Consejo Estudiantil Universitario

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

El Consejo Estudiantil Universitario (CEU) fue creado en octubre de 1986 por los estudiantes en la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM). Fue la forma de organización estudiantil en la más importante universidad pública de América Latina, y una de las más grandes del mundo, para resistir un intento de reformas estructurales y académicas que propuso el entonces rector de la institución Jorge Carpizo McGregor, mediante el documento denominado Fortaleza y debilidad de la UNAM. Estas propuestas buscaron ser uno de los primeros esfuerzos para solucionar algunas de las deficiencias y atrasos característicos en la educación superior pública en México y en América Latina, en conjunto con lo realizado en Chile desde una perspectiva que apostaba por la disminución de los aparatos públicos y los derechos sociales.

Objetivos[editar]

Siendo la UNAM la institución educativa y de investigación científica de carácter público más importante y antigua de México, fue parte de los procesos de definición política y social del país. Según la postura de los estudiantes del CEU, el carácter público de la "máxima casa de estudios" se ponía en riesgo con el intento de las autoridades universitarias de eliminar la gratuidad imponiendo un aumento en las colegiaturas y eliminando el llamado "pase automático" del bachillerato a la licenciatura, lo que atentaba en contra de los intereses de los jóvenes que gozarían de este derecho. El CEU siempre planteó la necesidad de crear más oportunidades educativas para los miles de jóvenes que desde entonces quedaban fuera de la educación media superior y superior en México, así como el aumento de los presupuestos públicos destinados a la enseñanza universitaria.

El CEU fue un movimiento de masas, el más importante desde 1968 en México, que al final triunfó en su empeñó de echar abajo el llamado "plan Carpizo", tras un amplio diálogo público, importantes manifestaciones callejeras y una huelga en 1987, anteponiendo a cambio un proceso de reformas. Estas reformas fueron postergadas -en parte- hasta la celebración del Congreso Universitario de 1990, el cual fue la salida propuesta por el movimiento estudiantil como solución al conflicto.

El CEU existió como tal hasta principios de 1999. Antes fue determinante en la movilización social que se dio en otro gran momento de la democratización de México: el movimiento encabezado por Cuauhtémoc Cárdenas, amplios sectores organizados de la sociedad y varios partidos de izquierda para sacar al PRI del gobierno, el cual fue detenido con un enorme fraude electoral y que derivó en el nacimiento del Partido de la Revolución Democrática (PRD). Posteriormente, el CEU encabezó otros movimientos estudiantiles para defender la gratuidad y en la UNAM en 1992, 1995 y 1997.[cita requerida]

El movimiento de 1986 -1987[editar]

(Basado en el texto de Acuña, A (1987), "Cronología del Movimiento Estudiantil de 1986-1987", Cuadernos Políticos, No. 49/50)

1986

• Abril 16

El rector Jorge Carpizo presenta ante el Consejo Universitario un documento de 30 cuartillas titulado Fortaleza y debilidad de la Universidad Nacional. El texto enlista problemas que, a criterio de su gestión, son los principales de la institución: bajo rendimiento académico, ausentismo de catedráticos, contrataciones en términos de clientelismo, baja productividad del personal administrativo, líneas de investigación desvinculadas de los problemas nacionales, ausencia de planeación, fuga de cerebros debido a malas condiciones salariales, exceso de burocracia, "para muchos universitarios, el principal obstáculo". Con cifras pormenorizadas, el doctor Carpizo sostiene que en la UNAM conviven áreas, estudiantes y profesores con excelente nivel académico, con áreas, estudiantes, profesores, investigadores y trabajadores que no cumplen con sus funciones. Admite en su análisis la existencia de una Universidad gigantesca, mal organizada, con una estructura de gobierno obsoleta. El rector Carpizo invita a toda la comunidad universitaria para que, antes del 31 de julio, exprese opiniones sobre ese diagnóstico "enviando por escrito sus propuestas a la Dirección General de Planeación". Se compromete también a que antes de que termine el año, tomará medidas dentro del área de su competencia y propondrá otras a los cuerpos colegiados.

• Abril 21

En conferencia de prensa, el rector Jorge Carpizo declara: "La Rectoría está dispuesta a asumir todos los riesgos que pueda implicar el mejoramiento de la Universidad, porque ha llegado el momento en que la palabra tiene que seguir a la acción". Y reitera la exhortación a la comunidad universitaria que hizo el 16 de abril en la sesión del Consejo Universitario: "Quiero escuchar, y llevar a cabo una consulta profunda, democrática, lo más amplia posible que pueda hacerse y que terminará a finales de julio para adoptar medidas entre agosto y diciembre".

• Mayo 22

El rector Jorge Carpizo asiste en el auditorio Che Guevara a la presentación del programa de labores del doctor Arturo Azuela, nuevo director de la Facultad de Filosofía y Letras. Los consejeros universitarios y técnicos de Filosofía y Letras dan lectura, ante un auditorio lleno a su capacidad, a un documento crítico de los planteamientos de "Fortaleza y debilidad de la UNAM"; censuran su enfoque y los métodos de consulta a la comunidad universitaria. Con escaso éxito para persuadir, el doctor Carpizo hace la defensa de su análisis sobre la situación de la UNAM; en adelante evitará asistir a reuniones universitarias masivas y modificará su plan de acción para divulgar sus propuestas de reforma universitaria.

• .Agosto 20

Dieciocho consejeros universitarios alumnos presentan en el Aula Magna de Filosofía y Letras un documento titulado "La Universidad hoy". Los estudiantes piden a los medios de información igual difusión para este documento que la que han dado al que contiene el diagnóstico) del doctor Carpizo.

• Agosto 31

Las autoridades de la UNAM dan por concluida la auscultación entre la comunidad universitaria sobre el contenido de "Fortaleza y debilidad de la Universidad Nacional". Se informa que se recibieron 1 760 documentos con un número aproximado de 1 750 propuestas de estudiantes, docentes, investigadores, órganos académicos, egresados, funcionarios y trabajadores administrativos en torno a los treinta problemas señalados por el doctor Carpizo como los fundamentales de la UNAM.

• Septiembre 5

Las comisiones del Consejo Universitario reciben el proyecto de reforma universitaria que envía el rector Carpizo. El proyecto es entregado a algunos consejeros la noche del día 9.

