Diego de Ocaña

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

Fray Diego de Ocaña (Ocaña, 1565-México, 1608) fue un religioso español de la Orden de San Jerónimo, evangelizador y explorador viajó por América del Sur antes de establecerse en 1605 en México. Dejó pinturas y dibujos de las gentes y tierras por las que atravesó, una Relación del Viaje de fray Diego de Ocaña por el Nuevo Mundo y una comedia dedicada a la Virgen de Guadalupe.

Biografía[editar]

Fray Diego de Ocaña, llegó a Potosí el año 1600. Entre sus pinturas más célebres está la ‘Virgen de Guadalupe’, de la que hizo una para Potosí (1600), otra para Chuquisaca (1601, a la que se le construyó un santuario) y una tercera se halla en Lima, Perú.[1]

Pintor que actúa en Charcas. Es un humanista que va creciendo en talla intelectual a través de su paso por América. Como escritor ha dejado una relación de su viaje por Perú, Chile y la Audiencia de Charcas. Esta relación, que se halla actualmente en la Biblioteca de la Universidad de Oviedo, es de sumo interés. Esta relación ilustrada con dibujos de mano de Ocaña es muy útil para dar nuevos derroteros para la comprensión de la vida y la acción de la sociedad virreinal a comienzos del siglo XVII.

Escribió en 1601, en Potosí, una ‘Comedia de Nuestra Señora de Guadalupe y sus Milagros’ que luego representa en Chuquisaca y que constituye la más antigua pieza de teatro que se conoce en el territorio de la Audiencia, arcaica en algunos aspectos de la composición de los personajes”.

Cerro Rico de Potosí: Octava maravilla del mundo[editar]

Cerro de Potossi, octava maravilla del mundo. Fray Diego de Ocaña

Fray Diego de Ocaña muestra al Cerro de diferente forma, donde incluye las vetas y las bocaminas abiertas, con el título "Cerro de potossi, Octaba Maravilla del Mundo", incluyendo una leyenda el pie del Cerro:[2]

Guayna potossi, en lengua de indio se llama este cerro pequeño quiere decir hijo de potossi, al norte esta es la octava maravilla del mundo y la mayor de todas; pues es todo este cerro de plata. Tiene por la parte de abajo en circuyto y en Redondo medido con cordel once mill y treinta y tres baras. Trabajan dentro de este cerro, todos los días, ocho mil indios, todos con velas de sebo...

Al mismo tiempo realiza un descripción:

Ahora será justo tratar del cerro de Potosí y del lugar y de los indios, y de las cosas que hay y gastos que se hacen; que en todo el universo pienso que no hay cosa más grandiosa que ver, un cerro mayor de que Cabeza Aguda y todo de plata que no hay puñado de tierra en él que no sea plata; de donde tantos millones se llevan a España cada año...

Véase también[editar]

¨

Referencias[editar]

  1. Elias Blanco: Fray Diego de Ocaña [1]
  2. OCAÑA, Fray Diego de y ALVAREZ, Arturo: "Un viaje fascinante por la América Hispana del Siglo XVI", Studium, Madrid, 1969 [2]

Enlaces externos[editar]