Torgny Lindgren

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

Torgny Lindgren (nacido el 16 de junio de 1938 en Raggsjö, región de Västerbotten, en el norte de Suecia), escritor sueco, miembro de la Academia Sueca desde el año 1991.

Tras abandonar muy joven su localidad natal, se radicó en Småland, ubicada en el sur de Suecia, donde se convirtió en maestro. Su primer libro de poemas fue “Tijeras de hojalata, el instrumento del corazón”, en 1965. Le siguió en 1970 “Poemas de Vimmerby”, donde describió una pequeña localidad religiosa como aquella en la que residía. En esa época militó en el Partido Socialdemócrata Sueco, aunque siempre en una posición crítica.

En 1971 apareció “¿Cómo sería si uno fuera Olof Palme?”, inspirada en la figura del entonces primer ministro sueco. En un proceso de concientización política, publicó en 1972 “Bagatelas escolares mientras intentaba escribir a mis superiores”) y en 1973 “Otras preguntas”, su primera novela, cuya continuación es “El vestíbulo”, de 1975, ambientado en el mundo de los militantes socialdemócratas suecos.

Le siguió un período de mutismo literario. En un artículo en 1978, "A propósito de escribir", confesará que "ahora no puedo escribir absolutamente nada", ya que planeaba escribir una novela realista pero tenía dificultades para manejarse en ese plano literario.

En 1980 se convirtió al catolicismo. Por esa misma época publicó dos novelas consideradas de transición, “El príncipe del aguardiente” (1979), y “¿Te asusta el minuto?” (1981) en las que se produce un giro hacia cuestiones más existenciales, aunque sin abandonar la temática contemporánea y el anclaje en la realidad.

En 1982 publica la novela “El camino de la serpiente sobre la roca” en la que nace un idioma artístico propio. Por ella recibió en 1983 el gran premio novelístico de la Sociedad para la promoción de la literatura, y fue asimismo llevada al cine por Bo Widerberg. Relacionada a ella está la colección de relatos “La belleza de Merab”, de 1983. Muchos, Lindgren incluido, la consideran su obra maestra; por ella recibió en 1984 el Premio Aniara.

Obras posteriores son “Betsabé”, en 1984, el libro de relatos “Leyendas", (1986), “La luz”, (1987) “En elogio de la verdad”, (1991), “Miel de abejorro” (1995), por la que recibió ese mismo año el Premio August, y que fue adaptada a la ópera en 2001 con música de Carl Unander-Scharin, “En las aguas de Brokiga Blad” (1999) y su última novela, "El sofrito de carne” (2002).

Fue elegido miembro de la Academia Sueca el 28 de febrero de 1991, y tomó posesión del cargo el 20 de diciembre del mismo año, sucediendo al lingüista Ture Johanisson en la titularidad del sillón número 9. Además de los ya señalados, recibió en 1987 el Premio Doblougska, en 1999 el Premio Gerard Bonnier y en el año 2000 el Premio de Literatura Selma Lagerlöf.


Torgny Lindgren nació el 16 de junio de 1938 en Raggsjö (región de Västerbotten). Es escritor. Fue elegido miembro de la Academia Sueca el 28 de febrero de 1991 y tomó posesión del cargo el 20 de diciembre del mismo año. Sucedió al lingüista Ture Johanisson en el Sillón número 9. Fue galardonado en 1983 con el gran premio novelístico de Litteraturfrämjandet (Sociedad para la promoción de la literatura) por su obra Ormens väg på hälleberget (“El camino de la serpiente sobre la roca”), en 1984 con el Premio Aniara por Merabs Skönhet (“La belleza de Merab”), en 1987 con el Premio Doblougska, en 1995 con el Premio August por Hummelhonnung (“Miel de abejorro”), en 1999 con el Premio Gerard Bonnier y en el año 2000 con el Premio de Literatura Selma Lagerlöf.

Torgny Lindgren abandonó pronto la localidad, marcada por una iglesia religiosa no estatal, de donde procedía, en el Norte de Suecia y se dirigió a Småland, en el sur, donde se hizo maestro. Después del debut con la colección de poemas Plåtsax, hjärtats instrument (1965; “Tijeras de hojalata, el instrumento del corazón”), se dirigió a su entorno de Småland y escribió en 1970 Dikter från Vimmerby (“Poemas de Vimmerby”), imágenes momentáneas de una pequeña y fría localidad religiosa donde todos creen conocer a todos y donde se corre un velo tras los antagonismos de clase. Ese fue el inicio de la década de los setenta, una década para Lindgren de concienciación ideológica y de orientación contemporánea. Durante esa época fue miembro activo, si bien crítico, del partido socialdemócrata sueco.

Al año siguiente, en 1971, apareció la colección de poesía de personajes Hur skulle det vara om man vore Olof Palme? (“¿Cómo sería si uno fuera Olof Palme?”), en la que Torgny Lindgren se adentró en el personaje del presidente del gobierno y lo convirtió en un buscador inquieto de la conciencia, “uno de los últimos predicadores significativos”. Durante la primera mitad del decenio, apareció una serie de sátiras contemporáneas del mundo escolar y de la política. La colección de relatos Skolbagateller medan jag försökte skriva till mina överordnade (1972; “Bagatelas escolares mientras intentaba escribir a mis superiores”) es un intento burlesco de reflejar la callada estructura de clase del mundo de la enseñanza, mientras que su primera novela Övriga frågor (1973; “Otras preguntas”), al igual que su continuación Hallen (1975; “El vestíbulo”), se desarrollan en el nivel más bajo de la política, entre “los miembros del partido anónimos, pero al mismo tiempo exclusivos, que mantienen con vida la socialdemocracia sueca”. La crítica ante las crecientes diferencias entre la dirección del partido y las bases es uno de los puntos centrales de estas dos novelas.

