Antonio Cortis

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

Antonio Montón Corts, conocido como Antonio Cortis (Denia, Alicante, 12 de agosto de 1891 - Valencia, 2 de abril de 1952), famoso tenor de ópera español apodado "El pequeño Caruso" o "El Caruso español" por haber recibido lecciones de Enrico Caruso y por su parecido en su estilo de canto.

Biografía[editar]

Hijo de un zapatero artesano emigrante de Argelia, nació en un barco y fue empadronado en Denia. Desde pequeño cantó en coros. Empezó cantando papeles como comprimario (segundos papeles)en el Liceo de Barcelona y el Real de Madrid, representando, por ejemplo, a Gastone en La traviata. En 1916 cantó Tosca en el Teatro Español de Barcelona, siendo el primero de sus contratos para hacer partes de primer tenor. En 1916 se casó con la catalana Carmen Arnau.

En 1918 cantó Carmen en el Real, con María Gay y Mattia Battistini. En 1919 regresó al regio coliseo para cantar la infrecuente ópera donizettiana Maria di Rohan. El mismo año viajó a Italia y allí se alojó en la célebre Pensión -para el mundo de la lírica- de Gina Bonini, situada frente al Duomo, cerca de la Scala de Milán. Cantó en Nápoles y en Roma; en esta última ciudad se ganó el afecto de la ex soprano Emma Carelli y ésta, como gerente del Teatro Costanzi, le ayudó a Cortis en sus primeros años transalpinos. Allí cantó desde su habitual Tosca hasta la infrecuente Anima allegra de Vittadini.

Fue trascendental su firma en 1924 del contrato con la Civic Opera de Chicago, a la que permanecerá ligado hasta 1932, ocho temporadas consecutivas. Se interesó por él su director de orquesta Giorgio Polacco al conocer su éxito en el Teatro Nacional de La Habana, donde fue sacado a hombros del recinto por el papel de Cavaradossi. Llegó cuando los tenores más importantes de la Compañía eran el norteamericano Charles Hackett y, sobre todo, el italiano Tito Schipa. Cortis comentará que Hackett, como tenor, no era capaz de descalzarle las botas.

Nunca cantó en el Metropolitan Opera de Nueva York pero fue estrella en San Francisco (1925-1926), La Scala (1930-1931) y Covent Garden (1931), donde cantó con Rosa Ponselle en Turandot y Fedora; además en Los Ángeles, Baltimore, Boston, Washington, Pittsburgh, Santiago de Chile, Verona, Turín, Montecarlo y Bari.

La Gran Depresión, la Guerra Civil Española y la Segunda Guerra Mundial fueron factores que, unidos a una salud precaria, le impidieron desarrollar una carrera aún mayor. Sus últimas actuaciones fueron en Zaragoza en Tosca en 1950. Murió en Valencia donde fundó una escuela de canto.

Esta nota la deja el propio nieto y persona que presento a conocer a Antonio Cortis al biografo pues se le ofreció todo absolutamente todos los documentos para escribir la biografía, exceptuando dos viajes que se hizo él biógrafo para saber un poquito más, hasta le propuse hacer la biografía conjuntamente "mejor no saber cual fue la respuesta " claro está no era Caruso el biografo. Hay que decir que Antonio Cortis nunca recibió clases de Caruso, es un montaje para llamarlo con el seudónimo que no le corresponde ni pertenece, es más hay un detalle que al biógrafo se le escapó o mejor dicho no se atrevió a ponerlo cómo denotar curiosa. Antonio Cortis fue contratado para cantar en la Habana y Caruso también cómo primer tenor, en ese trayecto fue donde se conocieron, en un trayecto que duraba ni más ni menos que de 20 á casi 25 días, me imagino dependiendo de cómo estuviera la mar, pues ese fue el tiempo que tuvieron de conocerse , nos podemos imaginar que en el transcurso del trayecto tanto uno cómo el otro debieron deleitar a los pasajeros antes del gran detalle de Caruso de mostrarle lo bueno que era Antonio Cortis cantando , cuando ya se encontraban en el estreno de la temporada en la habana, La opera que se representaba era Pagliacci, estando Caruso y Antonio en el teatro, Cuando Caruso le propuso a Antonio que cantara por él el área de Arlequín que se canta desde bastidores , diciendo vamos a gastar una broma a los periodistas , cual fue la sorpresa para Antonio cuando en los periódicos de la habana decían que Caruso había cantado mejor que nunca el área de Arlequín . Para mi fue un regalo que le hizo Caruso a Antonio pues él sabia muy bien que Antonio iba a ser una de las futuras voces y le dio una dosis doble de adrenalina , un gran gesto de uno de los grandes, y esa fue la Gran lección de Caruso que recibió Antonio Cortis.

Referencias[editar]

  • [1]
  • Rosenthal, Harold & Warrack, John (1980); Concise Oxford Dictionary of Opera (second edition). London: Oxford University Press.
  • Steane, J.B. (1974); The Grand Tradition. London: Duckworth.
  • Williams, John (1999); Liner notes to Pearl CD, Antonio Cortis. Pavilion Records Ltd, GEM 0047.
  • Libro "Antonio Cortis, Un Trono Vicino Al Sol" (1992)

Enlaces externos[editar]