Asedio de Dijon

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Asedio de Dijon
Siége de Dijon. Fragment d'un fac-similie de tapisserie estampe.jpg
Asedio de Dijon. Murallas de la ciudad y tropas atacantes, entre las que se puede ver el portaestandarte del cantón de Berna
Fecha 8 a 20 de septiembre de 1513
Lugar Dijon, Francia
Resultado Capitulación francesa
Beligerantes
Pavillon royal de la France.svg Francia Early Swiss cross.svg Antigua Confederación Suiza
Bandera de Sacro Imperio Romano Germánico
Comandantes
Pavillon royal de la France.svg Louis II de la Trémoille Early Swiss cross.svg Henry Winckler
Early Swiss cross.svg Jacques de Watteville
Bandera de Sacro Imperio Romano Germánico Ulrich VI de Wurtemberg
Fuerzas en combate
20 000 infantes suizos y 10 000 voluntarios
1000 caballeros alemanes
2000 hombres de armas de Hainaut
500 hombres de armas borgoñones

El asedio de Dijon fue un episodio de la tercera fase de la guerra de la Liga de Cambrai.

Antecedentes[editar]

Disputa por la herencia borgoñona[editar]

Francia y estados fronterizos en 1477. Los territorios de la casa de Borgoña, en amarillo.

Durante la guerra de Borgoña y tras la derrota de Carlos el Temerario en la batalla de Nancy, Luis XI de Francia había procedido a ocupar el Ducado de Borgoña. María de Borgoña, la heredera de Carlos, en todo momento reclamó los territorios conquistados como parte de su patrimonio. Tras morir en 1482, Maximiliano I de Austria, Emperador del Sacro Imperio Romano Germánico, se convirtió en el defensor de los derechos de los hijos de ambos, en primer lugar, de Felipe el Hermoso, y a la muerte de aquel, de Margarita de Austria.

En 1493, a pesar del Tratado de Arras de 1482, consiguió el Emperador que el rey de Francia cediera el Franco Condado a su hijo Felipe, pero continuaba el litigio por la parte occidental del ducado.

Tratado de Blois[editar]

En la tercera fase de la guerra de la Liga de Cambrai, Francia consiguió una alianza con su antigua rival, la Señoría de Venecia mediante el tratado de Blois, que dio impulso a una nueva ofensiva en Lombardía inicialmente favorable.

Pero tras ser derrotados en junio de 1513 en Novara por un ejército suizo, y en agosto en Guinegatte por un ejército inglés, Francia pareció estar debilitada, lo que aprovecho Maximiliano para lanzar un ataque y «recuperar» así el ducado de Borgoña para Margarita, a la sazón, gobernadora de los Países Bajos.

Mientras que la Confederación Suiza estaba en un proceso de incorporación de nuevos territorios en la frontera norte del ducado de Milán, aprovechando la debilidad del estado milanés, y al tiempo, mantenía sus mercenarios al servicio de Maximiliano, una fuente de ingresos para los cantones y confederados, y sus pobladores.

Luis XII de Francia.

Los preparativos militares[editar]

Suiza y el Emperador, Mateo Schiner mediante, acordaron realizar una expedición conjunta en territorio francés, aportando los suizos la infantería —20 000 hombres de los contingentes aprobados en Dieta, más los voluntarios— a cargo de Henry Winckler, asistido por Jacques de Watteville —hallándose el barón de Hohensax enfermo— y el Imperio, la caballería —1000 caballeros alemanes y 1000 hombres de armas de Hainaut— y la artillería, quedando al mando de Ulrich de Wurtemberg, debiendo reunirse ambos ejércitos en Besanzón, capital del Franco Condado, el 27 de agosto.

En Besançon se les une un contingente borgoñón del Franco Condado, de 500 hombres de armas a cargo de Guillaume de Vergy, mariscal de Borgoña.

El asedio[editar]

El 8 de septiembre, los contingentes avanzados del ejército conjunto suizo-imperial llegaban a la vista de las murallas de Dijon. Tras iniciar el cañoneo de las murallas el día 9. Abriendo brecha suficiente para dar el asalto, las tropas son rechazadas el día 12 de septiembre. Ese mismo día, los suizos —independientemente de sus aliados imperiales—, que esperaban realizar una campaña breve, firman un acuerdo con el jefe de los defensores, Louis de la Trémoille, que actúa en nombre de Luis XII.

Entre el 13 y el 14 de septiembre los suizos abandonan el lugar, y los imperiales no pueden sino levantar el asedio.

Las claúsulas del acuerdo[editar]

Los confederados obtenían del rey de Francia el reconocimiento de la soberanía de Maximiliano Sforza sobre el ducado de Milán, la restitución al papado de las plazas ocupadas por Francia en Italia, y una indemnización de 400 000 escudos, entre otros.

Consecuencias[editar]

Dado el incumplimiento de lo acordado entre Luis de la Trémoille y el ejército atacante por parte de Luis XII, el suceso tuvo escasa repercusión.

El presidente del parlamento de Dijon, entre otros, fue retenido como rehén por los suizos, para garantizar el cumplimiento por parte de Luis XII de los acuerdos del 13 de septiembre.

Referencias[editar]

Bibliografía[editar]