Director de comunicación

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

El director de comunicación, también conocido por el acrónimo dircom, es un profesional de la comunicación que, teniendo en cuenta los objetivos finales de una organización, define su política comunicativa, establece un plan o estrategia de comunicación para lograr esos objetivos y asume la responsabilidad de la imagen y reputación corporativa. Todo ello dirigido a públicos internos y externos de la organización. Desarrolla su actividad profesional tanto en empresas y organizaciones privadas como en instituciones públicas. Es el más alto responsable de la Comunicación Organizacional (Externa e Interna) y de la Cultura Organizacional.[1]

Función[editar]

A lo largo de los años, la función del Director de Comunicación se ha ido consolidando en las organizaciones y asumiendo más competencias. Es el responsable de diseñar la estrategia general de comunicación según los distintos grupos de interés o públicos objetivo (internos y externos), controlar el posicionamiento, la marca y la percepción, gestionar directamente las distintas áreas que dependen de la dirección de comunicación, coordinar las relaciones públicas de la organización, las relaciones con la prensa y los medios, participar activamente en el desarrollo del sector de la comunicación y desarrollar el trato directo y personal con los colaboradores externos.

En el ámbito externo, el director de comunicación aporta notoriedad (reconocimiento de la marca y posicionamiento en medios de comunicación mediante patrocinio o publicidad), reputación (participando en seminarios, conferencias, publicaciones, escribiendo artículos…), captación, y fidelización. En el ámbito interno, la dirección de comunicación aporta información (a los profesionales para desempeñar su trabajo), comunicación (establece canales y articula mensajes) y fidelización (consigue orgullo de pertenencia).

Entonces se habla de dirección de comunicación social por la convergencia que se tiene sobre una institución, más allá de su generación de poder en cuanto a su función. Contagia de contenidos a los que generen identidad con la marca, haciendo que exista un sentido comunicativo interno y externo.

Posición[editar]

La dirección de comunicación es una posición clave en el desarrollo de la estrategia integral de la compañía. El director de comunicación es, por definición, un puesto estratégico que debería estar integrado en el equipo de dirección y gestión al más alto nivel.

Las 8 principales valencias para el perfil del dircom son: estratega creativo, asesor, político, planificador, defensor de conductas, animador de grupos, abogado de público, ingeniero de emociones (Joan Costa).

Para lograr una gestión de la comunicación eficaz se plantean seis áreas de trabajo principales, entre otras, (ya sea con una o varias personas que se responsabilicen de cada una de ellas o el propio director de comunicación quien las asuma). Este modelo se aplicará en función de la dimensión y las necesidades de cada empresa o institución:

  • Imagen Corporativa: Gestión de Marca y Branding. Publicidad y Relaciones Públicas. Reputación e Identidad.
  • Relaciones con la Prensa y los Medios de Comunicación.
  • Comunicación Interna: Recursos Profesionales, Recursos Humanos, Gobierno Corporativo, Comunicación de Conflicto, Poder, Cambio y Crisis. Comunicación Organizacional.
  • Eventos y Protocolo: Patrocinio y Mecenazgo.
  • Relaciones Institucionales: Relaciones con los Poderes y el Sector Público/Administración Estatal, Relaciones con las empresas del sector, Lobbies y Grupos de Presión.
  • Responsabilidad Social Corporativa/Empresarial.
  1. Carlavilla, Julio; Rosana Rumschisky y Julio Carlavilla (2013). Asociación de Directivos de Comunicación: 1 - 2 http://web.archive.org/web/http://www.unionprofesional.com/UserFiles/File/seminarios/Adicional_El-director-de-comunicacion-ideal.pdf |urlarchivo= sin título (ayuda). Archivado desde el original el 24 de noviembre de 2015. 

Perfil[editar]

Para llevar a cabo sus funciones adecuadamente, el director de comunicación ha de contar con:

  • Amplia experiencia contrastada en puestos de responsabilidad en materia de comunicación.
  • Formación universitaria, preferiblemente con estudios de postgrado específicos.
  • Capacidad de gestión de recursos humanos y en el ámbito económico.
  • Dominio de idiomas.
  • Capacidad de liderazgo y creatividad.
  • Amplio conocimiento en las teorías de la información y comunicación.
  • Conocimientos en diseño de estrategias de comunicación.
  • Conocimiento en las técnicas de diseño y desarrollo de soportes digitales.
  • Conocimientos sólidos en las áreas de economía, publicidad, relaciones públicas, marketing, política, sociología, ética y deontología.
  • Caracterizarse por la predisposición al trabajo en equipos multidisciplinarios.

Enlaces externos[editar]