Violencia religiosa en la India

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

La violencia religiosa en la India incluye la violencia de los seguidores de un grupo religioso contra seguidores o instituciones de otro grupo religioso, a menudo con la forma de disturbios. El hinduismo —la mayor religión de la India— cuenta con el 80% de la población; el islam, la segunda mayor religión, cuenta con el 13% de la población, el budismo, el jainismo y el sijismo conforman entre los tres el 3% de la población; y el cristianismo cuenta con el 2% de la población.[1] Otras religiones como el zoroastrismo y el judaísmo, aunque no sean populares, tienen siglos de larga historia en la India.

El fundamentalismo religioso se considera uno de los principales impulsores, junto con el nacionalismo hindú, el separatismo sij, el evangelismo cristiano y el fundamentalismo islámico que actúan como catalizadores o como fuerzas primarias de los brotes de violencia.

A pesar de la naturaleza secular y de tolerancia religiosa de la India, de la amplia representación religiosa en diversos aspectos de la sociedad, incluido el gobierno, del papel activo desempeñado por los órganos autónomos como la Comisión Nacional de Derechos Humanos de la India y la Comisión Nacional para las Minorías, y del nivel de trabajo en tierra llevado a cabo por las ONG, tienden a ocurrir actos esporádicos de violencia religiosa.

Las causas de esta violencia religiosa están arragidas en la historia, en las actividades religiosas y políticas de la India.[2] [3] [4]

Notas[editar]

  1. «Census of India: Population by religious communities» (2001).
  2. Rao, Prabhakar (2007). «Should religions try to convert others?».Teachings of religious tolerance and intolerance in world religions}}
  3. Subrahmaniam, Vidya (6/11/2003). «Ayodhya: India's endless curse».
  4. «A new breed of missionary» (5-04-2001).