Techno

De Wikipedia, la enciclopedia libre
(Redirigido desde «Tecno»)
Saltar a: navegación, búsqueda
Techno
Orígenes musicales House, electro, synthpop, chicago house, Hi-NRG, acid house, detroit techno
Orígenes culturales Principio de los años 1980
Detroit, Estados Unidos
Instrumentos comunes Secuenciador, sintetizador, caja de ritmos, teclado
Popularidad Todo el mundo, principalmente en Estados Unidos, Europa y Japón
Derivados Minimal techno, acid techno, industrial techno, hardcore techno
Subgéneros
Ambient techno, ghettotech, microhouse, tech house, tech trance, techstep
Fusiones
IDM, Trance
Escenas regionales
Detroit techno, Yorkshire bleeps and bass, schranz, Nortec, J-core
Enlaces
Categoría:Techno
[editar datos en Wikidata ]

El techno es un género de música electrónica de baile que surgió en Detroit, Estados Unidos, hacia mediados de los años 1980.[1] El primer uso registrado de la palabra techno como referencia a un género musical data de 1988 aparece vinculado a la música en un artículo que Stuart Cosgrove publicaba en la revista “The Face” de Detroit. En la actualidad existen multitud de estilos de techno, si bien está generalmente aceptado que la génesis del género se encuentra en el detroit techno y en sus precursores.[2] [3] [4]

El origen del techno se encuentra en la fusión de ciertas corrientes de música europea, basadas en el uso experimental del sintetizador, con diferentes estilos de música de raíz afroamericana como el funk, el free jazz o el primer electro. A esto se añade la influencia de una estética y temática de corte futurista, basada tanto en la ciencia ficción como en algunas ideas de la obra de Alvin Toffler. El propio término techno deriva del concepto de "techno rebels" presente en el libro La Tercera Ola del sociólogo estadounidense.[5] Esta combinación de ideas acerca el techno a un tipo de estética afrofuturista y cyberpunk.[6] [7]

La prensa especializada y los seguidores del techno critican el uso poco riguroso que en ocasiones se da al término, pues en ocasiones se confunde con otros géneros relacionados pero musicalmente diferentes, como el dance o el trance. [8] [9] [10]

Orígenes[editar]

La influencia de Kraftwerk[editar]

Kraftwerk, un grupo de música alemán que comenzó su carrera a principios de los años 1970, tiene una influencia considerada fundamental en toda la música popular posterior, y especialmente en la electrónica. Su estilo se enmarca dentro de un movimiento más amplio que tuvo lugar en Alemania conocido como krautrock. El cuarto álbum de Kraftwerk, Autobahn (1974), fue el que le convirtió definitivamente en un fenómeno internacional.[11] Es un disco pionero que contiene los primeros elementos de géneros como el synth pop o el electro, estilos directamente relacionados con el techno que surgiría pocos años más tarde.[12]

Origen del techno en Detroit[editar]

Detroit es la cuna del techno.

Desde 1977 hasta mediados de los años 1980 se emitió en Detroit un programa nocturno de radio llamado Midnight Funk Association. Conducido por The Electrifying Mojo, su original enfoque lo hizo popular, causando un considerable impacto en la forma de acercarse a la música de toda una generación de oyentes. The Electrifying Mojo tenía que moverse de emisora en emisora debido a una arriesgada programación que le costó varios despidos, pues su propuesta se salía del canon comercial habitual y del tipo de radio a la que la comunidad afroamericana estaba acostumbrada. En su espacio se podía escuchar una personal selección de estilos y artistas que podía incluir soul clásico, Kraftwerk, nuevos románticos ingleses, p-funk, The Clash o música clásica.[13]

Este programa sirvió de inspiración para numerosos productores locales afroamericanos como Juan Atkins, Derrick May, Kevin Saunderson (conocidos como The Belleville Three por el instituto de Detroit donde estudiaban) y Eddie Fowlkes.[14] Influidos por el sonido electrónico alemán y la tradición musical negra, comenzaron a producir con sintetizadores un tipo de música que compartía elementos con el electro que artistas como Afrika Bambaataa hacían en aquella época en otros puntos del país. Juan Atkins fue el pionero de todos ellos, al formar a comienzos de la década de 1980 junto al veterano de Vietnam Richard Davis el grupo electro Cybotron. Entre sus producciones se cuenta el que es considerado como primer tema de techno de la historia, "Alleys Of Your Mind" (1981), o canciones que sentarían las bases del género como "Clear".[15] El grupo se dotó de una estética futurista y relacionada con la ciencia ficción que se refleja tanto en su música como en la temática de las canciones y en el nombre del propio género. De la obra del futurólogo Alvin Toffler fueron tomados términos como Cybotron, Metroplex o techno.[16] [17]

El sonido de Detroit estaba profundamente influido por la música afroamericana estadounidense, especialmente por géneros como el soul y el funk, y en particular por el P-Funk de Parliament. El estilo de su teclista Bernie Worrell, uno de los primeros músicos de funk que cambió el teclado Hammond por un sintetizador, influyó notablemente sobre la forma de tocar de los impulsores del techno.[18] La combinación de la tradición negra con la música que venía de Europa, en particular el krautrock, el italo disco de Giorgio Moroder y la experimentación generalizada que tenía lugar con sintetizadores, dieron como resultado ese primer sonido techno.[19] [20] Derrick May lo describió con una frase que se ha hecho célebre:

