Bootleg

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

Un bootleg es una edición no autorizada, tanto en el mundo de la música como en el caso de los libros, los videojuegos, los juguetes, las series de televisión o las películas.

En el caso de los videojuegos y el anime, este fenómeno está muy extendido, y habitualmente consiste en la producción de artículos que, sin ser oficiales, pretenden hacerse pasar como tales. La producción de bootlegs en este caso es una actividad que se da predominantemente en países como Singapur, Hong Kong y Taiwán.

En términos musicales, un bootleg es una grabación que no ha publicado oficialmente el artista ni su compañía discográfica. Pueden ser grabaciones en directo de conciertos, de sesiones en estudio, de ensayos o simplemente de jams (improvisaciones musicales). La fuente de estas grabaciones suelen ser CD puestos a la venta por compañías dedicadas al comercio de estas grabaciones, cintas de audio analógico o CD-R obtenidos directamente durante los conciertos por personas que acudieron a ellos con grabadoras domésticas portátiles o cintas o CD-R que salieron de forma dudosa del estudio de grabación, sin el conocimiento del artista o de la discográfica. Las personas que realizan estas grabaciones piratas reciben el nombre de bootleggers. También ocurre que se recogen videos en cintas de video o en formato de DVD.

También se conoce como bootleg a una práctica de remix que consiste en yuxtaponer diferentes temas (una base y una línea vocal, por ejemplo) para crear una nueva pieza. El R&B, el rap o el soul son los principales estilos empleados en esta clase de creaciones, dado el estilo característico basado en una rítmica básica que aparece en diferentes formas en casi todas las canciones. Este estilo también se llama Bastard Pop y tiene varios subgéneros, como el A + B, que es la simple yuxtaposición de dos temas; los mash-ups, que consisten en mezclar tres o más temas; el glitch, que es la reedición de un tema utilizando fragmentos procesados del mismo, y los remezclas no oficiales, que son a capella con instrumentales inéditas producidas por disc jockeys. Sigue siendo ilegal y perseguido por la industria, pero la indiscutible efectividad de algunos de ellos está haciendo florecer esta escena por todo el mundo.[cita requerida]