Real Colegiata del Santo Sepulcro

De Wikipedia, la enciclopedia libre
(Redirigido desde «Colegiata del Santo Sepulcro»)
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Real Colegiata del Santo Sepulcro
Colegiata del Santo Sepulcro, Calatayud, España, 2012-08-24, DD 01.JPG
Tipo Colegiata
Advocación Santo Sepulcro
Ubicación Calatayud (Zaragoza)
Coordenadas 41°21′18″N 1°38′27″O / 41.354988888889, -1.6408472222222Coordenadas: 41°21′18″N 1°38′27″O / 41.354988888889, -1.6408472222222
Uso
Culto Iglesia católica
Diócesis Diócesis de Tarazona
Arquitectura
Construcción Siglo XVII
Estilo arquitectónico protobarroco


Colegiata del Santo Sepulcro, Calatayud, España
Claustro de la Colegiata

La Real Colegiata del Santo Sepulcro es un templo parroquial católico del siglo XVII del municipio de Calatayud, Zaragoza, Aragón, España adscrito al arciprestazgo de Calatayud de la diócesis de Tarazona.

Es el principal templo en España de esta Orden. Tiene una fachada con 3 puertas, flanqueada por 2 torres y un tabernáculo digno de mención. Casa matriz de la Orden del Santo Sepulcro en España. Estructuralmente, es una réplica del Santo Sepulcro de Jerusalén.


Historia[editar]

La primera iglesia se erigió en 1156 gracias a Ramón Berenguer IV y casi un siglo después, en 1249, se construyó otra nueva de estilo mudéjar por orden de Jaime I. La iglesia actual comenzó a construirse en 1605 y las obras, a cargo de Gaspar de Villaverde, culminaron en 1613.

Al morir sin hijos el rey Alfonso I el Batallador en 1134, nombró en su último testamento herederos de sus estados a los tres órdenes militares del Santo Sepulcro, del templo y del Hospital. La nobleza aragonesa, no conforme con tan extraño testamento, designó como sucesor a D. Ramiro, monje benedictino obispo de Roda, y hermano del monarca fallecido.[1]

Características[editar]

Está catalogada como Bien de Interés Cultural del patrimonio aragonés. Localizada junto a la antigua Puerta de Somajas, actualmente llamada de Zaragoza, la actual colegiata del Santo Sepulcro fue concluida en 1613 por el arquitecto Gaspar de Villaverde, quien erigió un templo protobarroco de tradición herreriana sobre el anterior de estilo mudéjar, del que todavía se conservan algunos restos.

Salvo el basamento y las portadas de sillería, el resto de la iglesia está construida con ladrillo. La fachada es muy sencilla con tableros cuadrados y rectangulares de ladrillo resaltado. La fachada está flanqueada por dos torres, de tres cuerpos de planta cuadrada cada una y un remate octogonal con chapitel cónico.[1]

El interior del templo, de tres naves, es monumental con una nave central más amplia. El crucero no está resaltado y el prebisterio es profundo para alojar el coro. Pilares de orden toscano separan las naves con arcos entre ellos de medio punto.[1]

La nave central se cubre con bóveda de lunetos y lsa laterales con bóveda de arista. Sobre el crucero se alza una cúpula de gran tamaño sobre pechinas, con tambor y linterna. En las pechinas se aprecia la cruz del santo sepulcro y el tambor cuenta con 8 ventanas y otras tantas hornacinas donde se alojan esculturas de ángeles con los atributos de la pasión.[1]

Los retablos son un excelente ejemplo de la escuelta de escultores, doradores y pintores de Calatayud del siglo XVII. En los retablos de la iglesia se representa el ciclo íntegro de la Pasión de Cristo. En los laterales hay ocho unidades, seis obra de Juan de Palafox y dos del canónigo don Francisco Yago de Soria, que se realizaron en 1666 siguiendo un estilo y tipología similar.[1]

Claustro[editar]

De la primitiva construcción mudéjar, edificada bajo jurisdicción de la Encomienda de la Orden del Santo Sepulcro de Jerusalén, documentada en Calatayud desde mediados del siglo XII, tan solo se conserva parte del magnífico claustro construido a mediados del siglo XIV, así como diversos restos de estancias de uso común como la biblioteca o incluso de la colegiata. El claustro se levantaba sobre una planta cuadrada; actualmente en estado ruinoso, se conserva en pie tan solo la mitad del mismo. Cada crujía se divide en cinco tramos, que se cubren con crucería sencilla que abre al patio mediante tres grandes vanos apuntados sin moldurar que quedan separados por contrafuertes de sección rectangular y hoy aparecen casi todos tabicados. La parte del claustro que queda adosada al convento aún conserva restos de decoración puntada.

Sobre la planta baja se levanta una segunda, abierta en arcos apuntados, correspondiendo tres por cada vano inferior, y rematada por alero en saledizo de ladrillo. En el siglo XVI se recreció mediante la adición de una planta más, de vanos de medio punto con antepecho con óculos, que están en la actualidad casi todos tabicados. El claustro de Calatayud quizá se convirtiera en el prototipo de los claustros de la Orden en otras ciudades.[1]

Fuentes consultadas[editar]

Referencias[editar]

  1. a b c d e f «Ficha del sitio web oficial de Calatayud». Consultado el 6 de noviembre de 2016. 

Galería de imágenes[editar]

Enlaces externos[editar]