Crisis económica en Brasil desde 2014

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

La crisis económica en Brasil desde 2014 es el deterioro que se empezó a advertir en los principales indicadores macroeconómicos de la República Federativa de Brasil a partir del año 2014, y cuyas consecuencias se han extendido en el tiempo hasta la actualidad, no sólo en el plano económico sino también en el político y el social. Uno de los síntomas de la crisis es la fuerte recesión económica. Fue la peor recesión de la historia del país, con una caída en el Producto interior bruto (PIB) durante dos años consecutivos.[1][2]​ La economía se contrajo cerca de 3,8 % en 2015.[3]​ En septiembre de 2016, la tasa de desempleo llegaba a 11,8 %, alcanzando 12 millones de brasileños.[4]

La crisis económica fue acompañada de una crisis política, resultando en protestas contra el gobierno por todo el país. Dilma Rousseff, presidente en la época, fue alejada del cargo definitivamente en agosto de 2016 con su impeachment y en su lugar asumió su vice, Michel Temer, que prometió adoptar medidas para recuperar la economía.

Entre las causas señaladas para la crisis económica se encuentran la crisis política mencionada y el fin del ciclo de altos precios de los "commodities" en el mercado externo, que afectó las exportaciones brasileñas.y disminuyó la entrada de capital extranjero al país. Sin embargo, la causa principal fue interna y está asociada a medidas económicas que no lograron los resultados esperados. Adoptado a partir de 2011, el conjunto de medidas conocido como la nova matriz econômica (pt) (nueva matriz económica, en traducción libre), que incluía políticas de fuerte intervención gubernamental en la economía, reducción de las tasas de interés, aumento de los gastos estatales, concesiones de los subsidios y la intervención de precios, crearon la crisis de sostenibilidad fiscal que siguió.

En junio de 2017, el PIB subió uno por ciento en el primer trimestre del año, siendo el primer aumento, después de ocho caídas trimestrales consecutivas.[5]​ El ministro de la hacienda, Henrique Meirelles, dijo que el país "salió de la mayor recesión del siglo".

Contexto político[editar]

Posesión de Dilma Rousseff el día 1º de enero de 2015, al lado de su vice, Michel Temer.

La crisis se manifestó de diversas formas y tuvo como agravante la crisis política en el país.[6]Dilma Rousseff, candidata del Partido de los Trabajadores, venció la elección presidencial de 2014, derrotando al candidato del PSDB, Aécio Nieves. Sin embargo, la victoria fue muy apretada, habiendo sido la disputa presidencial más acirrada de la historia.[7]​ La campaña presidencial fue marcada por tumultos y controversias, principalmente debido a la Operación Lava Jato, que sacaba a la luz un enorme esquema de corrupción que alcanzaba en lleno la clase política y partidos.[8]

En 2015, la crisis económica, así como el avance de la Lava Jato, hizo con que, a lo largo del año, millones de personas fueran a las calles a protestar contra el gobierno en todo el territorio nacional. Manifestaciones en defensa de Dilma también ocurrían. En diciembre, el presidente de la Cámara de los Diputados, Eduardo Cunha, aceptó un pedido de impeachment contra Dilma por crimen de responsabilidad.[9]

Manifestación en São Paulo contra el gobierno el 15 de marzo de 2015.

El 12 de mayo de 2016, el Senado Federal alejó a Dilma Rousseff del cargo de presidente por 180 días. Inmediatamente, su vice Michel Temer asume interinamente el cargo. El 31 de agosto, el Senado hizo el juicio final que removió a Dilma del cargo en carácter definitivo.[10]​ Durante sus primeros meses frente a la presidencia de la república, Temer se envolvió en controversias debido a ministros de su gobierno que estaban siendo investigados en el ámbito de la Lava Jato, así como el propio presidente. El escándalo vino a público con audios divulgados del expresidente de la Transpetro, Sérgio Hacha, en delação premiada.

