Cónclave de 1769

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Cónclave de 1769

Sede vacante.svg
Sede vacante.svg

Template-Cardinal Camerlengo.svg
Camarlengo de la Iglesia católica
Carlo Rezzonico
Elección Papal
Fecha de inicio 15 de febrero de 1769
Fecha de término 19 de mayo de 1769
Lugar de elección Palacio Apostólico
Roma
Colegio cardenalicio
Cardenales electores 46
Cardenales presentes 46
Cardenales ausentes 0
Dignidades encargadas
Decano Carlo Alberto Guidobono Cavalchini
Vicedecano Federico Marcello Lante
Protodiácono Alessandro Albani
Sucesión papal
Papa fallecido Clemente XIII
Papa electo Clemente XIV
Lorenzo Ganganelli
C o a Clementem XIV.svg

El cónclave de 1769 se celebró en Roma tras el fallecimiento de Clemente XIII (2 de febrero de 1769) desde 15 de febrero al 19 de mayo de ese año (es decir, casi tres meses de duración). Participaron 46 cardenales y el cardenal decano fue Carlo Guidobono Cavalchini.[1]

Tras 185 escrutinios, el cardenal Lorenzo Ganganelli fue elegido por unanimidad y tomó el nombre de Clemente XIV.[2]

Antecedentes[editar]

Consta que en febrero de 1764, desde la embajada de Francia, el primer secretario De la Houze envió un informe con los nombres de los cardenales que podían promoverse.[3]​ Ante la posibilidad de que la elección del nuevo papa quedara prácticamente hecha antes de que llegaran los cardenales de España y Francia, se movilizaron también los embajadores.[4]

Ya con motivo de una breve enfermedad del papa en septiembre de 1765, el embajador de España ante la Santa Sede, Tomás Azpuru solicitó al ministro de Estado, Jerónimo Grimaldi, cómo proceder. Este le requirió información sobre los cardenales que participarían en el cónclave. En la respuesta del embajador el criterio decisivo para valorar a los candidatos es su posición ante la Compañía de Jesús.[5]

El 3 de febrero de 1769 los embajadores de las monarquías borbónicas se reunieron para actuar de manera organizada.[6]

En los conciliábulos de los embajadores la suerte de la compañía de Jesús ocupa un espacio considerable.[...] En un opúsculo del tiempo se intenta demostrar que el Papa estaba obligado en conciencia a suprimir la Compañía de Jesús sin proceso ni procedimiento probatorio, sino solo a partir de la mala fama en que ella había caído debido a su doctrina perversa, a sus negocios comerciales, a su ambición desmesurada y a los criminales atentados contra la vida de príncipes y la tranquilidad pública.
Pastor (1954:31-32)

Desarrollo[editar]

El 15 de febrero se comenzó el cónclave con la presencia de solos 28 cardenales, número que fue en aumento en los días siguientes hasta el 30 de abril cuando se completó el número de los extranjeros con la llegada del cardenal Francisco de Solís, arzobispo de Sevilla. Por otro lado, la visita del emperador José II a Roma durante el mes de marzo también significó la suspensión temporal del cónclave. En este período aunque se realizaron más de 150 votaciones explorativas, ningún candidato obtuvo la mayoría necesaria.[7]

Según una carta de Grimaldi a Azpuru del 21 de febrero, el rey de Nápoles Fernando I prometía retrasar la ocupación de Castro y Ronciglione esperando que el nuevo Papa se comprometiera a satisfacer de alguna manera al rey por el asunto de Parma y suprimir a la Compañía de Jesús.[8]​ Por su parte la corona portuguesa también dio a conocer su apoyo a la causa borbónica de encontrar un papa que fuera contrario a los jesuitas.[9]

Para mayo y gracias a la intervención del cardenal de Bernis los cardenales filoborbónicos se pusieron de acuerdo para actuar en equipo.

Notas[editar]

  1. Datos de Catholic hierarchy.
  2. Cf. Belmonte-Mas (2000:81).
  3. Cf. Augustin Theiner, Histoire du pontificat de Clement XIV vol. I, Tipografía Firmin-Didot, París 1852, p. 167s.
  4. Cf. Archivo de la Embajada de España en Roma, Reales órdenes 46.
  5. La correspondencia está toda en archivos: la inicial del embajador (Archivo de Simancas, Estado 4973), la respuesta del ministro (Archivo de la embajada de España en Roma, Reales órdenes 45), el informe del embajador (Archivo de Simancas, Estado 5012).
  6. Cf. Pastor (1954:8).
  7. Cf. Belmonte-Mas (2000:73).
  8. Cf. Archivo de la Embajada de España en Roma, Reales Órdenes 49.
  9. Cf. Instrucçao sobre la morte do Papa Clemente XIII que se deve participar a todos os ministros de S.M Fidelissima nas Cortes de Europa, Archivo de la Embajada de España en Roma, Reales Órdenes 49.

Bibliografía[editar]

  • Francisco José Belmonte Mas, «El cónclave de 1769 en la correspondencia diplomática», en Revista de historia moderna 18 (2000), p. 67-84
  • Ludovico von Pastor, Storia dei Papi dalla fine del Medio Evo, vol. XVI, Desclée & Ci. Editori Pontifici, Roma 1954, p. 366