Chilorio

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

El chilorio es un plato originario del estado de Sinaloa del noroeste de México, se elabora a base de carne de cerdo desmenuzada, que se condimenta con chile pasilla, ajo, comino, orégano y sal. Luego es cocido con algo de manteca de cerdo. Normalmente se usa carne de cerdo, y en ocasiones carne de res, de pavo, o una mezcla de varias. De igual forma, en ocasiones no lleva manteca de cerdo sino manteca vegetal.

Historia[editar]

Esta receta se conoce desde hace 300 años aproximadamente y se cree que fue usada como medio para conservar la carne guisada, ya que los condimentos actúan como conservadores naturales al igual que la manteca de cerdo, del mismo modo que un embutido, solo que este no viene empacado en ninguna tripa o seso.

Preparación del chilorio[editar]

Para la preparación del chilorio como se prepara en Sinaloa es muy importante que todos sus ingredientes sean de buena calidad.

Se utiliza carne de cerdo, chile pasilla y especias (como son ajos, sal, comino, orégano). La carne se pone a cocer en un recipiente de acuerdo a la cantidad de carne de cerdo que se va a preparar; una vez que la carne está cocida, se mezcla con la pasta de los demás ingredientes que se ha preparado con anterioridad, y se empieza a revolver con una pala de madera hasta que carne y pasta estén totalmente integrados; se sigue revolviendo hasta que la carne y demás ingredientes ya estén integrados y tengan el color rojizo del chile.

Se acompaña con tortillas de maíz o de harina (muy solicitadas en el norte de Sinaloa) para preparar los taquitos, con lechuga, salsa enchiloza, cebolla curtida y lima.

Consumo[editar]

Se consume principalmente en el norte de México, pero con el envasado en latas o bolsas de plástico a nivel industrial ha llegado a todos los rincones del país. El costo aproximado de un cuarto de machaca y un cuarto de kilo de chilorio es de aproximadamente $150.00 en la Ciudad de Mazatlán, de acuerdo a personas de esta ciudad. Se prepara ya sea en tacos de tortilla de trigo o de maíz acompañados de guacamole o salsa roja, en enchiladas, en tortas o acompañando alguna ensalada con aguacate.

En el estado de Sinaloa este producto es tan versátil que puede tanto comerse guisado con tan sólo un poco de cebolla o revuelto con unos huevos.