Tout ça (ne nous rendra pas la Belgique)

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Región flamenca marcada en verde oscuro

Tout ça (ne nous rendra pas la Belgique) (Todo esto no nos hará Bélgica), también conocido como el Engaño secesionista flamenco fue un bulo informativo creado por la cadena de televisión RTBF de Bélgica transmitido el 13 de diciembre de 2006 por el periodista Philippe Dutilleul.

La programación habitual del canal La Une (una de las cadenas que integra RTBF) fue interrumpido por un avance informativo de última hora en el que anunciaban que el Parlamento Flamenco había declarado la independencia unilateral de Flandes del territorio belga, por lo cual el país quedó disuelto. En varias entrevistas concedidas por los principales políticos belgas (algunos de ellos fueron informados del bulo) declararon que contemplaron como la Familia Real era evacuada debido a la gravedad de la situación.[1]

Los sucesos provocaron la consternación de la población francófona. La central telefónica de la cadena que emitió el informativo colapsó por el número de llamadas. Tras media hora y la petición a la Ministra de Comunicación de la Comunidad Francófona, Fadila Laanan, de que aclarase el asunto, declaró en un mensaje subtitulado que la noticia era ficticia.[2] [3]

El bulo fue creado dos años antes bajo el nombre clave de BBB (Bye-Bye Belgium).

Relato de los hechos[editar]

El 13 de diciembre del 2006, a las 20:21, la RTBF interrumpió su programación regular para emitir un boletín informativo falso en el que se anunciaba que Flandes había proclamado la independencia, disolviéndose el Estado belga. Antes de comenzar el experimento, llamado Tout ça (ne nous rendra pas la Belgique), apareció brevemente en las pantallas de La Une un texto sobre fondo negro que rezaba lo siguiente "Esto no es más que una ficción". Sin embargo, las líneas telefónicas de la RTBF habían recibido miles de llamadas y muchos medios de comunicación se hicieron eco de la noticia como si fuera real durante el periodo que duró el programa, 30 minutos.

El video incuía imágenes de reporteros de noticias frente al Parlamento flamenco mientras los separatistas ondeaban la Bandera de Flandes detrás de ellos. El reporte también incluía grabaciones del Rey Alberto y la Reina Paola subiendo a un jet militar en camino al Congo, una antigua colonia belga, exiliándose de su país.

Tras el programa se generó una gran polémica al respecto. Mientras que políticos francófonos criticaron el reportaje aludiendo a la unidad del país, otros polémicos flamencos lamentaron que RTBF "caricaturizara" sus aspiraciones, y pedían la dimisión de los responsables del ente. Además se generó un debate sobre la confianza de los medios de comunicación. El presidente de RTBF afirmó que el reportaje se realizó para comprobar la capacidad de confianza en los medios de los belgas y observar si la población contrastaba las informaciones, y no dimitió en su cargo.

Durante todo el reportaje, se hace énfasis de forma indirecta en la posibilidad de un hoax, especialmente en el uso continuo de la palabra "ficción" por parte de varios reporteros con frases como "puede parecerlo, pero aseguramos que no es ficción". Además aparecía un teléfono gratuito en pantalla para que los espectadores llamasen al informativo, y en el que realmente saltaba una grabación afirmando que todo era un montaje.

Reacciones al reportaje[editar]

Los principales políticos del país, entre los que se encuentra el Primer Ministro Guy Verhofstadt, el Ministro flandés y el Ministro valón Elio Di Rupo calificaron el reportaje de "irresponsable".

Las reacciones internacionales no se hicieron esperar. El Primer Ministro de Luxemburgo Jean-Claude Juncker declaró que "esas no son maneras de hacer noticias".[4]

Véase también[editar]

Referencias[editar]

Enlaces externos[editar]