Day trading

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

Day trading (en español, trading intradiario) es una estrategia de trading consistente en la negociación de instrumentos financieros, incluyendo su compra y venta, llevada a cabo dentro del mismo día de negociación. Todas las posiciones estarán cerradas antes de que el mercado cierre. Muchos traders no son tan estrictos o podría tener el day trading como un componente de toda su estrategia. Los traders que participan en el day trading son llamados day traders (en español, traders intradiarios). Los métodos de negociación rápida contrastan con la estrategia de la negociación a largo plazo. Algunos de los instrumentos financieros operados a través del day trading incluyen acciones, opciones, divisas y contratos de futuros.

El day trading solía ser una actividad exclusiva de firmas financieras y especuladores profesionales. Muchos day traders son empleados de bancos o firmas de inversión que trabajan como analistas de mercado. Sin embargo, con la llegada del trading electrónico y el trading de margen, el day trading ahora está disponible a inversores minoristas.

Características[editar]

Algunos day traders usan una técnica intradía conocida como scalping, en la cual el trader mantiene la posición por unos pocos minutos o segundos.

La mayoría de traders salen de su posición antes de que el mercado cierre para evitar gaps de precio negativos inmanejables entre el día de cierre y el día de apertura siguiente. Otra razón es para maximizar el poder de day trading.[1]​ Otros traders creen que ellos deberían "dejar las ganancias correr", así que aceptable mantener una posición después de que el mercado cierra.[2]

Los day traders a veces piden dinero prestado para operar. Esto es llamado "trading de margen". Debido a que los intereses de margen son tipícamente cargados solo cuando la operación pasa de un día a otro, el trader podría no pagar comisiones por el beneficio del margen, aunque existe el riesgo de margin call.

El day trading es un modo de especulación. La especulación se considera negativamente como comportamiento personal y debido al daño significativo potencial a la economía real.[3][4][5]

Ganancias y riesgos[editar]

Debido a la naturaleza del apalancamiento financiero y los rápidos retornos que son posibles, los resultados de operaciones diarias pueden variar desde extremadamente rentables a extremadamente no rentables, y los operadores de perfiles de alto riesgo pueden generar enormes retornos porcentuales o enormes pérdidas porcentuales. Debido a las altas ganancias (y pérdidas) que el trading diario hace posible, estos comerciantes a veces son descritos como "bandidos" o "apostadores" por otros inversionistas.

La negociación diaria es arriesgada, especialmente si cualquiera de los siguientes está presente durante el trading:

  1. negociar el juego / sistema de un perdedor en lugar de un juego que al menos es ganable,
  2. capital de riesgo inadecuado con el exceso de estrés asociado de tener que "sobrevivir",
  3. administración de dinero incompetente (es decir, ejecutar mal los negocios).[6][7]

El uso común de comprar con margen (usar fondos prestados) amplifica las ganancias y pérdidas, de modo que pueden producirse pérdidas o ganancias sustanciales en un período de tiempo muy corto. Además, los brókers generalmente permiten mayores márgenes para los day traders. En los EE. UU., por ejemplo, mientras que los márgenes de la noche a la mañana requeridos para mantener una posición accionaria son normalmente el 50% del valor de la acción, muchos corredores permiten que las cuentas de traders de día de patrones usen niveles tan bajos como 25% para compras intradiarias. Esto significa que un day trader con el mínimo legal de $ 25,000 en su cuenta puede comprar acciones por $ 100,000 (4x de apalancamiento) durante el día, siempre que la mitad de esas posiciones sean cerradas antes del cierre del mercado. Debido al alto riesgo de uso de márgenes, y de otras prácticas del day trading, un day trader a menudo tendrá que salir de una posición perdedora muy rápidamente, para evitar una pérdida mayor, inaceptable, o incluso una pérdida desastrosa, mucho más grande que su inversión original, o incluso más grande que sus activos totales.

