Cruz de Piasca

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

La cruz de Piasca es una escultura gótica cruciforme proveniente de Liébana, esmaltada en limosinos, ejemplo destacado de la escultura de la época en Cantabria, España.[1]​ Se conservaba en Piasca, donde estuvo el monasterio de Santa María la Real, del cual queda la iglesia; pero tras muchas vicisitudes decidió trasladarse al Museo Diocesano, sito en Santillana del Mar, para su seguridad.[2]

Estilísticamente se encuentra en un estadio intermedio entre el Románico y el Gótico. Fue elaborada en el siglo XIII en Limoges, Francia, localidad cuyos talleres gozaron de grandísima fama durante la Edad Media. Se trata de una cruz doble de cobre dorado y esmaltada al champlevé. No se conserva entera, pues se han perdido los remates de los brazos.[2]

Referencias[editar]

  1. Bar Cendón, Antonio (1995). De la montaña a Cantabria. La construcción de una comunidad autónoma. Universidad de Cantabria. p. 102. ISBN 8481021121. 
  2. a b www.portalcantabria.es; Monasterio de Santa María la Real Archivado el 5 de diciembre de 2011 en la Wayback Machine. (Última consulta: 27 de octubre de 2011).