Alfredo Guevara

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

Alfredo Guevara, (n. La Habana, Cuba, 31 de diciembre de 1925 - m. ídem. 19 de abril de 2013) fue un funcionario y censor de cine cubano.

Alfredo Guevara fue un funcionario cubano que desarrolló su labor en el cine de Cuba a partir de 1959, tras el triunfo de la Revolución cubana. Fue fundador del Instituto Cubano del Arte e Industria Cinematográficos (ICAIC), que dirigió, en dos etapas, durante tres décadas, y del Festival Internacional del Nuevo Cine Latinoamericano. Fue Profesor Emérito del Instituto Superior de Arte, que le otorgó el título de Doctor Honoris Causa en Arte.

Estuvo vinculado con la UNESCO colaborando en materia de política cultural desde 1968 entre 1983 y 1992 fue embajador de Cuba ante esa organización representando a Cuba entre 1987 y 1991 en el Consejo Ejecutivo, del cual llegó a formar parte.

En 1983 recibió la Medalla de Oro Federico Fellini que le entregó el director general de la UNESCO Federico Mayor Zaragoza y fue la primera que se entregó a un cineasta. El presidente de Francia, François Mitterrand, le otorgó la Orden de la Legión de Honor de la República Francesa, en el grado de Comendador.[1]​ En Cuba recibió la Orden Félix Varela de Primer Grado, máximo reconocimiento de la Cultura cubana y en el 2008 el Premio de la Latinidad, por su contribución a la cultura cubana y por sus esfuerzos a favor del desarrollo y la difusión del cine latinoamericano y caribeño. En marzo de 2009 le fue concedida la Orden José Martí, la más alta distinción del Estado cubano, de manos del presidente Raúl Castro.

Alfredo Guevara mantuvo su militancia y compromiso político durante toda su vida, no dudó en realizar las críticas que consideró necesarias, tanto en público como en privado, a las medidas y decisiones que tomaba el gobierno cubano posicionándose siempre a favor de la apertura y las reformas.[2]

Biografía[editar]

Alferdo Guevara nació el 31 de diciembre de 1925 en La Habana en Cuba. Después de sus estudios de primaria y bachillerato cursó la carrera de Filosofía y Letras en la Universidad de La Habana donde se doctoró. Allí conoció a Fidel Castro coincidiendo en la organización de diversas actividades políticas. Esta amistad la mantendría hasta su muerte.

En la Universidad de La Habana se desarrollaba una gran actividad política frente al gobierno de Grau San Martín. Muchos universitarios que participaban en esos actos de protesta dieron el paso a la actividad política. Alfredo Guevara se integró en las filas de Juventud Comunista. En esa actividad política universitaria coincidió con Fidel Castro con quien entabló amistad que se fue agrandando al calor de la lucha revolucionaria. En 1948 ambos coincidieron en las protestas que siguieron al asesinato del político colombiano Jorge Eliecer Gaitán hechos conocidos como el Bogotazo.

En los años 50 cursó estudios superiores de Dirección Teatral y fue cofundador del Grupo Teatro Estudio y de la Sociedad Cultural Nuestro Tiempo que agrupó a la vanguardia de los intelectuales cubanos durante la década de los cincuenta del siglo XX. En 1955 participa junto a Julio García Espinosa en la producción del documental "El mégano" en el que denunciaban las condiciones de vida en la Cuba de Batista.

En la década del 50 del siglo pasado, cursó estudios superiores de Dirección Teatral y fue uno de los fundadores del Grupo Teatro Estudio y de la Sociedad Cultural Nuestro Tiempo. En 1955 participó, junto al cineasta Julio García Espinosa y otros artistas en El Mégano, filme documental considerado como antecedente del Nuevo Cine Cubano. Colaboró como asistente de producción de Manuel Barbachano y en la realización de los cortos semanales Cine Verdad. En 1958 trabajó como asistente de dirección de Luis Buñuel en Nazarín.

Guevara se exilió en México durante los últimos años de la dictadura de Fulgencio Batista. Volvió a Cuba después del triunfo de la Revolución donde formó parte del núcleo gobernante que fraguó las leyes revolucionarias más radicales, como la ley de la reforma agraria, en los primeros momentos de la revolución.

Antes de acabar el primer año del triunfo de la Revolución se creó el Instituto Cubano del Arte e Industria Cinematográficos (ICAIC). Guevara fue su impulsor y su primer presidente. Se mantuvo frente al ICAIC hasta el año 1983. En ese período se produjeron películas como La muerte de un burócrata, Memorias del subdesarrollo o La última cena que dirigió Tomás Gutiérrez Aléa o Lucía de Humberto Solás. El ICAIC siempre fue un espacio de creación donde existieron márgenes para la crítica y la libertad creativa.

En 1969 se creó el Grupo de Experimentación Sonora apadrinado por el ICAIC. Este grupo fue el embrión del Movimiento de la Nueva Trova cubana del que formaron parte, entre otros relevantes cantautores, Silvio Rodríguez y Pablo Milanés.

En 1975, cuando se crea el Ministerio de Cultura, es nombrado Viceministro. Como responsable del ICAIC creó la Cinemateca de Cuba, el Noticiero ICAIC Latinoamericano, la revista Cine Cubano y el Grupo de experimentación Sonora del ICAIC. También impulsó el movimiento plástico cubano que cambió el diseño del cartel cinematográfico.

En 1983 deja la dirección del ICAIC y se traslada a parís como embajador de Cuba ante la UNESCO, con quien ya colaboraba desde 1968 como especialista en políticas culturales, regresando en 1991 de nuevo al ICAIC.

Fundó el Festival Internacional del Nuevo Cine Latinoamericano con el objetivo de promover la unidad de los cineastas latinoamericanos. Fue presidente de este festival hasta su muerte.

El 19 de abril de 2013 fallece en La Habana de un ataque cardíaco a la edad de 87 años.[2]

Condecoraciones[editar]

  • Orden de La Legión de Honor, en el grado de Comendador, otorgada por el presidente de la República Francesa, François Mitterrand.
  • Medalla de Oro Federico Fellini, otorgada por primera ocasión a un cineasta.
  • Título de Doctor Honoris Causa en Arte otorgado, por el Instituto Superior de Arte de Cuba.
  • Orden Félix Varela de Primer Grado, otorgada por el Consejo de Estado de la República de Cuba, máxima distinción de la cultura cubana.
  • Orden José Martí, la más alta distinción del Estado cubano, de manos del presidente Raúl Castro.
  • Premio Nacional de Cine .
  • Distinción de la revista cultural "La Jiribilla" (Cuba), "por la hondura de su pensamiento su presencia creadora en el quehacer cultural de la Nación".[3]

Referencias[editar]

4. Dedicatoria de la canción "Blanca Nieves" de Silvio Rodríguez.

Enlaces externos[editar]