En 2017, nuevos escándalos sacudieron al gobierno. En 17 de mayo, los propietarios del frigorífico JBS dijeron, en delação, que grabaron el presidente Michel Temer autorizando la compraventa del silencio del diputado cassado y expresidente de la Cámara de los Diputados, Eduardo Cuña, cuando él ya se encontraba prendido pela Lava Jato. En una grabación de audio, uno de los dueños de la empresa habría dicho a Temer que estaba pagando una "mesada" a Cuña a fin de que permaneciera callado en la prisión. Ese escándalo generó varias protestas populares e hizo con que se fuera cuestionando si Temer podría continuar en el cargo de presidente. El escándalo afectó la tramitación de las reformas propuestas por el gobierno que visan la recuperación económica.[11]

Causas[editar]

Internas[editar]

La principal causa de la crisis fue interna y está asociada a medidas económicas que no lograron los resultados esperados.[12]

En 2013, antes del inicio de la crisis, la revista británica The Economist ya había hecho críticas a la gestión económica del gobierno, habiendo lanzado un informe de 14 páginas sobre el asunto, que fue materia de portada.[13]​ La materia hace contraste entre dos momentos discrepantes de la economía brasileña. Antes, el país señalizaba un futuro bastante prometedor al registrar un crecimiento del 7,5% en 2010, siendo el mejor desempeño en décadas. Para aumentar el entusiasmo, Brasil fue escogido para acoger tanto la Copa del Mundo en 2014 como los Juegos Olímpicos en 2016. Sin embargo, Brasil hizo pocas reformas durante los años de boom económico. La materia afirma también que el sector público brasileño impone un fardo particularmente pesado en el sector privado.[14]

Externas[editar]

The Economist afirmó más tarde, en 2015, que las causas inmediatas de la crisis eran externas. La publicación dice que la presidente Dilma Rousseff podría haber aprovechado mejor la onda de commodities del primer mandato de ella para disminuir el Estado hinchado, que traga 36% del PIB. En vez de eso, el gobierno optó por garantizar préstamos subsidiados e incentivos fiscales onerosos para industrias favorecidas. La subsecuente caída de los precios de las commodities explica, en parte, la crisis.[15]

Otro factor externo apuntado fue la recesión de la economía china, Desde el final de la década de 1990 hasta el inicio de 2012, hubo un aumento significativo en el precio de las commodities en el mercado internacional, impulsado por la creciente demanda de China.[16]

Características[editar]

Recesión[editar]

Alteración porcentual del Producto interior bruto (PIB) de Brasil, según datos del IBGE.[17]​ Se percibe el bajo crecimiento en 2014 y las fuertes caídas los años siguientes.

Las señales de que una fuerte recesión vendría ya se percibió en 2014, cuando el crecimiento del PIB fue de solo 0,4 por ciento. En 2015, la economía se contrajo en 3,8 por ciento, siendo la peor recesión desde 1990, durante el gobierno de Collor.[3]​ Sin embargo, en 2016, el PIB tuvo otra caída fuerte, lo que hizo con que la recesión se hiciera la peor de la historia. Fue la primera vez, desde la década de 1930, que el país estuvo en recesión por dos años seguidos. En este período, el PIB per cápita cayó 11 por ciento.[18]

En el primer trimestre de 2017, fue registrado un aumento del PIB de 1 por ciento, siendo el primer aumento desde el inicio de 2015.[19]

Desempleo[editar]

Tasa de desempleo.[20]​ Cada línea vertical corresponde a un mes

El desempleo, en 2014, aún no había dado señales que aumentaría. En la media del año, la tasa quedó en 6,8 por ciento, siendo la más pequeña tasa de entre los dos años anteriores.[21]​ En el cierre del año, fue registrada una tasa de 4,8 por ciento en las grandes metrópolis, tales como São Paulo y Belo Horizonte. Fue la más pequeña tasa de desempleo desde 2003, año en que el IBGE adoptó la actual metodología de análisis.[22]

