Aillu

De Wikipedia, la enciclopedia libre
(Redirigido desde «Ayllu»)
Saltar a: navegación, búsqueda
Esquema de las responsabilidades laborales de un ayllu en el tiempo de los incas. Las flechas indican las otras tierras y trabajos que los miembros de un ayllu debían hacer aparte del trabajo en su propio ayllu que servía para alimentarse a ellos mismos.

Un ayllu[1]​ o ayllo[2]​ (en quechua o aymara: ayllu) es una forma de comunidad familiar extensa originaria de la región andina con una descendencia común –real o supuesta– que trabaja en forma colectiva (véase ayni) en un territorio de propiedad común. El ayllu era una agrupación de familias que se consideraba descendiente de un lejano antepasado común.[3]

Ayllu es la forma tradicional de una comunidad en los Andes, especialmente entre los quechuas y aymaras. Son un modelo de gobierno local indígena en todos los Andes de la región de América del Sur, particularmente en Bolivia y Perú. Los ayllus funcionaban antes de la conquista Inca, en el período colonial y se mantienen vigentes hasta nuestros días. [1]

Los ayllus son esencialmente grupos familiares, sin embargo podrían adoptar los miembros no relacionados, dando a las familias individuales más variación y la seguridad de la tierra que cultivaban. [2] La cabeza de un ayllu se denomina Mallku, lo que significa "cóndor", también este título puede ser traducido como "príncipe". Es común que tengan su propia wak'a o dios menor, generalmente encarnado en un objeto físico, como una montaña o roca.

Los ayllu fueron unidades autosustentables y su función sería educar a sus propios hijos y de la granja o el comercio para todos los alimentos que consumían, excepto en casos de desastres, tales como El Niño años cuando se basó en el sistema de almacén de Inca. [3] Su función principal era resolver los problemas de subsistencia, y las cuestiones de cómo llevarse bien en la familia, y en unidades de organización más grandes. [4]

Cada ayllu propiedad de una parcela de tierra, y los miembros tenían obligaciones recíprocas entre sí. [5]

En los matrimonios, la mujer generalmente se une a la clase y el ayllu de su pareja al igual que sus hijos, pero podría heredar su tierra de sus padres y conservar su membresía en su ayllu de nacimiento. Se trata de cómo ocurrieron la mayoría de los movimientos de personas entre ayllu. Sin embargo, una persona también podría unirse a un ayllu, asumiendo la responsabilidad de los miembros. Esto incluyó mink'a, el trabajo comunal, con fines comunes, ayni, o del trabajo en especie para que otros miembros del ayllu, y mita, una forma de imposición por el gobierno del Inca. [3]

El curaca era el jefe del ayllu y quien se encargaba de distribuir las tierras, organizar los trabajos colectivos y actuar como juez de la comunidad. El cargo de curaca o jefe no se heredaba, sino que era seleccionado a través de un ritual especial; en algunas ocasiones eran nombrados directamente desde el Cuzco.

El imperio inca se organizaba en ayllus que tenían a su cargo una extensión de tierra que les servía para alimentarse. Los miembros del ayllu trabajaban su tierra, pero también tenían la obligación de trabajar la tierra del estado para que el estado pudiera alimentar a los gobernantes, a los nobles, al ejército, a los ancianos y a los enfermos que no podían alimentarse ellos mismos por sus cargos o su indisponibilidad.

El estado también guardaba comida en caso que un ayllu tuviera una emergencia que no les permitiera trabajar su tierra (por inundaciones, terremotos o enfermedad de gran parte del ayllu ).

Los miembros de cada ayllu también debían utilizar parte de su tiempo para trabajar la tierra que se apartaba para los dioses y los líderes religiosos.

Aparte del trabajo ya mencionado, cada aillu debía proveer hombres para hacer obras públicas como construir caminos, puentes y edificios públicos. A este trabajo se le denominaba la mita.