Técnicas[editar]

Las siguientes son varias estrategias básicas por las cuales los comerciantes del día intentan obtener ganancias. Además de esto, algunos comerciantes de día también usan estrategias contrarias (inversas) (más comúnmente vistas en el trading algorítmico) para comerciar específicamente contra el comportamiento irracional de los comerciantes de día que utilizan estos enfoques. Es importante que un comerciante se mantenga flexible y ajuste sus técnicas para adaptarse a las cambiantes condiciones del mercado.[8]

Algunos de estos enfoques requieren poner en corto existencias en lugar de comprarlas: el comerciante toma prestado acciones de su corredor y vende las acciones prestadas, esperando que el precio caiga y pueda comprar las acciones a un precio menor. Hay varios problemas técnicos con las ventas en corto: el corredor puede no tener acciones para prestar en un tema específico, el corredor puede solicitar la devolución de sus acciones en cualquier momento, y la Comisión de Bolsa y Valores de EE. UU. en ventas en corto (ver regla de aumento para más detalles). Algunas de estas restricciones (en particular, la regla de aumento) no se aplican a las transacciones de acciones que en realidad son acciones de un fondo cotizado en bolsa (ETF).

Seguimiento de tendencias[editar]

El seguimiento de la tendencia, una estrategia utilizada en todos los marcos temporales de negociación, supone que los instrumentos financieros que han estado subiendo constantemente continuarán aumentando, y viceversa con la caída. El seguidor de tendencias compra un instrumento que ha estado subiendo, o short vende uno que cae, con la expectativa de que la tendencia continúe.

Inversión contraría[editar]

La inversión contraria es una estrategia de tiempo de mercado utilizada en todos los marcos temporales de negociación. Supone que los instrumentos financieros que han estado subiendo constantemente se revertirán y comenzarán a caer, y viceversa. El comerciante contraria compra un instrumento que ha estado cayendo, o vende en corto, en alza, con la expectativa de que la tendencia cambie.

Trading de rango[editar]

El trading de rango es un estilo de trading en el que se ven las acciones que han estado subiendo desde el soporte o cayendo desde la resistencia. Es decir, cada vez que la acción alcanza un nivel alto, vuelve a caer a la baja, y viceversa. Tal acción se dice que es "operar en un rango", que es lo opuesto a la tendencia. El operador de la gama, por lo tanto, compra las acciones al precio bajo o cerca de este, y vende (y posiblemente vende en corto) al máximo. Un enfoque relacionado con el trading de rango es buscar movimientos fuera de un rango establecido, llamado ruptura (el precio se mueve hacia arriba) o un desglose (el precio se mueve hacia abajo), y asumir que una vez que el rango se ha roto los precios continuarán en esa dirección para algunos hora

Trading de devoluciones[editar]

El comercio de devoluciones es un estilo de negociación de acciones que utiliza reembolsos de ECN como fuente principal de ganancias e ingresos. La mayoría de los ECN cobran comisiones a los clientes que desean que sus pedidos se llenen inmediatamente con los mejores precios disponibles, pero los ECN pagan comisiones a compradores o vendedores que "agregan liquidez" colocando órdenes de límite que crean "creación de mercado" en un valor. Los comerciantes de reembolsos tratan de ganar dinero con estos reembolsos y, por lo general, maximizarán sus rendimientos negociando acciones de alto volumen y bajo precio. Esto les permite negociar más acciones y aportar más liquidez con una cantidad fija de capital, al tiempo que se limita el riesgo de que no puedan salir de una posición en la acción.

Trading de noticias[editar]

La estrategia básica del juego de noticias es comprar una acción que acaba de anunciar buenas noticias, o una venta corta con malas noticias. Tales eventos proporcionan una enorme volatilidad en una acción y, por lo tanto, la mayor posibilidad de obtener ganancias (o pérdidas) rápidamente. Determinar si las noticias son "buenas" o "malas" debe determinarse por la acción del precio de las acciones, porque la reacción del mercado puede no coincidir con el tono de las noticias en sí. Esto se debe a que los rumores o estimaciones del evento (como los emitidos por analistas del mercado y de la industria) ya se habrán distribuido antes del lanzamiento oficial, lo que provocará que los precios se muevan con anticipación. Por lo tanto, el movimiento de los precios causado por las noticias oficiales estará determinado por cuán buenas son las noticias en relación con las expectativas del mercado, no por lo bueno que sea en términos absolutos.

Acción del precio[editar]

Manteniendo las cosas simples también puede ser una metodología efectiva cuando se trata de comercio.Hay grupos de comerciantes conocidos como operadores de acción de precios que son una forma de comerciantes técnicos que se basan en el análisis técnico pero no dependen de indicadores convencionales para señalar ellos en la dirección de un comercio o no. Estos operadores confían en una combinación de movimiento de precios, patrones de gráfico, volumen y otros datos de mercado para medir si deben o no realizar un intercambio. Esto se considera como un enfoque "simplista" y "minimalista" para el comercio, pero de ningún modo es más fácil que cualquier otra metodología de negociación. Requiere una sólida formación para entender cómo funcionan los mercados y los principios básicos dentro de un mercado, pero lo bueno de este tipo de metodología es que funcionará en prácticamente cualquier mercado que exista (acciones, divisas, futuros, oro, petróleo, etc. .).

