Carga por inducción

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Si acercamos un cuerpo A cargado, por ejemplo positivamente, a un conductor de camión, sus electrones libres serán atraídos cerca de A, formando una región cargada negativamente. Conectamos el metal con la tierra usando un cable conductor: los electrones libres de la tierra serán atraídos por la carga positiva del metal B y se incorporarán a éste. Si después retiramos el cable, el metal quedará con una carga neta negativa distribuida por todo su volumen.

Cuando un objeto cargado se acerca a otro punto neutro, la redistribución de la carga se produce debido a la fuerza repulsiva generada por la carga del material cargado, por lo que hay carga o carga inductiva. Reordenar cerca de objetos cargados

Para completar el proceso de carga inductiva, el objeto debe conectarse a tierra brevemente y luego el objeto cargado debe retirarse. [1]

Para completar el proceso de una carga por la inducción se debe conectar brevemente el objeto a "tierra" y luego retirar el cuerpo cargado.

La inducción es un proceso de carga de un objeto sin contacto directo.

Un cuerpo cargado eléctricamente puede atraer a otro cuerpo que está neutro. Cuando se acerca un cuerpo electrizado a un cuerpo neutro, se establece una interacción eléctrica entre las cargas del primero y las del cuerpo neutro.

Como resultado de esta interacción, la distribución inicial se altera: el cuerpo electrizado provoca el desplazamiento de los electrones libres del cuerpo neutro.

En este proceso de redistribución de cargas, la carga neta inicial no ha variado en el cuerpo neutro, pero en algunas zonas se carga positivamente y en otras negativamente.

Se dice que aparecen cargas eléctricas inducidas. Entonces el cuerpo electrizado, denominado inductor, induce una carga con signo contrario en el cuerpo neutro y por lo tanto lo atrae.

El diagrama muestra el procedimiento para electrificar un cuerpo por inducción. Es importante tener en cuenta que la carga obtenida por este método es de signo opuesto a la carga del inductor.

Por ejemplo, cuando cargas un globo al frotarlo con tu cabello y lo acercas a pequeños papelitos y estos son atraídos por el globo, al frotar el globo en tu cabello se carga de electrones y al acercarlo con los papelitos estos son atraídos por él.

Véase también[editar]

Referencias[editar]

  1. Julián., Fernández Ferrer, (1981). Iniciación a la física. Reverté. ISBN 842914272X. OCLC 802708624. Consultado el 6 de octubre de 2018.