Delito flagrante

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

In flagranti [crimĭne] (del latín, 'en flagrante delito') o, también, castellanizado como in fragranti (en flagrancia), o infraganti[1]​ es un término jurídico utilizado para indicar que se fue sorprendido en el acto de cometer un delito (compárese con corpus delicti).[2]​ Las expresiones «atrapado con las manos en la masa» y «atrapado en el acto» son sinónimos más coloquiales.

Aparte del significado legal, el término latino se utiliza a menudo coloquialmente como eufemismo para referirse a alguien que es sorprendido en plena actividad sexual.

Etimología[editar]

La frase combina el participio activo presente flagrāns (flamear o arder) con el sustantivo crimĭne (ofensa, fechoría o crimen). En este término la preposición latina in, que no indica movimiento, toma el ablativo. La traducción literal más aproximada sería «un delito flagrante», donde «flagrante» una metáfora de acción vigorosa y muy visible.

Importancia de la definición[editar]

El concepto de flagrante tiene que ver con la inmediatez del delito. El hecho que un delito sea o no flagrante tiene importancia en dos ámbitos del derecho:

  • Por un lado, cuando se captura a un delincuente in flagranti delicto o in fraganti, la autoridad ha podido comprobar en persona cómo se estaba cometiendo, por lo que es mucho más fácil probar en un procedimiento penal la culpabilidad del acusado.
  • En segundo lugar, en Derecho existen ciertas excepciones para aquellos casos en los que alguien se encuentra in flagrante delicto. Si bien en ocasiones es necesario llevar a cabo una serie de procedimientos procesales a la hora de efectuar ciertas acciones policiales, en casos de delito flagrante dichos procedimientos pueden exceptuarse, con la finalidad de evitar que el delito se consume. Ejemplos de estas excepciones son:
    • En ciertos países es necesario autorización judicial para entrar en una casa ajena, para proteger el derecho a la intimidad. Esta autorización muchas veces tiene la excepción de que existan sospechas fundadas de que en ese momento se esté cometiendo un delito.
    • Existen ciertos cargos públicos denominados aforados, que requieren de requisitos previos para poder ser detenidos (solicitud rogatoria al Congreso, por ejemplo). También existe la excepción de que se esté produciendo un delito flagrante, en cuyo caso el sujeto puede ser detenido directamente.

A nivel mundial[editar]

En muchos países latinoamericanos, ser sorprendido en flagrancia es un requisito legal común tanto para la detención como para el registro y la incautación. Naturalmente, ser sorprendido en flagrancia facilita la obtención de condenas; en algunas jurisdicciones en las que la policía no es experta en la investigación y el uso de la ciencia forense no está extendido, puede ser difícil obtener una condena de otra manera. En ocasiones, los gobiernos con estos requisitos constitucionales han sido acusados de estirar la definición de in fraganti para llevar a cabo detenciones ilegales. En Brasil, un miembro del Congreso Nacional no puede ser detenido a menos que se le sorprenda en flagrante delito sin posibilidad de fianza, y si la detención de un miembro debe continuar o no es decidida por sus pares parlamentarios.

Referencias[editar]

  1. ASALE, RAE-. «infraganti | Diccionario de la lengua española». «Diccionario de la lengua española» - Edición del Tricentenario. Consultado el 28 de enero de 2022. 
  2. ASALE, RAE-. «in fraganti | Diccionario de la lengua española». «Diccionario de la lengua española» - Edición del Tricentenario. Consultado el 28 de enero de 2022.