• Septiembre 11 y 12

Sesiona el Consejo Universitario. Se rinde un informe sobre las 26 medidas de reforma universitaria que propone el rector Carpizo. El Consejo Universitario las aprueba por mayoría, incluidas las conflictivas reformas a los Reglamentos Generales de Exámenes, Inscripciones, Pagos, Posgrado, y el Estatuto General de la UNAM. Doce consejeros universitarios alumnos cuestionan la legalidad de la sesión; apelan en su apoyo al artículo 44 del Reglamento Interno del Consejo Universitario, que prescribe quince días de anticipación para entregar a los consejeros proyectos de reforma a reglamentos internos. El rector Carpizo solicita y obtiene del Consejo permiso para interrumpir la lista de oradores, y cede la palabra al secretario general de la UNAM, José 'Narro Robles. El doctor Narro recuerda a la sesión el artículo 35, según el cual puede dispensarse de trámites en caso de cuestiones "de obvia resolución". Los consejeros alumnos insisten en la ilegalidad de la sesión; advierten que se negarán a votar aunque no abandonarán las deliberaciones. Con diecisiete votos en contra, la asamblea de consejeros decide que se trata de cuestiones de "obvia resolución". Luego de dieciséis horas de sesión continua, el Consejo Universitario aprueba en su totalidad las iniciativas de reforma del rector Carpizo.

El consejero estudiante de la Facultad de Ciencias, Imanol Ordorika, se dirige al pleno del Consejo Universitando y citando a Espartaco enuncia: "Volveremos y seremos miles".

• Septiembre 24

Primera "Asamblea Universitaria" en el Aula Magna de la Facultad de Filosofía y Letras, convocada por los consejeros universitarios alumnos disidentes. Se informa allí de lo ocurrido en la sesión del Consejo Universitario del 11 y 12 de septiembre, de 1a trascendencia de las medidas y de los métodos utilizados para aprobarlas. La asamblea resuelve convocar a la comunidad universitaria a oponerse a las resoluciones del Consejo Universitario y a organizarse para demandar la derogación de las reformas. Los organizadores calculan que asistieron quinientos universitarios a esta asamblea.

• Octubre 8

Segunda "Asamblea Universitaria" en el auditorio de la Facultad de Ciencias, convocada por acuerdo de la asamblea anterior. Se resuelve un plan de acción que haga transitar el descontento generado por la aprobación de las reformas a un movimiento estudiantil organizado, de masas. En una primera etapa se debe informar a los estudiantes sobre los términos de la reforma universitaria aprobada y organizarlos por escuelas. Esta etapa culminará con la realización de un mitin estudiantil en la explanada central de Ciudad Universitaria el 27 de octubre; se buscará también crear el 31 del mismo mes un órgano representativo: un Consejo Estudiantil Universitario.

• Octubre 15-17

Veintidós asamblea ordinaria de la Asociación Nacional de Universidades e Instituciones de Educación Superior (ANUIES) en Manzanillo, Colima. Al declarar inaugurados los trabajos, el presidente De la Madrid confirma que el gobierno federal "se solidariza entusiastamente con los proyectos de renovación que tienen que redundar en la elevación de los niveles de calidad educativa de las instituciones de educación superior". El presidente De la Madrid pide a los más de 70 rectores y directores generales de centros de educación superior ahí reunidos, que renueven esas instituciones, para lo cual "hay que vencer inercias y destruir mitos, además de tener el valor para realizar este esfuerzo". En su turno, Miguel González Avelar, secretario de Educación Pública, afirma que "el peso de los problemas nacionales ha hecho a las instituciones de educación superior conscientes de ineficiencias que ya no es posible tolerar en aras de evitar problemas mayores, generalmente supuestos. Ningún desperdicio de recursos es ahora concebible".

Acto seguido, Juan Casillas García de León, dirigente de ANUIES, inicia la discusión —y virtual aprobación— del Programa Integral para el Desarrollo de la Educación Superior (PROIDES), elaborado conjuntamente por la ANUIES y la SEP. El documento fija a las instituciones de educación superior los siguientes objetivos: 1] apoyar las estrategias para el desarrollo económico y social del país; 2] reducir la proporción de estudiantes de bachillerato y destinar esos recursos a licenciatura y posgrado 3] mejorar el salario y las condicione: de trabajo del personal académico, fortalecer su formación y actualización.

Casillas García de León adquiere ante el presidente De la Madrid el compromiso "de revisar estructuras y procesos en las instituciones de educación superior". Aclara que el PROIDES no se propone "restringir el crecimiento de la educación superior", y admite "una gran preocupación" porque los recursos financieros de las instituciones de enseñanza superior "son insuficientes para atender en las condiciones que consideramos adecuadas, la consolidación del sistema". Recuerda a los asistentes que el sistema de educación superior pasó en los últimos 25 años de 70 mil a un millón cien mil alumnos; y estima que habrá millón y medio en 1991.

A iniciativa del doctor Jorge Carpizo los rectores de las universidades mexicanas resuelven, junto con la SEP, plantear a la Secretaría de Programación y Presupuesto los problemas de los centros de educación superior, porque "graves problemas económicos limitan el crecimiento y la viabilidad de elevar la calidad educativa". El doctor Carpizo concluye: "Para cumplir mejor con nuestras funciones, necesitamos el financiamiento adecuado".

• Octubre 20-25

Los activistas asistentes a las dos asambleas universitarias acuden a informar y polemizar sobre la reforma universitaria a preparatorias, colegios de ciencias y humanidades y facultades, de vuelta a clases desde el día 20. Simultáneamente, las autoridades de los planteles convocan a asambleas en las que funcionarios de la UNAM hacen proselitismo entre estudiantes y profesores; en favor de la reforma universitaria propuesta por el rector Carpizo. Las asambleas se transforman en actos de protesta estudiantil hacia las medidas aprobadas. Avanza esa semana la organización de los estudiantes: la mayoría de preparatorias y colegios de ciencias y humanidades eligen órganos de representación y nombran delegados al Consejo Estudiantil Universitario. A partir de esta semana y todo el resto del mes, Rectoría financia una muy costosa campaña con desplegados de prensa en los que funcionarios y profesores apoyan incondicionalmente los términos de la reforma impulsada desde Rectoría. Sin parejas fuentes de financiamiento, las opiniones críticas aparecen escasa y aisladamente.

• Octubre 27

Convocado por la asamblea universitaria del 8 de octubre, se realiza en la explanada central de Ciudad Universitaria un mitin que reúne, según cálculos de los organizadores, a diez mil estudiantes. Los oradores reiteran el llamado a la comunidad universitaria a la organización; además, se emplaza a las autoridades de la UNAM a derogar, antes del 31 de octubre, las reformas a los Reglamentos de Pagos, Inscripciones y Exámenes.

