Código Civil de Ecuador

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

El Código Civil Ecuatoriano es el cuerpo legal que contiene el Derecho civil común y general en Ecuador. Es uno de los códigos civiles adaptados del Código Civil chileno, redactado por Andrés Bello. Este código civil fue aprobado el 21 de noviembre de 1857 y comenzó a regir a partir del 1 de enero de 1861.

El Código Civil ecuatoriano ha sido objeto de varias codificaciones oficiales, desde su creación. Las dos últimas codificaciones han sido: la de 1970 (séptima edición), 2005 (octava edición) y la codificación vigente de 2015.

Historia[editar]

Corpus iuris civilis Romani. Gothofredus, 1583.

El origen más remoto del Código Civil ecuatoriano está en la recopilación de todas las leyes romanas a cargo de Triboniano, quien encabezaba una comisión de juristas nombrada por el emperador bizantino Justiniano I. Esta recopilación dio como resultado el Digesto (Digestum, o Pandectas) publicado en 533, componente central del Corpus iuris civilis (latín para: Cuerpo de Derecho civil). Tras la caída de la Primera República Francesa, y la instauración del Primer Imperio francés, Napoleón Bonaparte ordenó la creación de un cuerpo legal que reuniera la tradición jurídica francesa, estructurado sobre dos ejes: el tradicional derecho franco-germano del norte, la tradición romanista basada en el Corpus iuris civilis del sur, redactándose así el Code civil des Français (en español: Código civil de los franceses), también conocido como Código Napoleónico, promulgado el 21 de marzo de 1804.

En 1830 Ecuador se separa de la gran Colombia para formar parte de una república independiente; cuya primera constitución se aprueba en septiembre del mismo año, se dictan leyes de procedimiento civil 8 de noviembre 1831 las cuales establecieron un orden de prioridad en la aplicación de las leyes, conservando el contenido de la constitución de Rosario de Cúcuta, de Aprovechamiento de Aguas. Ya en 1837 el gobierno y el senado comisionaron al Dr. José Fernández Salvador para que trabajara un proyecto de Código Civil sobre la base del de Bolivia; proyecto que no fue en tiempo alguno examinado por los Congresos. Sólo en 1855 hay un esfuerzo serio en este sentido; se comisiono a la Corte Suprema para que presentara un proyecto de Código Civil; iniciándose las labores y continuaron durante dos años hasta 1857, en que la Corte llego a conocer el Código Civil Chileno, obra de Don Andrés Bello, que le pareció perfectamente aceptable para el Ecuador.

Por esto, dejó la preparación de laboral la encomendada y se dirigió al gobierno recomendado que se adoptara el código chileno; entre otras cosas, se manifestaba lo siguiente en el oficio respectivo: “La Corte, que no abriga sentimiento de orgullo y vanidad; y cree que no hay mengua alguna en adoptar lo bueno que se encuentra hecho, no ha vacilado en volver sobre sus pasos, dando de mano a sus trabajos anteriores, y se ha contraído a examinar detenidamente dicho Código. De este examen ha resultado la convicción de que su plan es preferible al que se había trazado la Corte, y que sus doctrinas y aun su estilo podían ser adoptados por nosotros, haciendo solamente una que otra variación, que la diferencia de circunstancias y el bien de la claridad hicieran necesarias”. La legislatura del mismo año aprobó el proyecto, y el Código Civil comenzó a regir desde el primero de enero de 1861: la edición fue hecha en 1860.

La fuente inspiradora del fundamental del código civil de Andrés Bello fue el código de Napoleón, obra máxima del derecho francés, habiendo consultado igualmente a su autor, el código de Luisiana, los propios textos romanos y las opiniones doctrinarias del autores como Savigny, Pothier. El Código de Bello sirvió de inspiración a numerosos otros códigos Civiles de Latinoamérica, como el de Uruguay, de Argentina y Brasil, siendo recepcionado casi íntegramente en varios países. Se han hecho varias importantes reformas al primer Código Civil ecuatoriano editado en 1860, las cuales fueron incorporadas a las sucesivas ediciones hechas en 1871, 1889, 1930 y 1950. Las reformas dadas antes de estos últimos años, mencionados son las siguientes: la de 1865 sobre habilitación de edad para los menores, reforma que luego fue suprimida; la de 1867 sobre computo, de tiempo para determinados efectos jurídicos; la de 1869 dictada por el Presidente Gabriel García Moreno y aprobada casi totalmente por la Convención del mismo año: modifica muchos artículos del Código entonces vigente y añade otro, entre ellos el referente a la retroactividad de las leyes, que es una copia de una ley chilena; la de 1873, que como la anterior tiene disposiciones sobre diversas materias del código; la de 1901 sobre la rendición de los censos.

En 1902 se da la ley del matrimonio civil que cambia el sistema mismo del matrimonio vigente hasta entonces y varia, en consecuencia, muchas normas del Código que solo admitía el matrimonio canónico; esta ley es, a su vez, reformada, en la referente al divorcio, en 1904, en 1910, en 1912 y 1935.

En fin esas fueron las primeras reformas dadas a nuestro Código civil debido a esa evolución que tenía en lineamientos generales, estos caracteres: de penetración cada vez mayor del derecho público en el privado; protección de los débiles incapaces u obreros; elevación de la capacidad jurídica de la mujer; consideración del matrimonio como institución de interés social; apreciación de la patria potestad como un deber mejor que como un derecho; protección de los hijos ilegítimos; aspecto social de las guardas; prohibición de enriquecimiento sin causa; criterio objetivo de la responsabilidad civil; teoría del abuso del derecho y doctrina de la impresión en las obligaciones; predominio de las corporaciones cuyos estatutos tienen fuerza de ley; investigación de la paternidad; participación del Estado de las sucesiones; divorcio absoluto; responsabilidad de las personas jurídicas; etc.

Véase también

Bibliografía[editar]

Enlaces externos[editar]