Cayo Plaucio Deciano

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

Cayo Plaucio Deciano (en latín Gaius Plautius Decianus) fue cónsul en 329 a. C. de L. Emilio Mamercino. Él fue a su provincia asignada durante su consulado para continuar la guerra contra la ciudad de Privernum, mientras que su colega se dedicaba a reunir un gran ejército, para enfrentarse a los galos, pues se tenían informes que marchaban hacia el sur. Pero estos informes demostraron ser infundados, y todas las fuerzas romanas fueron ocupadas contra Privernum. La ciudad fue tomada, sus paredes fueron derribadas, y una fuerte guarnición romana quedó en el lugar. A su regreso Deciano celebró un triunfo. Durante los debates en el Senado sobre cuál iba a ser el castigo a infligir a los Privernatas, Deciano humanamente trató de aliviar su suerte. Según los Fastos, Cayo Plaucio Deciano también fue cónsul en el año siguiente, pero Tito Livio menciona en su lugar a P. Plaucio Próculo.

En 312 a. C., Plaucio Deciano fue censor con Apio Claudio, y tras 18 meses de magistratura, la dejó, de conformidad con la lex Emilia, mientras que Apio Claudio rechazó obedecer la ley, permaneciendo como censor en solitario.[1]


Referencias[editar]

  1. Liv. viii. 20, 22, ix. 29, 33, Val. Máx. vi. 2. § 1; Frontin. de Aquaed. I. 5; Diodoro. xx. 36.
Precedido por:
Lucio Papirio Craso y Lucio Plaucio Venox
Cónsul de la República Romana junto con Lucio Emilio Mamercino
329 a. C.
Sucedido por:
Publio Plaucio Próculo y Publio Cornelio Escápula
Precedido por:
Lucio Emilio Mamercino y Cayo Plaucio Deciano
Cónsul de la República Romana junto con Lucio Emilio Mamercino
328 a. C.
Sucedido por:
Lucio Cornelio Léntulo y Quinto Publilio Filón