Christian Molina

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

Christian Molina (n. Barcelona, España, 1979) es un director español de cine.

Biografía[editar]

Su formación como cineasta fue llevada a cabo en las dos mejores escuelas de cine españolas, la ECAM de Madrid y el ESCAC de Barcelona.

Posee una extensa carrera profesional con la que ha complementado su formación en decenas de películas, como Airbag, ¿De qué se ríen las mujeres? o Memorias del angel caído, donde ha participado como foquista y operador. Eso le ha otorgado una amplia experiencia en el uso de la imagen y la luz, al haber trabajado con directores de fotografía tan veteranos como Fernando Arribas, José Luis Alcaine o Paco Femenía.

En 2004 dirige su opera prima, Rojo sangre, una historia de perdedores narrada de manera ágil y sorprendente que recuerda al cine de terror español de la década de los setenta. En 2006 y 2007 participa como productor asociado en los films El triunfo y Chuecatown.

En 2008, Christian Molina afronta su segundo reto como director, Diario de una ninfómana, con una producción de mayor nivel económico y basada en el aclamado best-seller de Valérie Tasso, interpretada por actores de la talla de Belén Fabra, Leonardo Sbaraglia, Geraldine Chaplin, Ángela Molina y Llum Barrera. Este film cuenta la historia de Val, una joven atractiva e intelectual, cuya curiosidad por el sexo lo convertirá en su modo de vida.

En 2009 está preparando el estreno de su próxima película L'estació de l'oblit co-dirigida junto con Sandra Serna y protagonizada por Nilo Mur, Katia Klein y Fermí Reixach, entre otros.

Filmografía[editar]

Equipo técnico
Producción
Dirección