Inteligencia artificial[editar]

Se estima que un tercio de las operaciones bursátiles en 2005 en los Estados Unidos se generaron mediante algoritmos automáticos o transacciones de alta frecuencia. El mayor uso de algoritmos y técnicas cuantitativas ha llevado a una mayor competencia y menores ganancias.[9]

Costo[editar]

Comisiones[editar]

Las comisiones para brókers de acceso directo se calculan en función del volumen. Cuantas más acciones se negocien, más barata será la comisión. La comisión promedio por operación es de aproximadamente $ 5 por abrir y cerrar la posición. Mientras que un bróker minorista puede cobrar $7 o más por operación independientemente del tamaño, un agente de acceso directo típico puede cobrar desde $ 0.01 a $ 0.0002 por acción negociada (de $ 10 a $ 0.20 por cada 1000 acciones), o $ 0.25 por contratos de futuros. Un scalper puede cubrir dichos costos incluso con una ganancia mínima.

Margen[editar]

La diferencia numérica entre los precios de oferta y demanda se conoce como el diferencial de oferta y demanda. La mayoría de los mercados mundiales operan en un sistema basado en bid-ask.

Los precios de venta son precios de ejecución inmediata (mercado) para compradores rápidos (compradores de pedidos) mientras que los precios de oferta son para vendedores rápidos (compradores de ofertas). Si una transacción se ejecuta a precios cotizados, cerrar la operación inmediatamente sin esperar siempre causaría una pérdida porque el precio de la oferta siempre es menor que el precio solicitado en cualquier momento.

El spread bid-ask es dos caras de la misma moneda. El spread puede verse como bonos comerciales o costos según diferentes partes y diferentes estrategias. Por un lado, los traders que NO desean poner en cola su pedido, sino que pagan el precio de mercado, pagan los diferenciales (costos). Por otro lado, los trades que desean esperar la ejecución reciben los diferenciales (bonificaciones).

Datos[editar]

Los datos de mercado son necesarios para los day traders, en lugar de utilizar los datos de mercado diferidos (por cualquier cosa de 10 a 60 minutos, por reglas de cambio) que estén disponibles de forma gratuita. Un feed de datos en tiempo real requiere el pago de tarifas a las respectivas bolsas de valores, generalmente combinado con los cargos del corredor; estas tarifas suelen ser muy bajas en comparación con los otros costos de negociación. Las tarifas pueden no aplicarse con fines promocionales o para los clientes que cumplan con un volumen mensual mínimo de intercambios. Incluso un day trader moderadamente activo puede cumplir estos requisitos, haciendo que la información básica sea esencialmente "gratuita".

Además de los datos de mercado sin procesar, algunos comerciantes compran datos más avanzados que incluyen datos históricos y funciones como escanear grandes cantidades de acciones en el mercado en vivo para actividades inusuales. El análisis complicado y el software de gráficos son otras adiciones populares. Este tipo de sistemas puede costar de decenas a cientos de dólares por mes para acceder.

Notas y referencias[editar]

  1. «Day-Trading Margin Requirements: Know the Rules». FINRA. Consultado el 6 de septiembre de 2017. 
  2. Sale, Robert (2001). Trading Strategies for Direct Access Trading: Making the Most Out of Your Capital
  3. The damage of speculation
  4. http://www.jstor.org/stable/2376347?seq=12#page_scan_tab_contents
  5. http://www.newadvent.org/cathen/14211a.htm
  6. «U.S. government warning about the dangers of day trading». 
  7. Gomez, Steve; Lindloff, Andy (2011). Change is the only Constant. IN: Lindzon, Howard; Pearlman, Philip; Ivanhoff, Ivaylo. The StockTwits Edge: 40 Actionable Trade Set-Ups from Real Market Pros. Wiley Trading. ISBN 978-1118029053. 
  8. Gomez, Steve (October 2009). «Adapting To Change». SFO Magazine (republished on Trader Planet, 2013). Consultado el 17 de octubre de 2013. 
  9. Charles Duhigg. Artificial intelligence applied heavily to picking stocks - Business - International Herald Tribune. November 23, 2006.

Enlaces externos[editar]