• Octubre 31

Asamblea de estudiantes en el auditorio Ho Chi Minh de la Facultad de Economía. Asisten delegados electos en asambleas por escuela de 25 planteles de de UNAM. Se resuelve crear el Consejo Estudiantil Universitario (CEU). Tras examinar los acuerdos votados en facultades y escuelas, el CEU exige la derogación inmediata de los nuevos Reglamentos Generales de Pagos, Exámenes e Inscripciones, como condición previa a una Reforma Universitaria que sea resultado de la decisión mayoritaria de la comunidad universitaria.

• Noviembre 6

Convocados por el CEU, unos 25 mil estudiantes —según cálculos de los organizadores— marchan con antorchas desde el Monumento a Álvaro Obregón, en San Ángel, hasta Ciudad Universitaria. Los manifestantes recorren el circuito interno de Ciudad Universitaria y cierran el acto con un mitin en la explanada frente a Rectoría. Durante la marcha se reitera principalmente una demanda: derogación de las medidas aprobadas por el Consejo Universitario el 11 y 12 de septiembre.

• Noviembre 11

El CEU invita al rector Carpizo a exponer ante los estudiantes los argumentos en que apoya sus reformas. El doctor Carpizo no acude al auditorio Che Guevara de Filosofía y Letras; sin embargo, cita para el día siguiente al CEU a un diálogo público con funcionarios de la UNAM.

• Noviembre 12

Las comisiones del CEU y de Rectoría, formadas cada una por cinco miembros, se encuentran en la Unión de Universidades de América Latina y dialogan sobre la reforma universitaria. Simultáneamente, estudiantes del CCH 6 toman y retienen por nueve horas la Torre de Rectoría. El Consejo de Representantes del CEU rechaza que la medida forme parte de su plan de acción y se rehúsa a respaldarla.

• Noviembre 13

Paro general (de las 7 a las 21 horas) en la UNAM; veintiséis escuelas acatan la iniciativa del CEU de manera total; otras cumplen sólo de modo parcial con el paro. Los organizadores calculan que 280 mil estudiantes se suman a la acción; no se reportan incidentes.

• Noviembre 18

La comisión de Rectoría estima que las críticas fundamentales del CEU se concentran en tres reglamentos; propone atenuar los términos en los que fueron aprobados el 11-12 de septiembre con las siguientes modificaciones: 1] pase automático: los estudiantes del bachillerato podrán renunciar a calificaciones menores de ocho, de modo que puedan presentar un examen especial para aumentar su promedio; 2] pago de cuotas: se establecerá un programa de becas para apoyar el avance académico de estudiantes de bajos recursos; 3] examen departamental: se elaborará un instructivo general para su diseño y evaluación. Al CEU, la oferta le parece insuficiente y decide continuar el movimiento por la plena derogación del paquete íntegro de reformas.

• Noviembre 24

El Sindicato de Trabajadores de la UNAM publica un desplegado titulado "La Reforma: anhelo y fruto de la concertación universitaria". El documento se dirige al doctor Carpizo, al Consejo Universitario, a las comisiones de diálogo del CEU y de Rectoría, a su Consejo de Representantes, al Frente Flores Magón, a Cosire y a la comunidad universitaria. En opinión del STUNAM, une a todos los universitarios la inconformidad con la crisis de la UNAM, magnificada por la crisis económica general del país. De modo que a pesar del consenso en la necesidad de la reforma, lo que separa a los universitarios son las medidas a tomar. Aprueba las reformas impulsadas por el doctor Carpizo y su voluntad de diálogo y, también, el movimiento de resistencia encabezado por el CEU. Llama a toda la comunidad universitaria a "realizar una reflexión desapasionada" y a un intercambio de opiniones a partir de las siguientes propuestas: 1] Elaborar un Convenio General de Condiciones de Estudio, a partir del cual deberá desprenderse un Código de Derechos y Deberes de los Estudiantes; 2] Solicitar del rector y del Consejo Universitario "una propuesta general de Reforma Universitaria", que se someterá a los consejos académicos, al CEU, al STUNAM, a las AAP AUNAM y a la AP AC "para su análisis, modificación y enriquecimiento". 3] Establecer un Pacto de Concertación Reformadora entre STUNAM y el Consejo Universitario. Termina exhortando a los trabajadores de la UNAM a discutir y presentar enmiendas para enriquecer este documento.

Se celebra en el auditorio Che Guevara la Primera Reunión de Padres de Familia de universitarios. Resuelve formar una Comisión Promotora de la Participación de los Padres de Familia de la UNAM para sumarse a la movilización del CEU.

• Noviembre 25

Convocados por el CEU, 60 mil estudiantes —según cálculos de los organizadores— realizan una marcha del Parque Hundido a Ciudad Universitaria. Un inusitado despliegue policiaco vigila el recorrido de los universitarios por la avenida Insurgentes. Durante el mitin con que se culmina en la explanada de Rectoría, dirigentes del CEU demandan la derogación de las reformas aprobadas por el Consejo Universitario.

• Diciembre 8-9

Se lleva a cabo en el auditorio Ho Chi Minh de la Facultad de Economía un "Foro para la Transformación Democrática de la UNAM".

• Diciembre 11

Una marcha estudiantil convocada por el CEU parte del Parque de los Venados a Ciudad Universitaria. Asisten, según cálculos de los organizadores, unos 100 mil universitarios. Al final del recorrido, centenares de estudiantes realizan una "toma simbólica" del edificio de Rectoría; en el curso del mitin que le sigue, los oradores emplazan al Consejo Universitario a derogar las reformas a tres reglamentos antes del 12 de enero de 1987. De no ser así, advierten líderes estudiantiles, el CEU llamará a una huelga general.

• Diciembre 12

Las autoridades de la UNAM proponen al CEU un diálogo público en el que participen además comisiones del Sindicato de Trabajadores y de las Asociaciones del Personal Académico de la UNAM. La agenda incluiría las modificaciones a los reglamentos impugnados por los estudiantes y un debate más amplio sobre la reforma universitaria; el calendario comprendería del 6 de enero al 15 de abril de 1987. El CEU declina los términos de la oferta de Rectoría; propone, en su lugar, un diálogo público exclusivamente entre representantes estudiantiles y enviados de Rectoría, y un objetivo para el encuentro: la solución al conflicto universitario. Las conversaciones, agrega el CEU, deberá realizarse en el marco del emplazamiento a huelga general y, por tanto, con el 12 de enero como fecha límite.