Sin embargo, los años de 2015 y 2016, la crisis económica causó un aumento significativo del desempleo. 2015 concluyó con una tasa de 8,5 por ciento y 2016 concluyó con 11,5 por ciento, según el IBGE. En números absolutos, eso representa 12,3 millones de brasileños desempleados.[23]

El auge del desempleo fue verificado en marzo de 2017, cuando el país contaba con aproximadamente 14 millones de desempleados. El mes siguiente, abril, fue registrado una pequeña caída en la tasa de desempleo. Se trató de la primera caída desde 2014. El desempleo en abril, que fue de 13,6 por ciento, aún era considerado muy elevado.[24]

Durante todo el período de crisis, se notó que, antes de la crisis, en febrero de 2014, había 6,6 millones de desempleados en el país, cifra que se duplicó desde entonces hasta marzo de 2017, cuando se contabilizaron 13,4 millones de personas sin trabajo.[25]

Índice de precios al consumo[editar]

tasa de inflación anual.[26]​ de 1996 a 2016

La inflación anual alcanzó un máximo histórico del 5,68 % en diciembre de 2014.[27]​ Los precios no dejaron de aumentar hasta julio de 2015, donde el IPC marcó el 10,7 %, su nivel más alto desde 2002.[28]​ Tras cuatro meses consecutivos de caídas, el IPC desciende en marzo de 2016 a 9%, coincidiendo con el retroceso del precio del petróleo y con el abaratamiento de algunos alimentos.[29]

Déficit presupuestario[editar]

Brasil está experimentando actualmente una crisis fiscal y un creciente déficit presupuestario que, según Bloomberg, ha sido "el mayor déficit presupuestario primario" ... "ya que una recesión económica de dos años socavó la recaudación de impuestos mientras los gastos crecieron aún más.[30]​ El déficit público alcanzó los 5.800 millones de reales (U $ 1.700 millones) durante los primeros tres meses de 2016, el más amplio reportado desde diciembre de 2001. La recesión de dos años puede explicarse por la disminución de los ingresos públicos por impuestos, Causados ​​por la recesión, mientras que los gastos del gobierno han estado creciendo constantemente. [31]

Emigración[editar]

Número de declaraciones de emigración definitiva del país. Fuente: Receita Federal.[32]

El número de declaraciones de salida definitiva del país comenzó a crecer en el primer año de la crisis y ha aumentado de manera sostenida desde entonces, según la Receita Federal. Entre los países que recibieron más ciudadanos brasileños estaban Japón y Canadá, que debido al bajo desempleo y el envejecimiento de la población, entre otros motivos, necesitaban de un impulso para disminuir la edad del personal.[32]​ Otro destino fue Portugal, que concedió la ciudadanía portuguesa a 8.000 brasileños sólo en 2016, según la Eurostat.[33]​ Además de la crisis, otro motivo de la emigración fueron los elevados niveles de criminalidad.[34]

Según un empleado de JBJ Partners (una empresa especializada en expatriación a los Estados Unidos), muchos que huyeron de Brasil eran trabajadores calificados:

Hablamos de personas calificadas. El perfil del inmigrante ya no es el del pobre que busca mejores oportunidades. Son altos ejecutivos, que están abandonando sus carreras para abrir un negocio en el extranjero, personas con Ph.D., lo cual es triste porque el país está perdiendo recursos.
Jorge Botrel, un socio de JBJ.[35]

Un informe de la OCDE muestra un número aún más alto. En 2016, 80.000 brasileños emigraron legalmente a uno de los estados miembros de la OCDE, mientras que 99.000 lo hicieron en 2017. Del mismo modo, datos de la Receita Federal muestran que el número de personas dejando el Brasil aumentó en años consecutivos desde el inicio de la crisis.[36]

Impacto en la población[editar]

