Perra gorda

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
10 céntimos o Perra gorda de 1870 (gobierno provisional), Anverso, al igual que las monedas de 1, 2 y 5 céntimos, tenían iguales anverso y reverso, cambiando solo el valor facial y su tamaño.
10 céntimos o Perra gorda de 1870 (gobierno provisional), Reverso.

La perra gorda era el nombre coloquial con el que se denominaba a la moneda española de 10 céntimos de peseta. Este nombre fue dado en alusión al extraño león (al que se confundía con un perro) que aparecía en el reverso, asimismo, se le llamaba perra chica a la moneda de iguales motivos en anverso y reverso con la mitad de peso, tamaño y valor (5 céntimos).

Historia[editar]

Fue emitida en 1870 por el Gobierno provisional, tras la reforma de 1868, en la que aparecían nuevas monedas, entre ellas la peseta.

Tuvo un papel importante en la economía española, hasta que fue desmonetarizada el 29 de octubre de 1941. Fue sustituida por nuevas monedas de 10 céntimos acuñadas en aluminio, que ya no mostraban los mismos anagramas, pero muchos siguieron llamándola igual.

Descripción[editar]

Estaba acuñada en bronce y su peso, era de 10 gramos.

Su anverso mostraba la matrona Hispania (heredada de la numismática de Adriano, en tiempos del Imperio romano[1] ), sentada hacia la derecha sobre unas montañas que representan los Pirineos, con una rama de olivo en la mano que reposaba, junto a una leyenda que decía "DIEZ GRAMOS" y la fecha de acuñación.

Su reverso consistía en un león tenante, sosteniendo el escudo de España (que contiene León, Castilla, Aragón, Navarra y Granada en la punta) y una leyenda que decía "CIEN PIEZAS EN KILOG." y el valor de la moneda "DIEZ CÉNTIMOS". El diseño del reverso fue elegido mediante un concurso, en el que el trabajo presentado por Luis Plañiol, resultó elegido, sirviendo de modelo para el diseño definitivo de Luis Marchionni, que desde 1861 ocupaba el cargo de grabador principal de la Casa de Moneda de Madrid, aunque cabe destacar que la ceca de acuñación fuese la de Barcelona representada con una estrella de ocho puntas.

Expresiones populares[editar]

  • Para ti la perra gorda: Desistir en la discusión, de la cual se renuncia a continuar como dando la razón al otro pero sin querer dársela en realidad.[2]
  • No valer una gorda: La alusión a la citada moneda se debe a su escaso valor (su valor actual, sería 0,06 céntimos de € -0,0006€-) que se equipara al sujeto omitido de la oración.[2]

Referencias[editar]

Enlaces externos[editar]