Discusión:José María de Llanos

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

sección sin encabezamiento[editar]

Perdonad, en serio, pero ¿a nadie le viene a la cabeza el que pudiese ser un confidente?. No se olviden que fue el confesor de Franco...

Había oído comentarios bastantes desfavorables, de gente de ese mismo barrio. ¿De donde o, de quién, pueden proceder?


Curiosa teoría, que no concierne a una enciclopedia, sino a un foro. ¡Un saludo! ---jps- 05:27 12 feb 2008 (UTC)


En el artículo se hace referencia a las viviendas de Vallecas como "chavolas". Nada más lejos de la realidad. Eran casas normales, bajas, construidas en su mayoría por los propietarios y, no en pocas ocasiones, con la ayuda de los vecinos.

Las chavolas llegaron con el también mencionado "Llanos" y su integración en el barrio de los "marginados sociales". Con éstos, también llegó la droga, el declive y la mala fama del barrio.

Estoy de acuerdo contigo Jamila. Al ser el confesor de Franco, es de cajón.

¡Ah! se me olvidaba...Llanos, al principio, vendía el agua. Pregunten a personas de...unos 80 años, haber que les cuentan. SSeguro


Los autores de las críticas anteriores, ¿tienen alguna fuente que valide esos rumores? --MaeseLeon (discusión) 17:18 18 ago 2008 (UTC)

Sobre el viraje ideológico del Padre Llanos[editar]

El cambio de Llanos del falangismo al comunismo se produce paralelamente a la entrada de los tecnócratas en los gobiernos franquistas. Franco "remató" a los falangistas desde mediados de los 50 hasta la llegada del Plan de Estabilización (1959). Los falangistas fueron cayendo como chinches puesto que Franco dio un giro por las nuevas relaciones con los EEUU. Los principales falangistas históricos que jugaron la carta del "posibilismo falangista", es decir, controlar el ideario de la juventud con el Frente de Juventudes y el ideario social falangista -a la vez que manteniendo una postura antiliberal en lo económico- puesto que fue lo único que conservaron desde 1945 con la derrota del Eje. Las principales figuras fueron básicamente Fernández Cuesta (secretario general del Partido), Elola (jefe del Frente de Juventudes), Girón (ministro de Trabajo), Arrese (que sustituyó al primero como secretario general del Partido en 1956-1957 y fue ministro de Vivienda), Dionisio Martín Sanz (delegado de Sindicatos), etc. Llegado 1959 todos ellos desaparecieron de los puestos clave y pasaron a tener puestos secundarios de escaso rango e importancia en la administración, pues podían ser incómodos ante la nueva orientación del régimen decidido a la liberalización económica, a la que los falangistas se oponían. No es de extrañar que Llanos -que había sido un ferviente falangista- abandonara el barco al ver como Franco enterró los últimos resortes que Falange tenía en su mano.