En 2016 los efectos de la crisis económica fueron ampliamente sentidos por la sobrecarga en los servicios públicos y por la población, que necesitó adaptar las cuentas para la realidad financiera. En consonancia con la investigación realizada por la Confederación Nacional de la Industria (CNI) el año, casi la mitad de los entrevistados (48 %) pasó a usar más transporte público y 34 % dejaron de tener plan de salud.[37]​ La profundización de la crisis económica llevó al 14 % de las familias a intercambiar la escuela de los hijos de particular para pública en junio, con porcentual superior a los verificados en 2012 y 2013, antes de la crisis.[38]​ Además de eso, los consumidores intercambiaron productos por similares más baratos (78 %), esperando liquidaciones para comprar bienes de mayor valor (80 %) y ahorrando más para el caso de necesidad (78 %).[39]

Recuperación[editar]

A finales de agosto de 2015 varios ministros del gobierno de Brasil admitieron en un discurso que la «situación económica y fiscal» de Brasil «es grave» con una economía «de crecimiento débil e inflación alta».[40]​ Para suavizar las consecuencias de la crisis, la presidenta Roussef, anuncia un plan de austeridad que consiste en postergar ajustes salariales y contrataciones del sector público, eliminar 10 de los 39 ministerios, reducir 1.000 empleos estatales y recrear un viejo impuesto a las transacciones financieras. [41]

Henrique Meirelles, Ministro de la Hacienda del gobierno de Michel Temer.

Desde el impeachment de Dilma Rousseff y la consecuente llegada de Michel Temer al poder, varias medidas, en su mayoría vistas como impopulares, fueron propuestas visando la recuperación de la economía del país. En el comienzo de 2017, ya había señales de recuperación económica, pero se concuerda que el proceso sería muy largo y lento.[42][43]​ Se propusieron, entre otras medidas:

  • La PEC del Techo de los Gastos — propuesta de enmienda a la constitución, aprobada en diciembre de 2016, que establece un límite para el crecimiento de los gastos del Gobierno Federal por los próximos 20 años.[44]
  • Terciarización — proyecto, ya aprobado, que permite la terciarización del trabajo también para actividades-fin.[45]
  • Reforma laboral — flexibiliza algunas leyes laborales, alterando la CLT.[46]
  • Reforma de la sanidad — establece criterios más rigurosos para la jubilación y sanidad, estableciendo, entre otros puntos, una edad mínima para jubilarse.[47]

En junio de 2017, fue divulgada la información que el PIB subió uno por ciento en el primer trimestre del año.[19]​ Fue el primer aumento del PIB, después de ocho caídas consecutivas.[5]​ El ministro de la hacienda, Henrique Meirelles, dijo que el país "salió de la mayor recesión del siglo".[48]​ Sin embargo, economistas alertan que el crecimiento del PIB caracteriza sólo el fin de la "recesión técnica" y que aún es pronto para decretar que la crisis acabó. El desempleo continúa alto y aún hay incertidumbres en cuanto al futuro de la economía, especialmente después de escándalos políticos provocados por la delação de la JBS que envuelven al presidente Temer.[49]

Véase también[editar]

Referencias[editar]

