Discusión:Ramón Corona

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

EL ARTÍCULO ES IMPARCIAL

Cuando en éste se aplica el término "mercenario" al también general de división Manuel Lozada -para el caso conservador, y no liberal como Corona-, se incumple la neutralidad requerida por aquí (ver Meyer, Jean Manuel Lozada, Tusquets, México, 2015); pues en tiempos y circunstancias dicho término de mercenario también podría aplicarse al referido Corona cuando se levanta en armas igualmente provisto por empresarios españoles del cantón de Tepic desde su villa de Acaponeta (la Casa Castaños), los que para el caso eran tan extranjeros como los referidos ingleses de Lozada. Así pues, para entender a Corona Madrigal, es necesario que no se omita (como aquí se hace) que Corona nació efectivamente en una hacienda de Tuxcueca, hoy Jalisco, pero que desde muy niño -cinco o seis años de edad- y hasta su vida adulta pasó a vivir con su tío Loreto Corona a la ciudad de Tepic, hoy Nayarit, en donde se realizó toda la crianza de Corona, y Tepic de la que apenas salió ya en su vida adulta para hacerse cargo de los negocios de su mismo tío en el mineral de El Motaje, de la referida villa de Acaponeta, también del hoy Nayarit. Así pues, cuando la Guerra de Reforma, fue desde dicho mineral del hoy norte nayarita que Corona encabezó el batallón "Libres del Motaje", con el que inició su carrera de armas y desde donde pasó al sur de Sinaloa encabezando un "Ejército de Occidente" que, en realidad, se trataba de las fuerzas militares liberales del hoy estado de Nayarit que, derrotadas por las conservadoras bajo el mando del ya para entonces también general de división Manuel Lozada, se habían apoderado por completo del hoy Estado de Nayarit: el séptimo Cantón de Tepic. Para prueba de lo dicho, entre los subalternos principales de Corona en la toma de Mazatlán y Sinaloa para la causa liberal destacan hombres como Antonio Rosales (ex jefe político de Tepic -hoy Culiacán, se llama oficialmente "Culiacán de Rosales"), o como el coronel Eulogio Parra (nativo de Ixtlán del Río, hoy Nayarit) quien para 1867 fue el definitivo vencedor de los conservadores y franceses del occidente mexicano en la Batalla de La Coronilla (en Acatlán -de Juárez-, pueblo de la propia región natal de Ramón Corona, pero de la que seguramente éste no guardaba recuerdo ninguno); siendo finalmente Eulogio Parra el liberal que les recupere la ciudad de Guadalajara en calidad de nuevo gobernador interino de Jalisco, claro está, hasta que Ramón Corona logra llegar a la misma, lo destituye y se hace de dicha gubernatura por primera vez. En fin, los claroscuros respecto a Corona están a la orden del día. Por eso hay que releer la obra reciente de don Jean Meyer escrita al respecto.