Máquinas tragamonedas

De Wikipedia, la enciclopedia libre
(Redirigido desde «Tragaperras»)
Saltar a: navegación, búsqueda
Máquina tragamonedas de 1960.

Las máquinas tragamonedas, también denominadas máquinas tragaperras, son máquinas que a cambio de una cantidad de dinero apostado dan un tiempo de juego y eventualmente un premio en efectivo.

Estas máquinas pueden ser de dos tipos:

  • Programadas. En estas máquinas el premio depende de un programa interno en la máquina, de tal forma que al cabo de una secuencia de jugadas la máquina ha de devolver una cantidad determinada de lo que se ha metido en ella. Este tipo de máquinas son habituales de los salones de juego y en algunos países también en bares o cafeterías.
  • De azar. En estas máquinas los premios dependen exclusivamente del azar. Para conocer el porcentaje de pago de estas máquinas hay que acudir a la estadística y la probabilidad. Sólo se suelen encontrar en salones de juego de los casinos.[1]

Existen distintas apuestas en una máquina. También se puede jugar a sencillo, doble, triple, quíntuple. Cuanto más alta sea la apuesta, los premios también aumentan. Existe también tragamonedas progresivas. Tragamonedas progresivas ofrece un gran potencial de ganar interesantes botes. Cada vez que alguien juega un juego de tragamonedas progresiva, se agrega cada vez más dinero al bote y por eso se lo llama “progresivo”.[2] Actualmente se están imponiendo las máquinas digitales, que sustituyen a los tradicionales rodillos. Hay también máquinas mixtas, en las que se combinan rodillos en el juego inferior y un sistema digital en el superior.

Etimología[editar]

El término tragaperras, es una palabra compuesta derivada de las monedas o "perras" que se introducen o que se "traga" la máquina.

La perra es la forma coloquial de denominar a unas antiguas monedas españolas, cuyo valor podía ser de 5 céntimos de peseta, llamada perra chica, o de 10 céntimos de peseta, siendo entonces perra gorda.

Historia[editar]

Una máquina de azar

La primera “bandida de un brazo” fue inventada por Charles Fey de San Francisco, California, Estados Unidos, quien ideó un mecanismo automático muy simple.[3] Muchos aseguran que Fey invento la máquina en 1887, sin embargo algunos creen que puede haberla concebido en 1895.[4] Debido al amplio número de posibles ganadores con el juego original de cartas poker, fue prácticamente imposible tener una máquina capaz de realizar pago automáticos para todas posibles combinaciones ganadoras. Charles Fey ideó una máquina con tres ruedas giratorias conteniendo un total de cinco símbolos - herraduras de caballos, diamantes, espadas, corazones y una Campana de la Libertad, la cual también dio el nombre a la máquina. Remplazando diez cartas con cinco símbolos y utilizando tres ruedas en vez de cinco tambores, la complejidad de leer una victoria fue reducida considerablemente, permitiendo a Fey diseñar un mecanismo de pago automático. Tres campanas en línea producían la mayor ganancia, diez monedas de cinco centavos.

Liberty Bell fue un éxito rotundo y dio paso al florecimiento de una industria de juegos mecánicos. Aunque la utilización de estos dispositivos de apuestas fue prohibido en su estado natal tras algunos años, Fey no pudo con la demanda de la fabricación para el juego en otros lados. La máquina de la Campana de la Libertad fue tan popular que fue copiada por muchos fabricantes de máquinas tragaperras. Para 1907, el fabricante Herbert Mills de Chicago produjo una máquina llamada Operador de la Campana o "Operator Bell". Para 1908 muchas de las máquinas fueron instaladas en tiendas de cigarros, salones, boliches, barberías y burdeles.[5] La máquina Campana de la Libertad original puede verse todavía en el “Liberty Belle Saloon & Restaurant” en Reno, Nevada.

Sittman y Pitt de Brooklyn, New York, Estados Unidos desarrollaron una máquina de apuestas en 1891 la cual fue la precursora de la máquina tragaperras. Contenía cinco tambores con 50 cartas y estaba basada en el póquer. Está máquina probo ser extremadamente popular y muchos bares en la ciudad tenían una o más maquinas. Los jugadores metían una moneda de cinco centavos de dólar y accionaban una palanca, la cual hacía girar los tambores y las cartas que contenía, el jugador esperaba por una buena mano de poker. No existía un mecanismo de paga directo, entonces si se sacaba una pareja de reyes el jugador podía obtener una cerveza gratis, o si sacaba una flor imperial podía obtener cigarros o bebidas, los premios dependían directamente de lo que el establecimiento ofreciera. Para mejorar las posibilidad de la casa, dos cartas eran removidas de la baraja: el diez de picas y la Sota de corazones, la cual doblaba las posibilidades en contra de obtener una flor imperial. Los tambores también se ordenaban para reducir las posibilidades para ganar del jugador.