• Diciembre 15

Dirigentes del CEU y autoridades de la UNAM coinciden en las formalidades para un diálogo público: diez representantes de cada lado conversarán en el auditorio Che Guevara de Filosofía y Letras ante los micrófonos de Radio Universidad. El tema de las pláticas se centrará, entre el 6 y el 12 de enero, en las modificaciones a los tres reglamentos que dieron origen al conflicto; los acuerdos alcanzados serán ratificados por el Consejo Universitario el 28 de enero. De existir coincidencias en esa primera ronda de conversaciones, ambas comisiones discutirán las condiciones materiales de estudio en la UNAM entre el 12 y el 28 de enero. Acto seguido, ambos representantes deberán fijar la manera de organizar y llevar adelante una reforma universitaria profunda.

• Diciembre 18

Se inician las vacaciones escolares de fin de año. 1987

• Enero 5

Vuelta a clases en la UNAM.

• Enero 6-9

A partir de las nueve de la mañana, dialogan las comisiones del CEU y de Rectoría, asesoradas ambas por una veintena de académicos. Los asistentes exceden la capacidad del auditorio Che Guevara; se calcula que un millón de radioescuchas siguen los debates transmitidos por Radio Universidad. Líderes estudiantiles y autoridades universitarias discuten el día 6 aspectos generales de la reforma universitaria; y los días 7 a 9, los aspectos particulares de los reglamentos de inscripciones, exámenes y pagos.

• Enero 10

Rectoría propone al CEU un proyecto de diez puntos con "ajustes" a los tres reglamentos objetados. Esa misma tarde, el CEU delibera y concluye que las modificaciones ofrecidas son insatisfactorias; recomienda a las asambleas estudiantiles rechazarlas también, porque "conservan el espíritu original" de las reformas aprobadas en septiembre del 86 y porque "carecen de justificación académica".

• Enero 12

Durante una "asamblea-mitin" en la explanada de la Torre de Rectoría, dirigentes del CEU explican la propuesta de las autoridades universitarias. Los 80 mil asistentes —según cifras de los organizadores— la reprueban por aclamación. De idéntico modo se ratifica el compromiso de declarar una huelga general el 28 de enero a las 0:00 horas, si Rectoría no atiende las demandas estudiantiles.

• Enero 12-15

Asambleas estudiantiles discuten en escuelas y facultades de la UNAM la oferta de Rectoría y la posición del CEU.

• Enero 14

El rector Jorge Carpizo rinde su Informe de Labores del año 1986.

• Enero 15

En reunión plenaria de representantes de escuelas y facultades, el CEU evalúa los resultados de las asambleas estudiantiles y finalmente declina la oferta de Rectoría. En su contrapropuesta, explica de nuevo el contenido preciso y los argumentos en los que apoya su demanda de derogación de los Reglamentos Generales de Inscripción, Exámenes y Pagos. A iniciativa de estudiantes de Posgrado, agrega ahora propuestas de reforma a los reglamentos vigentes para ese ciclo académico. Al término de la asamblea, se convoca a una marcha para el 21 de enero, del Casco de Santo Tomás al Zócalo.

• Enero 16

Miguel González Avelar, secretario de Educación Pública, declara: "Estamos naturalmente muy preocupados e interesados en todo lo que pasa en la Universidad. Estamos necesariamente a favor de cualquier renovación o reforma. Creemos que los universitarios son los que deben decidir la amplitud, la hondura y la oportunidad de esa reforma. La UNAM tiene capacidad, energía y disposición para resolver por sí misma sus problemas. Creo que lo más valioso de todo lo que está ocurriendo en la UNAM es la demostración de que la comunidad universitaria puede internamente, con sus propios órganos, salir al paso a sus propósitos de reforma y renovación".

Las comisiones del CEU y Rectoría reanudan el diálogo. El ambiente es tenso; al auditorio Che Guevara ha llegado desde temprano el grupo "Voz Universitaria", identificado por el CEU como una organización de porros financiada por autoridades universitarias. Los dirigentes del CEU proponen trasladar la asamblea a un recinto más amplio; las autoridades universitarias se niegan y, acto seguido, se retiran a deliberar sobre el proyecto que para resolver el conflicto ha presentado el CEU. Los micrófonos de Radio Universidad registran la tensión que crece en el auditorio de Filosofía y Letras: estudiantes que simpatizan con el CEU y miembros de "Voz Universitaria" intercambian consignas, insultos, gritos. A la comisión de Rectoría le toma quince minutos deliberar: anuncia que rechaza la propuesta del CEU, omite ofrecer los argumentos y se duele de que el CEU haya preparado un "ambiente de provocación" con el propósito de romper las pláticas. Luego, las autoridades y sus asesores abandonan el auditorio. Utilizando los micrófonos de Radio Universidad, dirigentes del CEU convocan enseguida a una manifestación.

La marcha se inicia media hora más tarde y recorre, sin incidentes, el circuito universitario. Los dirigentes calculan que 20 mil estudiantes han acudido a su llamado.

• Enero 20

Sin previa consulta con los dirigentes estudiantiles, la Rectoría envía al Consejo Universitario las propuestas para resolver el conflicto han presentado las comisiones especiales del CEU y de las autoridades de la UNAM.

• Enero 21

Por la mañana se reúnen en CU varios miles de estudiantes, profesores, egresados, directores y funcionarios de escuelas y facultades de la UNAM. Contingentes de una veintena de escuelas, en su mayoría de las facultades de Derecho, Medicina, Veterinaria, Odontología y Contaduría recorren el circuito universitario y realizan luego un mitin frente a Rectoría. Desde una bien habilitada tribuna, con una veintena de bocinas, instalada en la parte superior del Museo Universitario, los oradores se manifiestan en contra de la huelga a la que convoca el CEU, y en favor del diálogo para resolver el conflicto universitario. Marcos Moshinsky advierte: "En estos momentos, cualquier enfrentamiento agravaría la problemática universitaria en vez de solucionarla. Un paro de labores ocasionaría un daño irreparable a la institución". Llama al diálogo para evitar "catástrofes que pudieran hundir a la UNAM". Centenares de simpatizantes del CEU corean desde la azotea de la Biblioteca Central: "CEU-CEU-CEU" y "Con-gre-so", "Con-gre-so". Continúa el mitin: hablan una estudiante de preparatoria, otro de Derecho, el profesor de Medicina Trifón de la Sierra ("no es apodo, así me llamo") y, a pedido insistente del contingente de Derecho, el doctor Ignacio Burgoa Orihuela: "Son antiuniversitarios y traidores quienes llaman a un paro, y ello entraña un delito de lesa humanidad". El acto es, a criterio de la prensa, "la mayor concentración de apego a las autoridades de la UNAM". Resultado de una amplia convocaron a entre todas las fuerzas opuestas al CEU, el mitin es también consecuencia, en menor medida, de coerción y acarreo. El periodista Miguel Ángel Granados Chapa denuncia que en la sala de firmas de Derecho, se distribuyen entre los profesores, previo al mitin, exhortaciones a acudir al acto y a invitar a sus alumnos. Herman Bellinghausen, por su parte, publica que la invitación cursada por Agustín Valera Negrete, director de la ENEP-Acatlán, incluía una petición de renuncia a los funcionarios medios que no asistan, al tiempo que anuncia las facilidades de transporte que se proporcionarán de su escuela a Ciudad Universitaria.

