Butt plug

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Butt plug.

Un butt plug o tapón anal es un juguete sexual que ha sido diseñado para ser insertado en el recto para obtener placer sexual.[1]​ ​[2]​ ​ Son parecidos a los dildos o consoladores, pero suelen ser más cortos y tienen el final acampanado o ensanchado para evitar su inserción total en el recto.[3]​ ​

Historia[editar]

El primer butt plug se llamó 'Rectal Dilator' y fue inventado por Frank E. Young en 1892.[4]​ ​

Diseño y uso[editar]

La forma del tapón anal, es la de un cono con un extremo redondeado y el otro bruscamente estrechado a modo de una "cintura". Esta queda situada en el esfínter anal, y su extremo acampanado que queda al exterior evita que el butt plug se deslice totalmente hacia el interior del recto. El músculo del esfínter sujeta el plug en su lugar por la cintura, evitando que se salga involuntariamente. Su talla viene determinada por su circunferencia más ancha. Están fabricados con material elástico para evitar dañar el recto. Pueden sacarse e introducirse repetidamente para obtener placer o dejarse insertados de forma continua durante un tiempo.

Dos butt plugs

Los butt plug se fabrican en una variedad de colores, tamaños y texturas y materiales: de diversos materiales, como silicona, látex, neopreno, madera, metal o vidrio. Se prefiere la silicona al látex por resistir la desinfección en agua hirviendo y por ser más duradera y menos alergógena.

Algunos están acanalados o son ondulados. Pueden ser diseñados para parecerse a un pene. Los hay que "eyaculan" chorros de agua o líquidos viscosos en el recto. También hay butt plugs vibrantes y que se pueden inflar e hinchar. Algunos están diseñados para estimular la próstata. Otros tapones anales llevan adornos exteriores pegados a la base, como colas de animales simuladas o pedrería de imitación. También hay tapones anales disponibles con electro-estimulación.

Riesgos[editar]

Los objetos que son insertados en el recto pueden ser difíciles de extraer si se introducen totalmente, para evitar esta contingencia el butt plug termina en un disco ensanchado en uno de sus extremos. Al contrario que la resistente pared vaginal, la pared intestinal puede ser desgarrada fácilmente. Por esta razón los tapones anales son más cortos que los consoladores.

Como en otras actividades en las que hay penetración anal, debe usarse lubricante y ser cuidadoso al insertar o extraer un butt plug.[5]​ ​

El uso de un condón para recubrirlos facilita la eliminación de heces con las que pueden entrar en contacto. Hay que ser prudente al compartidos con otras personas, debido al riesgo de transmisión de enfermedades, incluyendo HIV, por contagio a través de las heces o la sangre.

Si bien la documentación médica es escasa, no se recomienda dejar un butt plug insertado por más de dos a tres horas.[6]​ ​

Tail plug con falsa cola de zorro.

Referencias[editar]

  1. Taormino, Tristan (1997). The Ultimate Guide to Anal Sex for Women. Cleis Press. ISBN 1-57344-028-0. 
  2. «Human anatomy and DIY plugs». 
  3. Jack Morin (2000). Anal Pleasure & Health: A Guide for Men and Women. Down There Press. p. 96. ISBN 0-940208-20-2. 
  4. http://listverse.com/2013/01/11/10-sex-toys-with-ridiculously-ancient-origins/
  5. Morin, Jack (1998). Anal Pleasure and Health (3d edición). Down There Press. ISBN 0-940208-20-2. 
  6. Butt Plug Safety Guide accessed 20 October 2013

Enlaces externos[editar]