Caballeriza

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
"El mozo de cuadra" o "La caballeriza", del pintor Franz Adam.

Una caballeriza es un recinto cerrado donde se guardan esencialmente caballos y, en ocasiones, otros animales de granja, especialmente de carga. Se utiliza tanto para resguardar a los caballos, como para alimentarlos y asearlos. Tiene una gran similitud a los establos, pero estos últimos están destinados a cualquier animal que se posea dentro de una granja.

Historia[editar]

Históricamente, el establo es el segundo tipo de edificio más antiguo de la granja. Los establos de caballos más antiguos del mundo se descubrieron en la antigua ciudad de Pi-Ramsés en Qantir, en el Antiguo Egipto, y fueron establecidos por Ramsés II (c.1304-1213 aC). Estos establos cubrían aproximadamente 18,000 metros cuadrados, tenían pisos inclinados para drenaje y podían contener alrededor de 480 caballos.[1]​ Las caballerizas independientes comenzaron a construirse a partir del siglo XVI. Estaban bien construidas y colocadas cerca de la casa porque estos animales eran muy valorados y bien atendidos. Alguna vez fueron vitales para la economía y un indicador de la posición de sus propietarios en la comunidad. Relativamente pocos ejemplos sobreviven de interiores completos (es decir, con puestos, pesebres y comederos) de mediados del siglo XIX o antes.[2][3]

Tradicionalmente, los establos en Gran Bretaña tenían un pajar en su piso superior y una puerta de cabecera en la parte delantera. Las puertas y ventanas estaban dispuestas simétricamente. Sus interiores fueron divididos en puestos y por lo general incluyen una gran sala para una yegua en parición o un caballo enfermo. Los pisos estaban empedrados (o, más tarde, con ladrillos) y presentaban canales de drenaje. Los escalones exteriores al primer piso eran comunes para que los trabajadores agrícolas vivieran en el edificio.

Tuvieron gran desarrollo en Europa durante la Edad Media, siendo lugares donde se podían comprar y alquilar caballos, y estaban establecidos tanto en las ciudades como en el medio rural.

Arquitectónicamente no llegaron a ser un gran componente de diseño hasta mediados del siglo XVIII, cuando se construyeron grandes palacios por toda Europa que necesitaban este servicio.

Véase también[editar]

Referencias[editar]

  1. «Oldest horse stables». Guinness World Records. Consultado el 27 de junio de 2016. 
  2. England, Historic. «Historic Environment Local Management Training Programme - Historic England». www.helm.org.uk. Consultado el 19 April 2018. 
  3. The Conversion of Traditional Farm Buildings: A guide to good practice (English Heritage publication).