Por la tarde, desde las 16:00 horas, desfila hacia el Zócalo la manifestación que el CEU ha convocado en el Casco de Santo Tomás. El periódico La Jornada encabeza: "La mayor manifestación estudiantil desde 1968". Los organizadores calculan 300 mil estudiantes.

• Enero 22

Asamblea conjunta de los consejeros de representantes del CEU y del Sindicato de Trabajadores de la UNAM. Establecen un pacto de solidaridad.

• Enero 23

Las comisiones especiales del CEU y de Rectoría reanudan el diálogo. Los dirigentes estudiantiles censuran a las autoridades universitarias el haber enviado al Consejo Universitario, sin previo acuerdo mutuo, las propuestas que para resolver el conflicto sostienen ambas partes.

Para evitar la huelga, el CEU insiste en alcanzar un acuerdo por consenso entre ambas comisiones. Sugiere luego otra opción: someter ambas posiciones a un referéndum universitario. La discusión deriva finalmente hacia otra iniciativa que también parte del CEU: realizar un Congreso Universitario cuyas conclusiones tendrían un carácter resolutivo; o bien, que serían así asumidas por el Consejo Universitario. La delegación de Rectoría solicita tiempo para reflexionar sobre la alternativa de convocar a la comunidad universitaria a un referéndum.

• Enero 25

La comisión de Rectoría comunica su desacuerdo para la realización de un referéndum. En su turno, el CEU le solicita que presente entonces una propuesta capaz de atraerse el consenso de ambas partes y así poner" de inmediato, punto final al conflicto. La representación de las autoridades declina; ofrece como argumento su incapacidad para tomar decisiones.

• Enero 26

Asamblea del Consejo de Representantes del CEU; acuerda declararse en "estado de prehuelga".

• Enero 27

El CEU lleva a la mesa de negociaciones con la comisión de Rectoría una propuesta de su Consejo de Representantes del día anterior: las demandas estudiantiles se darán por satisfechas con que se declaren suspendidas las modificaciones a las reformas aprobadas en septiembre de 1986 y, acto seguido, se convoque a un Congreso Universitario, con carácter resolutivo, que deberá incluir al Consejo Universitario en la toma de decisiones. Hay una atmósfera de tensión en el auditorio Che Guevara; un grupo autodenominado "Sociedad de Alumnos de la Facultad de Derecho" intimida y agrede a simpatizantes del CEU. Los dirigentes estudiantiles llaman a rechazar cualquier intento de provocación. Finalmente, la comisión de Rectoría resuelve no aceptar la proposición del CEU.

• Enero 28

De nueva cuenta, pláticas entre las comisiones de estudiantes y autoridades de la UNAM. Ambas partes fatigan durante su entrevista las posiciones conocidas. Única novedad: en ausencia de acuerdo, se interrumpen las sesiones de diálogo. Los dirigentes del CEU notifican a las autoridades las condiciones que normarán la declaración de huelga. Hacia las 14:00 horas se realiza, a iniciativa del CEU, un festival musical en la explanada de la Torre de Rectoría.

Debate prolongado en el Congreso de la Unión sobre el conflicto universitario.

• Enero 29

A las cero horas se inicia la huelga en la UNAM. Estudiantes convocados por el CEU colocan banderas rojinegras en una treintena de planteles e instalaciones universitarias. El CEU anuncia que buscará instalar la huelga en la totalidad de los edificios en el curso del día, aunque se permitirá laborar en aquellos centros que requieran presencia permanente de personal.

El rector Jorge Carpizo dirige por la noche un mensaje a la comunidad universitaria y a la opinión pública a través de las televisiones estatal y privada: "No se puede pedir al rector que desconozca el orden jurídico universitario. Aun en los momentos de más aguda crisis y de excepción, la ley ha sido nuestra garantía y nuestro sostén". Llama más adelante a "no caer en el caos y la anarquía" y convoca "a todos los estudiantes a defender a la Universidad y a apartar intereses particulares en beneficio de los generales".

Carlos Ímaz y Antonio Santos, dirigentes del CEU, estiman "peligroso" el mensaje rectoral; al convocar a la defensa de la Universidad, "algunos grupos lo pueden interpretar como un llamado a la confrontación y puede conducirse a la ruptura, a la violencia y a no encontrar ninguna salida".

Marcha en apoyo al CEU convocada por la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación. Estudiantes, trabajadores, profesores y amas de casa inician la manifestación en la ex Escuela Normal Superior; en el curso se incorporan los obreros en huelga de Cervecería Moctezuma. Durante el mitin en el Zócalo se demanda solución al conflicto universitario y al pliego petitorio del CNTE: realización de un congreso sindical en Chiapas y Oaxaca y aumento del cien por ciento al salario "congelado desde 1982".

• Enero 30

Asamblea del CEU. Acuerda reanudar el diálogo, esta vez con el Consejo Universitario; para ese propósito le solicitará que nombre una comisión de diez representantes. Decide además convocar a una manifestación de la Plaza de las Tres Culturas al Zócalo, e impulsar un Encuentro Nacional de Estudiantes los días 6 y 7 de febrero.

El SUNTU llama a una huelga nacional de 24 horas para el 9 de febrero con cuatro puntos: solidaridad con los sindicatos que están en proceso de revisión salarial; apoyo al CEU; aumento de cien por ciento a los subsidios; e incremento salarial del 23 por ciento para sus agremiados.