  1. «Brasil vive a pior recessão da história». Jornal Hoje (en portugués de Brasil). 7 de marzo de 2017. Consultado el 1 de julio de 2017. 
  2. «Como o Brasil entrou, sozinho, na pior crise da história». revistaepoca.globo.com. Consultado el 1 de julio de 2017. 
  3. a b «Investimentos despencam e PIB cai 3,8% em 2015, na maior recessão desde 1990 - Economia - Estadão». Estadão (en portugués de Brasil). Consultado el 1 de julio de 2017. 
  4. «Desemprego sobe a 11,8% e atinge 12 milhões de pessoas, indica IBGE». Folha de S.Paulo. Consultado el 1 de julio de 2017. 
  5. a b «PIB do Brasil cresce 1% no 1º trimestre de 2017, após 8 quedas seguidas». G1 (en portugués de Brasil). Consultado el 2 de julio de 2017. 
  6. «Impasse político agrava crise, dizem economistas». O Globo (en portugués de Brasil). 19 de marzo de 2016. Consultado el 1 de julio de 2017. 
  7. «Na disputa mais acirrada da história, Dilma é reeleita presidente do Brasil». Folha de S.Paulo. Consultado el 1 de julio de 2017. 
  8. «NY Times: brasileiros lamentam campanha eleitoral feia». www.dci.com.br (en portugués de Brasil). Consultado el 1 de julio de 2017. 
  9. «Eduardo Cunha aceita pedido de impeachment contra Dilma Rousseff - Política - Estadão». Estadão (en portugués de Brasil). Consultado el 1 de julio de 2017. 
  10. «Senado aprova impeachment e Dilma é afastada definitivamente da Presidência». Agência Brasil - Últimas notícias do Brasil e do mundo (en portugués de Brasil). Consultado el 1 de julio de 2017. 
  11. «Acusação contra Temer coloca reformas “no gelo” | EXAME.com - Negócios, economia, tecnologia e carreira». exame.abril.com.br (en portugués de Brasil). Consultado el 1 de julio de 2017. 
  12. Reinaldo Gonçalves (enero de 2017). «Conjuntura internacional, falhas nacionais e crescimento econômico.» (PDF) (en portugués). IE UFRJ Discussion Paper. 
  13. «The Economist - World News, Politics, Economics, Business & Finance». The Economist. Consultado el 1 de julio de 2017. 
  14. «O Brasil estragou tudo?, questiona revista 'The Economist'». Folha de S.Paulo. Consultado el 1 de julio de 2017. 
  15. «Causas imediatas da crise econômica brasileira são externas, diz The Economist - Notícias - R7 Economia». noticias.r7.com (en portugués de Brasil). Consultado el 1 de julio de 2017. 
  16. «Entenda a crise econômica». Agência Brasil - Últimas notícias do Brasil e do mundo (en portugués de Brasil). Consultado el 2 de julio de 2017. 
  17. «Economia encolhe 3,6% em 2016, e país tem pior recessão da História». O Globo (en portugués de Brasil). 7 de marzo de 2017. Consultado el 2 de julio de 2017. 
  18. «Como o Brasil entrou (e pode sair) da maior recessão da história | EXAME.com - Negócios, economia, tecnologia e carreira». exame.abril.com.br (en portugués de Brasil). Consultado el 1 de julio de 2017. 
  19. a b «PIB do primeiro trimestre cresce 1% após oito quedas seguidas». Jornal Nacional (en portugués de Brasil). 1 de junio de 2017. Consultado el 2 de julio de 2017. 
  20. «Desemprego | Pnad | IBGE». 6 de noviembre de 2017. Consultado el 26 de noviembre de 2017. 
  21. Brasil, Portal. «Desemprego do Brasil cai a 6,8% em 2014 e é o menor dos últimos dois anos, aponta IBGE». Portal Brasil (en portugués de Brasil). Consultado el 2 de julio de 2017. 
  22. «Brasil encerra 2014 com a menor taxa de desemprego já registrada». Jornal da Globo (en portugués de Brasil). 29 de enero de 2015. Consultado el 2 de julio de 2017. 
  23. «Desemprego fica em 12% no 4º trimestre de 2016 e atinge 12,3 milhões». G1 (en portugués de Brasil). Consultado el 1 de julio de 2017. 
  24. «Desemprego fica em 13,6% em abril e atinge 14 milhões de brasileiros». G1 (en portugués de Brasil). Consultado el 2 de julio de 2017. 
