Tratado de Breda

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

El Tratado de Breda fue firmado en la ciudad holandesa de Breda el 31 de julio de 1667 entre Francia, Dinamarca, Inglaterra y las Provincias Unidas de los Países Bajos.

Por él se dio fin a la Segunda Guerra Anglo-Holandesa entre Inglaterra las Provincias Unidas (16651667), al tiempo que las fuerzas de Luis XIV comenzaban a invadir los Países Bajos Españoles, pero dejaba sin resolver muchas disputas territoriales. Era, por lo tanto, un típico tratado rápido uti possidetis. En las últimas fases de la guerra habían prevalecido los neerlandeses. El almirante de Ruyter virtualmente controlaba los mares alrededor de la costa sur de Inglaterra, siguiendo a su exitoso bloqueo del Támesis, y su presencia animó a los comisionados ingleses a pedir la paz rápidamente. Las negociaciones, largamente pospuestas antes de este bloqueo, les llevó sólo diez días después de él.

En este tratado se intercambiaron el territorio norteamericano de los Nuevos Países Bajos, (en los actual estados de Nueva York y Nueva Jersey) por el territorio de Surinam, en las Guayanas, además de otros asentamientos.

Inglaterra dejaba sin efecto el Acta de Navegación de 1651 respecto a los barcos neerlandeses.

Bibliografía[editar]

  • Vázquez, E., Aguilera, C., y Olmeda, C., “Diccionario Histórico y Artístico” en La expansión de Gran Bretaña, Sarpe, 1985. ISBN 84-7291-890-4