"El techno es un gran error, como si George Clinton y Kraftwerk se quedaran atrapados en un ascensor y solo tuvieran un sintetizador para hacerles compañía".[21]

En general, se pueden identificar varias características básicas en el detroit techno. Cuenta con patrones rítmicos muy marcados, normalmente con una estructura basada en un compás de 4/4 cuyos tiempos son claramente acentuados. Al mismo tiempo, conserva la sonoridad del funk, lo que se manifiesta en las líneas de bajo, en el uso de "strings" (arreglos de cuerda sintetizados) o en las vocales. Finalmente, su estética futurista y de ciencia ficción toma forma en las letras, en los motivos de las canciones o en el artwork de los discos.

Chicago house[editar]

Existe una conexión directa entre el techno y la escena que se había formado a comienzos de los años 1980 en Detroit, con la música house que se estaba desarrollando en la misma época en Chicago y con la cultura de club de esta ciudad. Esta relación ha provocado que temas creados en Detroit como "Strings of Life" de Derrick May (publicado bajo su alias Rhythim Is Rhythim) sean hoy considerados clásicos tanto del género techno como del house.[22]

Se ha sugerido que el techno de Detroit es previo al house de Chicago, y que éste se desarrolló gracias a una caja de ritmos que Frankie Knuckles compró a Derrick May. Según esta versión, esa caja de ritmos guardaba varios patrones rítmicos compuestos por el productor de Detroit que posteriormente fueron utilizados en la gestación del nuevo sonido de Chicago.[23] [24]

La llegada del techno a Europa[editar]

El acid impulsó el techno en Europa.

Desde mediados de la década de 1980 surge en el Reino Unido un interés creciente por la música house. En las fiestas que tenían lugar en Ibiza, destino habitual del turismo británico, varios DJs ingleses conocen el house de Chicago y el éxtasis. Entre ellos se encuentran Paul Oakenfold, Mark Moore o Graeme Park, DJs que se encargarían al regresar a Inglaterra de extender esta música y la llamada ecstasy culture por todo el país a través de sus sesiones en ciudades como Londres, Manchester y Nottingham, y posteriormente en Sheffield y Leeds.[25]

Hacia finales de la década, la música house se había generalizado en Inglaterra y el acid house era cada vez más popular gracias a fiestas en discotecas como The Haçienda o Shoom.[26] También empezó a desarrollarse una subcultura de fiestas ilegales o raves, que se multiplicaron a partir del llamado "Verano del Amor" de 1989. Tanto en estas fiestas como en los clubs se ponían los ritmos importados de Ibiza junto al muy popular acid, si bien poco a poco comenzaron a pincharse también discos de techno importados desde Detroit. Es la época en la que las raves se convierten en un fenómeno masivo, pobladas por jóvenes impulsados por el MDMA que toman el house como banda sonora generacional.[27] [28]

El éxito del house y del acid allanó el camino para la aceptación del nuevo sonido de Detroit. En 1987, Neil Rushton, dueño del sello Kool Kat Records y ex DJ de northern soul, se puso en contacto con Derrick May, quien le facilitó una copia de su inminente tema "Strings of Life". La canción causó sensación entre los clubbers más jóvenes de la época. Dos meses después de la conversación, May viajó hasta Inglaterra con algunos de sus discos para, tras negociar con el empresario, alcanzar un acuerdo comercial mediante el que editar un recopilatorio con lo mejor del sonido de Detroit. Este álbum, que originalmente se iba a llamar The House Sound of Detroit, terminó cambiando finalmente de nombre después de que Atkins, May y Saunderson decidieran denominarlo de forma que no pareciera un subgénero regional del house, sino un auténtico género musical con entidad propia. A partir del tema "Techno Music" de Juan Atkins, el disco se llamó Techno! The New Dance Sound of Detroit, siendo publicado en 1988.[29] [30]

El disco no vendió demasiadas copias al principio, pero después, cuando el tema "Big Fun" de Inner City contenido en el recopilatorio empezó a escalar posiciones en las listas de éxitos, cada vez más gente fijó su mirada en ese nuevo estilo que venía de Detroit. Y pronto se hizo mundialmente conocido.[31] [32]

Desarrollo[editar]

A medida que el sonido original se iba desarrollando hacia finales de los años 1980 y principios de los años 1990, también empezó a ampliar su espectro estilístico lo que hasta entonces se había llamado techno. Éste pasó a incluir desde proyectos musicales de corte pop como el de Moby hasta colectivos con profundos sentimientos anti comerciales como Underground Resistance, o artistas que comenzaron a experimentar con sonoridades jazz o ambient. En esta época, el sonido techno pasó a gozar de un gran seguimiento underground en Reino Unido, Alemania y Bélgica. El crecimiento de la popularidad del techno entre 1988 y 1992 se debió en buena medida a la escena rave.