• Enero 31

Conferencia de prensa del CEU. Los dirigentes Carlos Ímaz, Imanol Ordorika y Antonio Santos precisan que la iniciativa de buscar como nuevo interlocutor al Consejo Universitario se explica porque la comisión de Rectoría "se ha declarado incapaz de tomar decisiones". Esta decisión "tiene como objetivo la búsqueda de una solución al conflicto en la UNAM". Informan además que su nuevo plan de acción incluye la realización de cuatro marchas a celebrarse simultáneamente en cuatro áreas de la ciudad el 3 de febrero; y en vísperas de la sesión del Consejo Universitario, el CEU convocará también a una manifestación de la Plaza de las Tres Culturas al Zócalo el día 9 por la tarde. Al hacer el balance de los tres primeros días de huelga, los dirigentes del CEU explican que han recibido de la mayoría de escuelas y facultades reportes de "tranquilidad", a excepción de incidentes menores en la Preparatoria 4 y la Facultad de Ingeniería.

• Febrero 1

Conferencia de prensa del CEU. Advierten que el Consejo Universitario es la "última instancia" que puede solucionar el conflicto en la UNAM; si en su sesión del día 10 no resuelve favorablemente las demandas estudiantiles, "en la UNAM ya no habría interlocutor" y el CEU buscaría entonces negociar una solución "con el siguiente interlocutor, el Estado".

Un autobús universitario, utilizado por el CEU para trasladar brigadistas y víveres, es baleado a las 5:20 de la madrugada. A bordo se hallaba únicamente el conductor, quien resulta ileso.

• Febrero 2

Conferencia de prensa del CEU. Los dirigentes estudiantiles precisan: "no estamos quemando etapas internas"; en el actual estado del conflicto "nuestro interlocutor son las autoridades de la UNAM y a ellas se les exige solución". Aún existen -agregan- estructuras internas donde puede encontrarse una opción "y el CEU no ha fijado límites para una solución o un cambio de interlocutores, porque eso lo resuelve en última instancia la asamblea de representantes del CEU".

Reunión del Colegio de Directores de la UNAM, presidida por el rector Jorge Carpizo. Varios directores piden adelantar la sesión del Consejo Universitario (citada para el 10 de febrero). Otros más plantean fortalecer la presencia del sector académico porque "el CEU es uno, pero no el único interlocutor". La reunión, de carácter privado, se realiza en el Colegio de Ingenieros Civiles; la prensa es expulsada.

• Febrero 3

Autoridades de la UNAM anuncian que el presupuesto para 1987 será de 290 mil millones de pesos, superior en 121 por ciento al de 1986. El incremento será destinado a fortalecer en general a las dependencias universitarias y, en particular, a los programas de posgrado e investigaciones científica y humanística.

El CEU ratifica que no renunciará al diálogo con las autoridades universitarias; llama al Consejo Universitario a reunirse en sesión extraordinaria para que nombre a una comisión que reabran negociaciones con el CEU y ambos encuentren una solución al conflicto.

• Febrero 4

Cinco manifestaciones convocadas por el CEU se realizan, sin incidentes, en otras tantas áreas periféricas de la ciudad de México.

Catedráticos de ocho colegios de profesores de la UNAM apoyan la realización de un Congreso Universitario con carácter resolutivo; demandan también la ampliación del Consejo Universitario, que a su juicio debe reunirse de inmediato para sesionar de modo permanente. Los catedráticos acuerdan además forman un Consejo Académico Universitario (CAU) y exigir representación propia en el congreso; aseguran que la Asociación del Personal Académico de la UNAM (AAPAUNAM) "no representa nuestros intereses académicos".

Los dirigentes del CEU Carlos Ímaz, Imanol Ordorika y Antonio Santos suscriben "a título personal", un documento que propone como solución al conflicto en la UNAM la realización de un congreso resolutivo; el punto prioritario de la agenda será el análisis de los desafíos nacionales; luego, y como consecuencia, se determinará qué tipo de Universidad Nacional requiere el país. "Pensamos que el área democratizadora debería presentarse con posterioridad a la definición y al debate de los grandes problemas nacionales."

A iniciativa del PRT, la Comisión Permanente del Congreso de la Unión discute, de nueva cuenta, el conflicto universitario. El PRT denuncia en ese foro la existencia de "una campaña perversa" para negar legitimidad al movimiento estudiantil. El PRI reitera su postura: "Manos fuera de la UNAM". Acción Nacional sostiene que la huelga "impide un clima de diálogo".

El grupo "Voz Universitaria" convoca para el día siguiente en Ciudad Universitaria a una "gran marcha" antihuelga.

• Febrero 5

La "gran marcha" antihuelga de los "verdaderos estudiantes", convocada por "Voz Universitaria", reúne en la explanada de la UNAM a veinticinco jóvenes. Imanol Ordorika, dirigente del CEU, declara: "Voz Universitaria es un organismo fantasma e inflado que está contra el derecho de huelga, sostenido por la mayoría estudiantil". Con este acto fallido "se derrumbaron y en esencia mostraron ser provocadores y una fuerza impotente".

Se inicia el Encuentro Nacional de Estudiantes en el auditorio Che Guevara de Filosofía y Letras. Al inaugurar los trabajos, el dirigente del CEU Carlos Ímaz llama a retomar la experiencia del actual movimiento estudiantil, "porque pretende mejorar los niveles educativos de manera histórica". Asisten representantes de una veintena de instituciones de educación media y superior de todo el país.

Pete Hamill, director del diario The Mexico City News y trece de sus reporteros renuncian a sus cargos por desacuerdo sobre la política informativa de la empresa Novedades Editores. Aunque los reporteros no lo dicen explícitamente, ese asunto es la huelga universitaria.

• Febrero 6

Concluye el Encuentro Nacional de Estudiantes. Al clausurar sus tres días de trabajos en el auditorio Che Guevara, la dirigencia ceuista anuncia que buscará "crear una coordinación nacional para participar activamente en los problemas que enfrenta la educación superior".

• Febrero 8

Asamblea del Consejo General de Representantes del CEU. Se delibera largamente en torno a un objetivo: definir la demanda del CEU: "Un Congreso Universitario para la transformación de la UNAM". Elaborada por comisiones del CEU y del CAU, la propuesta que se llevará a discusión con los estudiantes establece: 1] no se excluye al Consejo Universitario en la realización del congreso universitario. 2] El congreso está dentro de la legalidad de la UNAM "pues sus órganos de gobierno no pueden estar en contra de la mayoría de los universitarios". 3] El congreso no es sólo una demanda que ha ganado consenso en la comunidad, sino una "necesidad inmediata" para salir de la crisis en la que se encuentra inmersa la UNAM "a causa de una política educativa errática y contradictoria". El punto controvertido es el del porcentaje que los estudiantes deben tener en la comisión organizadora y en las instancias de decisión del congreso: las propuestas van de aceptar un 50 por ciento (con otro 25 a los académicos, 15 a trabajadores, 10 a autoridades) hasta exigir un 85 por ciento para los estudiantes. Sólo hay acuerdo unánime en solicitar la ampliación del calendario escolar cuando se levante la huelga.