  25. «Total de desempregados mais que dobrou em 3 anos, calcula IBGE | EXAME.com - Negócios, economia, tecnologia e carreira». exame.abril.com.br (en portugués de Brasil). Consultado el 2 de julio de 2017. 
  26. «Índice Nacional de Preços ao Consumidor Amplo - IPCA». Portalbrasil.net. Consultado el 10 de novembro de 2017. 
  27. «Inflación en Brasil aumenta a 5.68%». 2014. 
  28. «La inflación en Brasil sube al 10,7%, la más alta desde 2002». 2015. 
  29. «La recesión golpea a Brasil y la inflación desciende al 9% anual». 22 de junio de 2016. 
  30. «Brazil posts largest budget deficit for february ever» (en inglés). Bloomberg. 2016. Consultado el 18 de mayo de 2016. 
  31. «Brazil records worst ever first quarter budget deficit» (en inglés). 18 de mayo de 2016. 
  32. a b Luiz Guilherme Gerbelli (3 de abril de 2019). «Cresce número de brasileiros que decidem viver no exterior; países oferecem oportunidades de emprego». G1. Consultado el 25 de octubre de 2019. 
  33. Agência Brasil (9 de abril de 2018). «Brasileiros foram os que mais receberam nacionalidade portuguesa em 2016» (en portugués). Consultado el 28 de marzo de 2021. 
  34. Agência Brasil. «Mais de 80 mil brasileiros migram para Portugal em busca de segurança». EXAME (en portugués). Consultado el 28 de marzo de 2021. 
  35. Luísa Melo (17 de diciembre de 2017). «Com a crise, dispara a quantidade de brasileiros que desistem de viver no Brasil». G1. Consultado el 25 de octubre de 2019. 
  36. Felipe Betim (19 de septiembre de 2019). «Imigração de brasileiros para países da OCDE subiu 24%, o terceiro maior aumento». El País. Consultado el 25 de octubre de 2019. 
  37. «Recessão gera mudanças de hábitos de consumo na população». O Globo (en portugués de Brasil). 25 de agosto de 2016. Consultado el 1 de julio de 2017. 
  38. «Fotos - Estadao.com.br». Estadão (en portugués de Brasil). Consultado el 1 de julio de 2017. 
  39. «Com crise, brasileiros estão usando mais serviços públicos, diz CNI». Seu Dinheiro (en portugués de Brasil). 25 de agosto de 2016. Consultado el 1 de julio de 2017. 
  40. «El gobierno de Brasil admite que la crisis es grave y llama a la calma». 2015. 
  41. «Brasil anunció un plan de austeridad para enfrentar la crisis económica». 2015. 
  42. «Recuperação da economia brasileira será longa e lenta, aponta 'FT' - Economia - Estadão». Estadão (en portugués de Brasil). Consultado el 2 de julio de 2017. 
  43. «Recuperação da economia brasileira ainda é lenta, diz presidente do Itaú». Folha de S.Paulo. Consultado el 2 de julio de 2017. 
  44. «Temer elogia aprovação da PEC do Teto e minimiza menor número de votos a favor». Agência Brasil - Últimas notícias do Brasil e do mundo (en portugués de Brasil). Consultado el 2 de julio de 2017. 
  45. «Com vetos, Temer sanciona lei que permite terceirização de atividade-fim». Agência Brasil - Últimas notícias do Brasil e do mundo (en portugués de Brasil). Consultado el 2 de julio de 2017. 
  46. «Com flexibilização de vários pontos da CLT, reforma trabalhista divide opiniões». Agência Brasil - Últimas notícias do Brasil e do mundo (en portugués de Brasil). Consultado el 2 de julio de 2017. 
  47. «Reforma terá idade mínima de 62 anos para mulher se aposentar». Agência Brasil - Últimas notícias do Brasil e do mundo (en portugués de Brasil). Consultado el 2 de julio de 2017. 
  48. «PIB sobe 1% no 1º trimestre, após oito quedas consecutivas - Economia - Estadão». Estadão (en portugués de Brasil). Consultado el 2 de julio de 2017. 
  49. «PIB positivo é 'saída técnica' da recessão, mas recuperação é incerta; entenda». G1 (en portugués de Brasil). Consultado el 2 de julio de 2017.