El peón del rey de negras

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
«El peón del rey de negras»
Sencillo de Mecano
del álbum Aidalai
Publicación A principios de agosto de 1991
Formato Single de vinilo (7 inches)
La misma canción por ambas lados.
Género(s) rock clásico
(medio-tiempo)
Duración 4:49
Discográfica B.M.G. Ariola Eurodisc
Autor(es) José María Cano
Productor(es) José María Cano
Cronología de Mecano
1991
«El 7 de septiembre»
1991
«El peón del rey de negras»
1991
«Naturaleza muerta»
Cronología del álbum
Aidalai
«El 7 de septiembre»
(1)
«El peón del rey de negras»
(2)
«Naturaleza muerta»
(3)
[editar datos en Wikidata]

El peón del rey de negras fue el segundo sencillo que se extrae del álbum "Aidlai" (© y 1991). Esta canción en particular, fue un single un tanto sui generis de los que ha publicado Mecano correspondientes al álbum "Aidalai", por las siguientes razones: Primero, el single tuvo una vida algo corta sonando en la pauta diaria de las emisoras de radio, es decir, fue un canción sin mucha contundencia como otros de éste mismo disco, sin embargo llegó al número uno de Los 40 Principales. Y, segundo: La portada que trae de este single es exactamente idéntica a la portada del álbum "Aidalai", con la únicia diferencia que el título de la canción ("El peón del rey de negras") está colocado en sentido vertical, de abajo hacía arriba, letras del título en color blanco sobre un rectángulo de fondo en color rojo.

"El peón del rey de negras", canción que, según su autor, "era rock clásico de hacía más de diez años, a la americana. Ana la canta muy bien y me gusta muchísimo."

Javier Adrados, "Los tesoros de Mecano" (2011), Madrid-España, Libros Cúpula, p.146. ISBN 9788448069520

Tema de la canción[editar]

El autor, José María Cano, utiliza el simbolismo del ajedrez para hablarnos del conjunto de reglas sociales que de una u otra manera rigen o determinan las diferentes interrelaciones o vínculos—socialmente permitidos—de un individio con el resto de los demás, tomando en cuenta su estatus... En la historia que cuenta ésta canción, precisamente todas éstas normas sociales se rompen y en consecuencia, tras bastidores se establecen vínculos con individuos entre los que "se supone" no se deberían establecer nunca ninguna relación, según la pauta de las reglas del juego-social. La letra de la canción está cargada de figuras metafóricas bien estructuradas... es necesario hacer varias re-lecturas al texto para develar el significado de cada símil.

La canción está producida en una velocidad que está entre ser lo que es un medio-tiempo[1] y un up-tempo[2] propiamente dicho, con ciertas texturas sonoras que son más propias del rock que de las canciones pop: Uso de guitarras eléctricas como sonido dominante, bajo, teclados que más bien parecen pianos y una base rítmica de batería acústica. A nivel de voces, principalmente se usa la voz en crudo de Ana Torroja, no se perciben de forma evidente esas segundas voces al fondo, típicas de las canciones de Mecano, para reforzar así la voz líder, que es la que en realidad es la que canta el tema... Hay backing-vocals[3] haciendo sonidos de vocales alargadas; pero éstas casi quedan eclipsadas por el volumen de la música en sí.

Lista de canciones.[editar]

Hasta donde se tiene conocimiento, ésta canción sólo fue publicada en formato de Single-PROMO (para las emisoras de radio) no se llegó a publicar su respectiva Edición Comercial:

Single-PROMO: "El peón del rey de negras".
La misma canción por ambos Lados del single.

Lado A: "El peón del rey de negras".
Lado B: "El peón del rey de negras".

Enlaces externos[editar]

Referencias[editar]

  1. Medio-tiempo: (del inglés "Mid-tempo") Término musical que designa a todas aquellas canciones que por su velocidad, no son ni rápidas ni lentas.
  2. Up-tempo: Término musical que se refiere a canciones que son de ritmo rápido y por lo general se prestan precisamente para ser bailables.
  3. Backing-vocals: Son las segundas, terceras y hasta cuartas voces que se le agregan a una canción, por detrás de la voz principal, para crear así un efecto eufónico.