Tumor de células germinales

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Tumor de células germinales
Mature cystic teratoma of ovary 2.jpg
Teratoma de ovario presenciándose un diente (derecha), piel (centro) y pelo.
Clasificación y recursos externos
CIE-10 C56, C62, D27, D29.2
CIE-9 183, 186, 220, 222.0
CIE-O 9060-9100
eMedicine med/863
MeSH D009373
Wikipedia no es un consultorio médico Aviso médico 
[editar datos en Wikidata ]

Un tumor de células germinales es una neoplasia derivada de las células germinales, las cuales normalmente se encuentran dentro de las gónadas (los ovarios y los testículos). Aquellos tumores de células germinales que ocurren fuera de las gónadas se desarrollaron por razón de defectos congénitos resultado de errores en el desarrollo del embrión.

Epidemiología[editar]

Los tumores de células germinales son los tumores sólidos más frecuentes en varones de 20 - 35 años de edad, aunque aparecen en la infancia y luego a los 60 años. La incidencia tiende a ser más alta en Escandinavia, Alemania y Nueva Zelandia y relativamente baja en Asia y África. Es 5:1 veces más frecuente en hombres de raza blanca que los de raza negra.[1] Los tumores de células germinales representan aproximadamente el 16% de todos los cánceres diagnosticados en adolescentes entre 15 y 19 años de edad y alrededor del 4% de los cánceres diagnosticados en niños menores de 15 años de edad.[2]

En mujeres, más del 60% de los tumores ováricos de la infancia derivan de las células germinales. Tanto en pacientes con tumores testiculares como en los ovarios se encuentra una elevada concentración sanguínea de alfafetoproteina y de la hormona gonadotropina coriónica humana (HCG).[3]

Clasificación[editar]

La clasificación de tumores germinales en niños se hace en base al tipo de tumor y las características histológicas de cada uno:[4]

  • Teratoma
    • Maduro.
    • Inmaduro.
    • Con componente de tumor de células germinales malignas.

Estadificación[editar]

Similar a como se estadifica a otros tipos de cáncer, en el caso de tumores germinales se aplica de la siguiente manera:[4]

Estadio I[editar]

En el estadio I, el cáncer se ha activado pero se encuentra limitado al ovario solamente, sin extenderse fuera del ovario. Si se hicieren estudios radiográficos, no se encontrarían evidencias de tumor fuera del ovario, los marcadores tumorales son normales y el líquido peritoneal es negativo histológicamente para células tumorales malignas.

Estadio II[editar]

En el estadio II, el cáncer se ha infiltrado o diseminado del ovario hasta el tejido que lo rodea y puede haber microinvasión (<2cm) de gánglios linfáticos. Los marcadores tumorales pueden ser normales o pueden salir positivos y el líquido peritoneal es histológicamente negativo para células tumorales malignas.

Estadio III[editar]

En el estadio III, el cáncer se ha diseminado desde el ovario hasta involucrar francamente a los ganglios linfáticos (>2cm) y a vísceras contíguas, como el epiplón, intestino y/o vejiga. Los marcadores tumorales pueden salir positivos y ocasionalmente pueden ser negativos y el líquido peritoneal es histológicamente positivo para células tumorales malignas.

Estadio IV[editar]

En el estadio IV el cáncer se ha diseminado hasta partes del cuerpo que no están cerca del ovario, como el hígado. El cáncer también se puede haber diseminado hasta los ganglios linfáticos más distantes.

Etiología[editar]

Se ha sugerido que estos tumores nacen como consecuencia de una migración anormal de las células germinales durante el período de embriogénesis. Otras hipótesis sugieren la amplia distribución de estas células germinales hacia múltiples lugares durante la embriogénesis normal, llevando a sus sitios de implantación aquella información y regulaciones innatas de las células germinales.

Se pensaba en un principio que los tumores de células germinales eran metástasis aisladas provenientes de un tumor primario en la gónada. Se sabe ahora que muchos tumores de células germinales congénitos se originan fuera de las gónadas. Las más notables son los teratomas sacrococcígeos, que son el tumor más frecuentemente diagnosticado en recién nacidos.

Se ha encontrado una asociación en varones con criptorquismo, cuando no descienden los testículos al escroto, y la aparición de tumores de células germinales.[2]

Tratamiento[editar]

El tratamiento específico depende del tipo de cáncer que se haya desarrollado y del grado de infiltración que tenga. Se ha usado la radioterapia después de la extirpación del cáncer quirúrgicamente. El uso de quimioterapia ha sido también usado y en otros casos el especialista puede decidir combinar los tres métodos: cirugía, quimioterapia y radioterapia.[3]

Referencias[editar]

  1. Ricardo Plazas Andrés Avila. Tumores de células germinales. Revista Colombiana de Cancerología, Vol 6, No. 1. pág. 33-46.
  2. a b Central Dupage Hospital. Los Tumores de Células Germinales (en español).
  3. a b MUNOZ O, Mónica, SIMS D, M. Inés, LATORRE L, Juan José et al. Tumores Ováricos Malignos de las Células Germinales en la Infancia y Adolescencia, Experiencia de 14 Años. Rev. chil. pediatr. [online]. jun. 1986, vol.57, no.3 [citado 07 Marzo 2008], p.261-266. Disponible en la World Wide Web: [1]. ISSN 0370-4106.
  4. a b VERDECIA CANIZARES, Caridad e PORTUGUES DIAZ, Andrés. Tumores germinales malignos de ovario en niñas y adolescentes. Rev Cubana Pediatr. [online]. oct.-dez. 2006, vol.78, no.4 [citado 07 Março 2008], p.0-0. Disponível na World Wide Web: [2]. ISSN 0034-7531.

Enlaces externos[editar]