Concluyen estudiantes de Derecho: "Porque no nos dedicamos a la grilla de tiempo completo, fracasó la marcha anticeuista".

• Febrero 9

Varias universidades de provincia realizan un paro en apoyo al movimiento del CEU, en demanda de mayor subsidio federal a la educación y aumentos salariales de emergencia, y en solidaridad con sindicatos que han emplazado a huelga a diversas instituciones de educación superior. El paro convocado por el SUNTU y que se deseaba de 24 horas y de carácter nacional, resulta inferior a las expectativas: se interrumpen actividades en universidades de Sinaloa, Guerrero, Chapingo, Morelia, Oaxaca, Puebla y, en menor medida, en Nayarit, Zacatecas, Veracruz, Tabasco, Chihuahua, Morelos. Declaran su solidaridad con el CEU los sindicatos en huelga de Trabajadores de El Colegio de México y del Centro de Investigaciones y Estudios Avanzados del IPN. También los sindicatos del Colegio de Bachilleres, de la Universidad Pedagógica Nacional y de la Escuela de Agricultura Hermanos Escobar.

Hacia las 11 de la mañana, se celebra en el Parque de la Bombilla, en San Ángel, un mitin anticeuista. La prensa califica de "escasa" a la concurrencia.

Por la tarde, "cientos de miles" de estudiantes convocados por el CEU inician una manifestación en la Plaza de las Tres Culturas. Los contingentes demoran dos horas sólo en entrar al Zócalo. Imanol Ordorika, líder estudiantil y Manuel Pérez Rocha, dirigente académico, hablan a una multitud que escucha con dificultad. Al cabo, las deficiencias en el sistema de sonido y el frío alejan a los manifestantes.

AAPAUNAM declara: "Ridículo" si el Consejo Universitario acepta las presiones del CEU.

• Febrero 10

Sesiona el Consejo Universitario en el Colegio de Ingenieros Civiles. Al cabo de doce horas de debates, acuerda convocar a un Congreso Universitario, que "debe y tiene que ser plural y democrático para que, con la participación de todos los sectores de la comunidad universitaria, se discutan los principales problemas que aquejan a nuestra casa de estudios". El congreso habrá de llevarse a cabo "dentro de los marcos del orden jurídico vigente en la UNAM". Resuelve que el Consejo Universitario "asumirá las conclusiones del Congreso Universitario". Y prescribe: "Los delegados del congreso deberán ser nombrados por el voto universal y libre en cada una de las dependencias universitarias".

El Consejo Universitario decide además la "suspensión" de los tres reglamentos (de Inscripciones, Exámenes y Pagos) controvertidos del paquete de Reforma Universitaria del doctor Jorge Carpizo, aprobados en septiembre de 1986 por el propio Consejo Universitario.

Se acuerda también que el Congreso Universitario sea "convocado por este Consejo Universitario a través de una Comisión Organizadora que represente la diversidad de la comunidad". Formarán esa comisión dieciséis miembros electos por el Consejo Universitario, quienes definirán las bases y procedimientos para la elección de los miembros electos; dieciséis miembros electos por los estudiantes por voto universal y directo —seis de bachillerato, seis de licenciatura y cuatro de posgrado—; dieciséis miembros electos por el personal académico -cuatro de bachillerato, ocho de licenciatura y cuatro del área de investigación—; más ocho representantes de los trabajadores administrativos y ocho de Rectoría.

Carlos Ímaz, dirigente del CEU, afirma al salir de la reunión del Consejo Universitario: "En general, hemos ganado". Más reservado, lmanol Ordorika declara: "Es necesario evaluar los resultados de este Consejo".

• Febrero 11

Debates en 44 escuelas y facultades sobre los acuerdos del Consejo Universitario; concurren sobre todo activistas y es muy escasa la presencia de estudiantes y profesores. Se dedican horas abundantes a discutir, diccionario en mano, el significado real, oculto, simbólico, maquiavélico de la palabra "asumir". 34 asambleas deciden no levantar la huelga en la UNAM.

Antonio Santos, dirigente del CEU, declara: "la propuesta de Rectoría atiende a las demandas del CEU. Es evidente que el Consejo Universitario mostró voluntad política con una propuesta que intenta solucionar el conflicto que hoy vive la Universidad Nacional".

Reunión de Evaluación del Sistema Nacional de Educación Tecnológica. El presidente Miguel de la Madrid pide "reflexionar con toda seriedad, sin precipitaciones, la posibilidad y conveniencia de crear un nuevo centro de educación superior- Creo que la demanda de profesionales capaces de manejar el cambio tecnológico, las exigencias de modernizar el aparato nacional, la reconversión industrial de manera específica, hacen necesario que la Secretaría de Educación Pública examine esa posibilidad".

• Febrero 12

Asamblea general de representantes del CEU. La reunión es "de carácter no resolutivo", aunque acuerda posponer para el domingo 15 el resolver si acepta los acuerdos del Consejo Universitario como solución al conflicto o decide continuar en huelga. Se compromete a los delegados a realizar asambleas estudiantiles en sus escuelas o facultades, a precisar el número de votos emitidos al pie de las decisiones tomadas, a establecer las eventuales condiciones a pactar con las autoridades de la UNAM antes de decidir, si es el caso, levantar la huelga. Los dirigentes del CEU acuerdan convocar a los estudiantes, por medio de desplegados de prensa, a participar en las discusiones del viernes y el sábado, "porque las asambleas de ayer evidenciaban que fueron resultado de reuniones de los Comités de Huelga". Las posiciones de los delegados se dividen como sigue: 28 se pronuncian por no levantar la huelga y por condicionar la solución definitiva del conflicto a que Rectoría resuelva una serie de demandas; 14 aceptan los acuerdos del Consejo Universitario y que se convenga en garantías mínimas antes de levantar la huelga; 3 más deciden que es necesario profundizar, "aún más", la discusión. El debate en el auditorio Che Guevara de Filosofía y Letras dura poco más de ocho horas.

• Febrero 13

Resultados en las primeras asambleas estudiantiles "de carácter resolutivo": las facultades de Ciencias -Políticas y Sociales, de Ciencias y la Preparatoria 9 votan por levantar la huelga; el CCH Vallejo decide continuarla.