Otra de las primeras máquinas ofrecía premios en la forma de goma de mascar de sabores con las imágenes de los sabores como símbolos en las ruedas. Los símbolos populares de cereza y melón derivan de esta máquina. El símbolo BAR, que actualmente es muy común en las máquinas tragaperras, provenía del logotipo de la compañía "Bell-Fruit Gum Company". El pago de premios de comida fue una técnica muy comúnmente utilizada para evitar las leyes en contra de las apuestas en algunos estados, y por esta razón un número de máquinas expendedoras de chicles y otros alimentos fueron miradas con desconfianza por las cortes. Los dos casos de Iowa del Estado contra Ellis[6] y el Estado contra Striggles[7] fueron ambos utilizados en las clases de derecho penal para ilustrar el concepto de confianza en la autoridad mientras se relaciona con el axioma ignorantia juris non excusat ("el desconocimiento de la ley no es excusa").[8] En estos casos, una máquina expendedora de caramelos de menta fue declarada como un dispositivo de apuestas debido al hecho que la máquina (internamente manufacturada) tenía la posibilidad de otorgar al siguiente usuario de la máquina un número de fichas intercambiables por más caramelos. Aunque el resultado del siguiente uso fuera desplegado en la máquina, ambas cortes determinaron que "El incentivo para que cada obra fue la posibilidad de que por que el juego sería la instalación de máquinas para indicar que se pagarían los controles en la jugada siguiente. Lo que atrajo a los jugadores fue la posibilidad de que finalmente iba a recibir algo por nada. La máquina hizo un llamamiento a la propensión del jugador para jugar, y que es [un vicio]."[9]

En 1963, Bally Technologies desarrolló la primera máquina tragaperras electromecánica llamada Money Honey, aunque máquinas anteriores tales como High Hand máquina de poker de Bally mostraba principios básicos de construcción electromecánica a principios de 1940. El acercamiento electromecánico en la década de 1960 permitió a Money Honey ser la primera máquina tragaperras con una tolva en el fondo para un pago automático, hasta 500 monedas sin necesidad de ayuda de un asistente.[10] La popularidad de esta máquina condujo al incremento de los videojuegos, y la palanca lateral se convirtió en dispensable. Más tarde aparecieron tragaperras electrónicas que permitiron ampliar el abanico de mecanismos de juego a ofrecer.

La primera máquina de videojuego en ofrecer una "segunda pantalla" con ronda de bonas fue Reel 'Em In, desarrollada por WMS Industries Inc. en 1996. En este tipo de máquina, la pantalla cambia para proveer un juego diferente donde pagos adicionales se pueden ganar o acumular.

Véase también[editar]


Referencias[editar]

  1. Nelson García L. «FUNCIONAMIENTO DE LAS TRAGAMONEDAS Y LAS MÁQUINAS DE JUEGOS DE AZAR». eyeintheskygroup.com.
  2. «Tipos de tragamonedas».
  3. «Artículo de Charles Fey». Casinogambling.about.com (2009-06-22). Consultado el 2009-08-04.
  4. «Historia de las máquina de azar».
  5. «Historia de las máquinas de azar». SlotsDoc.com. Consultado el 2009-11-10.
  6. 200 Iowa 1228, 206 N.W. 105. (Iowa, 1925).
  7. 202 Iowa 1318, 210 N.W. 137. (Iowa, 1926).
  8. Singer, Richard G. El derecho propuesto para preguntar afectados por las recientes decisiones de Derecho Penal en la Corte Suprema de Estados Unidos. 24 de abril de 2000.
  9. State v. Ellis. 200 Iowa 1228, 206 N.W. 105. (Iowa, 1925). (citing to Ferguson v. State of Indiana, 178 Ind. 568, 99 N. E. 806 (1912); City of Moberly v. Deskin, 169 Mo. App. 672, 155 S. W. 842. (1913).)
  10. «Bally Technologies, Inc. | Información de la compañía». Ballytech.com. Consultado el 2009-08-04.