Contadora de billetes

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

La contadora de billetes es una máquina cuya finalidad es contabilizar papel moneda. Hay tres clases de máquinas para el conteo o revisión de dinero físico: contadoras de billetes, contadoras de monedas y detectores de billetes falsos.

Un detector de billetes falsos es un dispositivo que permite diferenciar los billetes legítimos de los falsos, comprobando para ello mediante diversas tecnologías (ultravioleta, magnética, infrarrojo) distintos mecanismos de seguridad del billete. Cumple la función de verificar algo que no puede observarse directamente. El detector de billetes falsos es un aparato muy demandado por todos aquellos que manejan efectivo, debido a que cada vez es mayor la calidad de las falsificaciones y eso hace que sin su ayuda sea casi imposible distinguir los billetes falsos de los originales.

Contadoras de billetes[editar]

Las contadoras de billetes de banco están disponibles en muchas versiones. La variedad de estos dispositivos va desde máquinas simples para el conteo de billetes de banco preclasificados hasta las contadoras-valorizadoras para el conteo y la valorización de billetes mezclados. Los sistemas de detección de falsificaciones son integrados y ya pertenecen desde mucho tiempo atrás a los accesorios normalizados, integrados en las contadoras de billetes.

La aplicación de un contador de billetes es capaz de hacer el contacto diario con el dinero en efectivo mucho más fácil. Así, este contribuye a una facilitación del trabajo explícita. Al lado de procesos de conteo puros. Los billetes de banco también pueden ser contados en paquetes, clasificados y añadidos con velocidades de hasta 1800 billetes por minuto. A base de materiales de alta calidad, las máquinas para contar billetes son iguales a cargas fuertes a largo plazo.

Donde quiera que muchos billetes deben ser contados, las máquinas contadoras de billetes cargan este trabajo y hacen el contacto con el dinero efectivo más rápido y más exacto. Velocidades de procesamiento de más de 1.000 billetes por minuto documentan este hecho de modo impresionante. Además, las máquinas contadoras de billetes con funciones integradas de detección de la autenticidad ofrecen la protección contra billetes de banco falsificados.

Para contar los billetes del banco es esencial a emplearse con las varias posibilidades de aplicación de contadoras billetes. Estas máquinas frecuentemente unen numerosas funciones en un solo dispositivo: conteo del número de piezas de billetes, funciones de adición para la acumulación de varios resultados de conteo, funciones para la detección de dinero falso (ultravioleta, magnetismo, infrarrojo, hilo de seguridad magnético, tintas magnéticas, etc.), conteo y valorización de billetes mixtos para el conteo de valor, funciones detectoras de billetes dobles, pegados o de calidad mala, etc. Con lo mismo, las contadoras billetes pertenecen al tipo de los dispositivos multioperacionales y se hacen indispensables para la vida diaria del tratamiento del efectivo.

Contadoras de monedas[editar]

El tema del tratamiento de dinero efectivo principalmente incluye los tres objetos siguientes: El tratamiento de billetes de banco por una contadora de billetes p. ej., el tratamiento de monedas y la detección de billetes falsos. Las máquinas para contar monedas conducen —como el nombre ya dice— al tratamiento de monedas. Con altas velocidades grandes cantidades de monedas pueden ser automáticamente contadas y proporcionadas como bultos particulares según se desee. Un contador de moneda es ante todo necesario si las capacidades, que deben ser contadas, no admiten un tratamiento a mano más. Así, la automatización muestra los efectos habituales: Reducción de errores de cálculo, ahorros de coste y de tiempo y descarga del usuario.

Cada uno que trata mucho dinero efectivo sabe el problema: las monedas causan la mayor parte de trabajo con cuentas, provisión y transporte —con un valor comparativamente bajo—. Según la cantidad de monedas, las contadoras hacen la vida más fácil. Varios dispositivos con velocidades de tratamiento diferentes, diferentes insumos y outputs acerca de los saltadores y apiladores descargan los usuarios. Según las capacidades y ciclos de cantidades de moneda el dispositivo conveniente se encuentra para cada necesidad —para dinero en caja más exacto y un tratamiento perfecto del efectivo.