Gracias a esta organización social, los incas lograron no sufrir hambre y además lograron construir un sistema de caminos, escaleras y puentes que comunicaban al vasto imperio inca y permitían que un mensaje se pudiera enviar desde Cuzco a Lima en 10 días.[4]

Vínculos[editar]

1. Vínculo Familiar

El Ayllu estaba constituido por un conjunto de familias que estaban vinculados entre sí por un sistema de parentesco real.

En cuanto al número de familias que conformaban cada Ayllu, los historiadores señalan que hubo Ayllus de veinte familias, como también de cincuenta y ccien familias.

2. Vínculo Religioso

Todos los miembros del Ayllu se reconocían descendientes de un antepasado común, que denominaban “Huaca”, al que habían convertido en el dios tutelar de la agrupación multifamiliar. Así mismo, se creía que todos sus antepasados provenían de un mismo lugar llamado “Pacarina”. A los huacas y pacarinas rendíanles culto mediante ceremonias, fiestas y ofrendas.

3. Vínculo Político

Se refiere a la participación de todos los miembros en las decisiones políticas del Ayllu, ya sea al defenderse del ataque de otros Ayllus, para emigrar o declarar la guerra. En tales decisiones estaban comprometidos y todos lo acataban.

4. Vínculo Económico

Estaba ligado principlamente a la “Marka” o parcela de tierra que todos los miembros del Ayllu cultivaban, y donde construían sus viviendas.

La tierra no sólo tenía un valor económico, sino, sobretodo, una connotación sagrada era la “Pachamama” o “Madre Tierra”. Los habitantes se creían hijos de la tierra.

Los vínculos que mantenían la unidad del ayllu eran cuatro:

Vínculo religioso o totémico Inca[editar]

Estaba representado por el culto al tótem (antepasado común o huaca) que le rendían todos los integrantes del ayllu, pues se creían descendientes de él.

Vínculo sanguíneo Inca[editar]

Unía a todos los miembros del ayllu mediante el parentesco.

Vínculo Universitario[editar]

Los Incas desarrollaron tanto las ciencias que en el momento de la Conquista española superaban en conocimientos a la España de su tiempo en la mayoría de las ramas del saber, con algunas excepciones como era la tecnología militar. Mientras en el Tahuantinsuyo se realizaban operaciones exitosas al cerebro, en el resto del planeta no existía nada comparable. Mientras los avances incaicos en Matemáticas e Ingeniería permitían hacer edificaciones espectaculares y convertían en habitables terrenos naturalmente inhóspitos, en Europa no existía nada que se le equiparara, pues la geografía europea es benigna para la habitabilidad del hombre (ni las montañas, ni los bosques, ni la altitud de los terrenos alcanzan las dimensiones que el antiguo hombre peruano tuvo que vencer para realizar sus proezas de arquitectura y urbanismo).

Vínculo económico[editar]

Consistía en el trabajo común y la ayuda mutua entre todos los integrantes del ayllu y de disfrutar mediante el reparto comunitario los frutos que les daba la madre tierra (mama pacha) siendo por estas razones uno de los más importantes lazos o vínculos del ayllu. Los incas desarrollaron un complejo sistema de intercambio económico, no capitalista, no individualista, donde las metas de grupo o de la comunidad se aplicaban y no existía propiedad. Desarrollaron una organización social compleja que permitió que el hombre y la naturaleza pudiesen vivir en equilibrio, erradicando el hambre (única cultura del planeta que lo logró).

Referencias[editar]

  1. Real Academia Española y Asociación de Academias de la Lengua Española (2014). «aillu». Diccionario de la lengua española (23.ª edición). Madrid: Espasa. ISBN 978-84-670-4189-7. 
  2. aillo en The Free Dictionary.
  3. MACHICADO, Jorge (2012). «El Ayllu». Consultado el 1 de febrero de 2012. «El ayllu es el grupo compuesto por muchas personas que se reconocia como familias ligadas por vínculos de sangre y afines que conforman un modo de producción económica y distribución de los bienes de consumo.» 
  4. DVD: NOVA: Secrets of Lost Empires-Inca, ASIN: B000C8STPS