, y a niveles de mioglobina de 6764 ng/mL, siendo el nivel de referencia 16-76 ng/mL. No se han descrito casos sobre personas no entrenadas o que inician un programa de actividad física aunque los efectos en ellas pueden ser incluso mayores. Se recomienda controlar los valores de la CPK y el color de la orina después de las sesiones de electroestimulación. Si se sospechan síntomas de rabdomiólisis se debe abandonar la práctica deportiva y consultar un médico.

Referencias[editar]

  1. Zatsiorsky, Kraemer - 2006. Science and Practice of Strength Training - EMS, page 132-133; Human Kinetics.
  2. Diversos artículos en revistas especializadas constatan la mejora del tono muscular aplicando EEM; el Journal of Strength and Conditioning Research por ejemplo enumera los siguientes artículos:
  3. Guillén Astete, CA, y Col. (9 de febrero de 2015). «Rabdomiólisis secundaria a la realización de actividad física y electroestimulación simultánea: reporte de un caso». Reumatología Clínica. doi:10.1016/j.reuma.2014.12.012. 
  4. Andreas Kästner, MD, y Col. (2014). «Two Cases of Rhabdomyolysis After Training With Electromyostimulation by 2 Young Male Professional Soccer Players». Clinical Journal of Sport Medicine 0 (0). doi:10.1097/JSM.0000000000000153.