Declaraciones de dirigentes del CEU: Imanol Ordorika: "Si la huelga no se levanta ahora, la represión puede ser ya un elemento digno de tomarse en cuenta". Carlos Ímaz: "El peligro es que después del domingo [15], o la huelga se cae por la derecha o se cae por la intervención de la policía y el ejército". Antonio Santos: "Ya estamos en riesgo de que la huelga deje de ser legítima a los ojos de la nación y de la comunidad universitaria. Pero si no se levanta, no abandonaremos el barco". Andrea González: "Tenemos que convencer a los estudiantes que nos apoyaron sin participar, para que se integren a las nuevas tareas que nos plantea el congreso. Estamos admirados de todo lo que hemos conseguido, pero todo está por hacerse".

El Sindicato de Trabajadores de la UNAM y el Consejo Académico Universitario exhortan al CEU a que concluya el movimiento de huelga.

• Febrero 14

Resultados preliminares: 31 de las 44 escuelas, colegios y facultades de la UNAM votan en asamblea por levantar la huelga. En la Preparatoria 3, la ENEP Zaragoza y el CCH Oriente se decide continuar en paro. El Consejo de Representantes del CEU tomará mañana la decisión definitiva.

• Febrero 15

Asamblea del Consejo de Representantes del CEU. Resuelve levantar la huelga 24 horas después de convenir con las autoridades de la UNAM las siguientes garantías: 1] no habrá medidas represivas; 2] se ampliará el semestre; 3] clases y exámenes extramuros quedarán invalidados; 4] no se levantarán actas contra ceuistas o simpatizantes del movimiento; 5] las autoridades son responsables por el "saqueo" de equipo y documentos, previo a la huelga; 6] se dispondrá de espacios físicos en cada plantel para los dirigentes del CEU. Luego de diez horas de discusión en el auditorio Che Guevara de Filosofía y Letras, la votación se divide de la siguiente manera: 35 delegados aprueban levantar la huelga previo compromiso de las autoridades de cumplir con las condiciones enlistadas; y 11 —entre ellos cinco planteles "populares"— deciden continuar en paro. Ningún representante vota por el levantamiento incondicional o inmediato de la huelga. Se acuerda también que el Consejo de Representantes se reunirá de nuevo en asamblea esta semana, "para definir los ejes políticos y las acciones por las que pugnará el CEU en la nueva etapa de su movimiento: que los preparativos del congreso no queden a cargo de los consejeros técnicos de cada plantel y que se discuta el reglamento de estudios de posgrado".

• Febrero 16

10:00 am. La comisión de Rectoría no asiste a la reunión concertada con el CEU para dialogar sobre la solución final al movimiento de huelga.

Por la tarde, Mario Ruiz Massieu, director general de Planeación de la UNAM, declara a los noticieros de las televisiones estatal y privada: "Lo que el CEU llama 'garantías' son en realidad nuevas demandas, y en esta medida traban el arreglo del conflicto".

Por teléfono, se cita a las 20:00 horas a Antonio Santos, dirigente del CEU, en el asta bandera de la explanada de Rectoría para que recoja una contrapropuesta de las autoridades de la UNAM. Un mensajero llega hacia la medianoche con un documento mecanografiado en papel sin membrete de la UNAM, y sin firma. De las garantías solicitadas por el CEU, Rectoría se niega a anular las clases y exámenes extramuros y a otorgar espacios físicos en cada plantel para los representantes de la organización estudiantil.

• Febrero 17

2:00 am. Termina en Filosofía y Letras una sesión privada de la "comisión especial" del Consejo de Representantes del CEU, formada con un delegado por cada plantel. Discutida la contrapropuesta de Rectoría, decide levantar las banderas de huelga y entregar las instalaciones de la UNAM al mediodía.

12:00 pm. Dirigentes del CEU inician la entrega a las autoridades de la mayoría de planteles e instalaciones universitarias. Por el CEU, Antonio Santos entrega la Torre de Rectoría a José Manuel Covarrubias, secretario general administrativos de la UNAM. Simultáneamente, se realizan asambleas estudiantiles en los CCH de Oriente, Vallejo y Naucalpan, Preparatoria 3, FES Cuautitlán, ENEP Zaragoza y Plan A-36 de Medicina, en Ciudad Nezahualcóyotl.

Por la tarde, cuatro de esos planteles deciden levantar la huelga. FES Cuautitlán y ENEP Zaragoza consideran que hubo "manipuleo" en la asamblea en la que el CEU decidió levantar la huelga; la desconocen y deciden continuar en paro. Estiman además que la propuesta de Rectoría "es improcedente, ya que no satisface las demandas originales, como eran la derogación de las modificaciones a los reglamentos aprobados en septiembre de 1986 y la convocatoria a un congreso general, democrático y resolutivo".

• Febrero 23

Doce de los principales colaboradores del rector Jorge Carpizo renuncian para dejarlo "en plena libertad para que pueda renovar su cuerpo de funcionarios en la forma que más convenga a la UNAM".

El doctor Carpizo dirige por medio de las televisiones estatal y privada un mensaje a la comunidad universitaria. Carpizo califica de "difícil" el momento por el que atraviesa la UNAM y llama a impedir que se desvirtúe el esquema de los foros y el congreso. "No es admisible que los problemas que tenemos planteados se quieran resolver con la razón de la fuerza". Luego se refiere al conflicto recién concluido y define: "de un problema estrictamente académico pasamos a uno de carácter social. Ahora hay que retomar los aspectos y la discusión académica".

Extinción[editar]

Las contradicciones entre los integrantes del CEU partidarios de una visión de izquierda democrática y sectores del mismo movimiento con una visión más "radical", llevaron a que el CEU como forma de organización dejara de existir en el marco del conflicto universitario ocurrido en 1999 y 2000, durante el cual se dio una larga y compleja huelga estudiantil dirigida por el llamado "Consejo General de Huelga" (CGH), la cual duró casi un año y que terminó con la entrada de la policía federal al campus universitario. El motivo de este conflicto fue el intento de cobro de colegiaturas, entre otras reformas consideradas antidemocráticas por la comunidad estudiantil, por parte del entonces rector Francisco Barnés de Castro. Barnés se vio obligado a renunciar tras negarse a dialogar con los estudiantes huelguistas y no ser capaz de encontrar una solución a lo que fue la confrontación política más grave en la historia de la UNAM. Fue sustituido por Juan Ramón de la Fuente. Tras el abrupto fin de esa huelga estudiantil, con la entrada de la policías a la UNAM y el encarcelamiento de centenares de estudiantes, se ha mantenido la gratuidad de la UNAM y se han hecho realidad varias de las reformas por las que luchó el CEU.

Dirigentes[editar]

Los principales dirigentes del CEU fueron a lo largo de más de diez años:

Referencias[editar]