El tratamiento de monedas es técnicamente relativamente complejo. Por lo tanto, se requiere de tecnologías avanzadas capaces de contar y clasificar monedas. Las máquinas de contar monedas son capaces de hacer este proceso de manera rápida y fiable. Según el sistema disponen de funciones adicionales diferentes, como por ejemplo las paradas de moneda, la detección de autenticidad vía reconocimiento de aleación, la clasificación de monedas extranjeras, etc. Según la cantidad de monedas y la intensidad de tratamiento diferentes modelos son recomendados —cuyas velocidades de conteo y funciones de clasificación son ajustables individualmente para cada necesidad.

Detectores de billetes falsos[editar]

Hay solo pocos sectores donde un usuario tiene que confiar en el fabricante con detectores de billetes falsos. Hay detectores de billetes falsos que tienen que pasar pruebas por el Banco Central Europeo para ofrecer una máxima fiabilidad y seguridad al usuario. Solo si el Banco Central como un instituto independiente da testimonio un 100 % reconocimiento de billetes falsos a un detector monetario, el producto garantiza la protección contra billetes falsos.

Cada uno, que usa detectores de billetes para comprobar billetes de banco directamente en el punto de aceptación, tiene que confiar en el dispositivo. Para asegurar un estándar de alta calidad de detectores de billetes, el Banco Central ofrece pruebas a los fabricantes de tales dispositivos para conseguir una auditoría profesional. Por eso, hay detectores electrónicos que fueron certificados por el Banco Central Europeo. Así, un grado máximo de la seguridad es garantizado a los clientes.

Técnicas de detección de billetes falsos[editar]

Existen numerosos tipos de técnicas para detectar billetes falsos:[1]

Detección por luz ultravioleta (UV)[editar]

Los billetes contienen tinta ultravioleta que puede detectarse mediante fósforos fluorescentes a una longitud de onda de 365 nanómetros. Existen detectores especializados en detectar la tinta ultravioleta.

Detección magnética[editar]

Los billetes actuales están escritos con tinta ferromagnética. Los detectores identifican los billetes cuando no tiene esa tinta o los elementos escritos con tinta no están en su posición original.

Detección infrarroja[editar]

Los billetes originales son difíciles de falsificar por la forma en la que se comportan y se relacionan los colores y la luz. Un detector de billetes falsos con luz infrarroja aprovecha estas características para comprobar su comportamiento y detectar si es falso o no en función de cómo absorbe, refleja, etc.

Detección por hilo metálico de seguridad[editar]

Similar a la detección magnética, los billetes están hechos con fibras que se pueden detectar por medio de unos imanes.

Marcas de agua[editar]

Una de las características más conocidas que tienen los billetes originales son las marcas de agua. Muchas de ellas se pueden identificar sin un detector de billetes. Sin embargo, hay otras que requieren de un detector de billetes falsos.

Hologramas

Los hologramas son las bandas plateadas que aparecen en las esquinas de los billetes actuales. Las bandas holográficas son difíciles de falsificar, por lo que con un detector de billetes se puede comprobar la autenticidad del billete.

Tamaño y espesor de los billetes[editar]

Las medidas de los billetes son específicas. Hay detectores de billetes que analizan de forma muy precisa estas características, teniendo en cuenta el largo, ancho y grosor.

Señales de seguridad modernas de los billetes de euros[editar]

Detección de la señal magnética: los billetes de euros actuales están equipados con áreas magnéticas, que pueden ser comprobadas por sensores apropiados.

Detección de la señal infrarroja: uno de los métodos de detección más seguros es el descubrimiento infrarrojo. Los sensores infrarrojos exploran la superficie de billetes de banco y comprueban la existencia así como las características de las señales infrarrojas.

Detección del código magnético: la señal más segura de los billetes de euros corrientes es el llamado código magnético. Se encuentra en el hilo metálico a la mitad de cualquier billete de banco. Este código asemeja a un código Morse y permite tanto comprobar billetes de banco como descubrir su valor (p. ej. 5 euros).

Referencias[editar]

  1. «Hilton Europe: Detectores de Billetes Falsos y Contadoras». www.hiltoneurope.com. Consultado el 1 de agosto de 2018.