Después de que durante la primera mitad del decenio hubiera publicado un libro al año, Lindgren permaneció en silencio durante algunos años. Fue una etapa de grandes cambios y de escasez de ideas. En el artículo “På tal om att skriva” (“A propósito de escribir”) en 1978 escribió: “Ahora no puedo escribir absolutamente nada”. Estaba planificando “una gran novela realista”, pero reconoció que “carece de disposición para el realismo”: “tan pronto como consigo elaborar una serie adecuada de personajes fieles a la realidad y los coloco en un medio ambiente real donde podrían vivir una vida real, empiezan a poner trabas, se comportan como si antes nunca hubieran estado en contacto con la vida real y sólo hubieran vivido en un mundo de fantasía, cometen crímenes horribles, mueren y resucitan, emprenden viajes al cielo y se dejan llevar engañados a las locuras que el lenguaje los quiera llevar, y, finalmente, echando maldiciones huyen de la construcción de la planificada novela”. Es una acertada descripción de la continuación de la obra literaria del escritor.

También en el mismo artículo, afirmó Torgny Lindgren: “La única creencia que puedo llevar conmigo a la vida y mantener de algún modo sin deteriorar es la del socialismo democrático.” Ello no significa, sin embargo, que careciera de fe religiosa –alrededor de 1980 eligió confesión y se convirtió al catolicismo–. Ello ocurrió simultáneamente a dos novelas que se pueden calificar de “libros de transición”. La primera novela histórica, Brännvinfursten (1979; “El príncipe del aguardiente”), apunta al gran avance decisivo de la década de los ochenta, mientras que la crepitante y satírica novela de la vida matrimonial Skrämmer dig minuten (1981; “¿Te asusta el minuto?”) resume la orientación contemporánea de los años setenta. Ambas novelas muestran una atracción creciente hacia cuestiones de carácter más existencial.

Aunque con estas grandes novelas de los ochenta Torgny Lindgren busca alejarse de la época contemporánea y adentrarse en el mundo del mito, de la fantasía y de la historia, su obra literaria sigue estando palpablemente orientada a su época y dominada por las cuestiones relativas a la debilidad del sistema, al abuso de poder, a la añoranza del orden, a la fuerza creativa del desorden y a la persecución de la racionalización, que continuamente caen derribadas por la irracionalidad inherente al ser humano y a la naturaleza.

En Ormens väg på hälleberget (1982; “El camino de la serpiente sobre la roca”) regresa por primera vez al Västerbotten de su infancia. La novela muestra opresión y necesidad en un pueblo de su región en el siglo XIX, pero el personaje principal es el idioma. El regreso a la tierra de la infancia supone el nacimiento de un idioma artístico puramente lindgreniano, idioma árido, distinto, dialectal, desinhibido, cargado de humor macabro y bíblico, reducido a un mínimo absoluto. La novela, que posteriormente fue llevada al cine por Bo Widerberg, representa una gran innovación. Lindgren es hoy día uno de los escritores suecos más traducidos.

Enmarcada en una historia, la colección de relatos Merabs skönhet (1983; “La belleza de Merab”) es, desde el punto de vista del idioma y en parte también del motivo, el hermano alegre de Ormens väg på hälleberget. Es arte del relato de una calidad excepcional, y es considerada por muchos –incluso por Lindgren mismo– como su obra maestra. En la historia marco se nos habla del sastre Molin, quien empieza a bordar palabras bíblicas que son vendidas en la calle por su bella esposa Judit. Pero ella se va con otro hombre. Es entonces cuando las palabras de Molin rebosan sobre los bordados y empieza a contar historias. El sastre va por las fincas con sus relatos, a los que asistimos en Merabs skönhet. Sobre todo el título del relato, referido a la bella vaca, es una singular pieza de un mito negro moderno.

En la novela Bat Seba (1984; “Betsabé”) y la colección de relatos Legender (1986; “Leyendas”) perfeccionó Torgny Lindgren lo bíblico en su obra literaria. La alegórica Ljuset (1987; “La luz”) abre nuevamente un espacio situado muy en el norte. Tras una terrible epidemia, sobreviven sólo unas pocas personas en un pequeño pueblo. La enfermedad también se ha llevado por delante todas las concepciones morales. Llega entonces un extraño al pueblo y pone del revés todos los conceptos.

En Till sanninges lov (“En elogio de la verdad”), que se publicó el mismo año en que fue elegido miembro de la Academia Sueca, 1991, regresó a la época contemporánea y a la mordaz sátira de la sociedad, y en la gran novela Hummelhonung (1995; “Miel de abejorro”) –que en 2001 fue adaptada a la ópera con música de Carl Unander-Scharin– volvió a la región de Västerbotten, donde una escritora se enfrenta a dos hermanos atrapados en una dependencia y odio recíprocos de toda una vida. Tras la colección de relatos I Brokiga Blads vatten (1999; “En las aguas de Brokiga Blad”) apareció su última novela Pölsan (2002; “El sofrito de carne”).

Referencias[editar]