La "segunda ola" en EEUU[editar]

Underground Resistance, techno militante.

En Estados Unidos, fuera de las escenas locales de Detroit, Nueva York y Chicago, el interés por el techno se reveló limitado. Los productores de Detroit, frustrados por la falta de oportunidades en su propio país, comenzaron a fijarse cada vez más en Europa. A esta primera ola de expatriados se unió pronto una segunda generación de productores originarios mayoritariamente también de Detroit. Se les conoce como la "segunda ola", y entre ellos se encuentran Carl Craig, Octave One, Jay Denham, Kenny Larkin y Stacey Pullen. En esta corriente se puede incluir también el colectivo Underground Resistance, con el que el techno se hace más duro y adquiere un contenido de reivindicación política.[33]

Underground Resistance (UR) fue formado hacia 1990 por Mike Banks y el DJ Jeff Mills, a los que pronto se unió Robert Hood. Posteriormente se les fueron adhiriendo otros colaboradores, como el dibujante de cómics Alan Oldham, el veterano James Pennington, productores como Blake Baxter o el grupo Scan 7. Bajo el paraguas del colectivo, que también sirvió de sello discográfico, publicaban todos ellos indistintamente sin que muchas veces se supiera exactamente quién era el autor de cada disco, pues UR hace del anonimato una de sus señas de identidad. Underground Resistance, además de continuar el desarrollo del detroit techno hacia un campo musicalmente más corrosivo y ácido, también le aporta una dimensión política: un concepto militante que se alejaba del futurismo escapista de sus predecesores y tenía más que ver con un cierto universo cyberpunk.[34] [35]

Según pasan los años, el estilo se va tornando duro y minimalista, progresivamente se van eliminando los elementos más reconocibles de la esencia soul y los temas se hacen cada vez más sintéticos. Se trata del minimal techno, uno de cuyos mayores exponentes es el disco Minimal Nation de Robert Hood (1994).[36] Al mismo tiempo, comienzan a aparecer progresivamente artistas que sin ser oriundos de Detroit se pueden vincular con la escena techno de la segunda ola. Tal es el caso del canadiense Richie Hawtin. Hawtin compartiría inicialmente el sonido de UR, si bien no su concepto ni ideología. Junto a John Acquaviva fundó el sello Plus 8 Records, muy popular en la década de 1990.

Gran Bretaña crea su propia escena[editar]

Gran Bretaña contribuye al desarrollo del techno con varias aportaciones estilísticas novedosas entre finales de los años 1980 y principios de la década de 1990. Aunque éstas comparten ámbito geográfico, distan entre sí tanto en estructuras como en concepto musical. Son subestilos que surgen como consecuencia de un mismo motivo: la demanda cada vez mayor de música de baile en Inglaterra y Europa que los músicos estadounidenses no eran capaces de cubrir completamente. Este hecho provocó que un número creciente de jóvenes europeos se lanzaran a producir techno por sí mismos.

  • El acid techno surge alrededor de 1991 y 1992 a partir del acid house. Sus impulsores utilizan los sonidos "ácidos" característicos del acid house, que son creados principalmente gracias al sintetizador de bajo Roland TB-303, pero en lugar de aplicar este instrumento en las composiciones cálidas y melódicas típicas del house lo utilizan enmarcado dentro de patrones techno más duros y enfocados al ritmo. Este tipo de sonido fue llevado a cabo por músicos como Aphex Twin, Mike Dred o Dave Clarke.[39]
  • La intelligent dance music (abreviada en su acrónimo "IDM") trata de hacer del techno una música escuchable también fuera de la pista de baile, buscando la experimentación y su cruce con otros estilos. En sus inicios, la IDM toma importantes elementos del ambient y los combina con el tipo de sonido atmosférico de creadores de Detroit como Carl Craig o Derrick May. Los primeros en desarrollar este nuevo sonido son artistas como Michael Golding & Steve Rutter bajo el seudónimo B12. La popularidad del subgénero llega gracias al recopilatorio Artificial intelligence lanzado por el sello Warp Records en 1992, donde se incluían temas de los anteriores y de otros artistas como Autechre, Speedy J y Aphex Twin. Éstos y otros como LFO, Future Sound of London o The Black Dog serían los primeros en concebir un universo musical cada vez menos orientado hacia la pista de baile, y en cambio mucho más enfocado hacia la abstracción y la experimentación.[40]

Alemania, cuna del techno en Europa[editar]

Tresor, mítico club techno de Berlín.

En Alemania, y de modo paralelo a lo que ocurrió en el Reino Unido, creció el interés popular por la música electrónica de baile en diferentes puntos del país a partir de los años 1980. En Fráncfort funcionaba uno de los clubs más veteranos de Europa, el Dorian Gray Technoclub, con una programación originalmente orientada hacia la EBM. En Colonia se desarrolló una importante escena acid, mientras que en Múnich el pinchadiscos DJ Hell se convirtió en el gurú local de estos sonidos.[41] En Berlín, los DJs Westbam y Dr. Motte crearon UFO, primer embrión de la escena berlinesa de fiestas ilegales, y cofundaron la Love Parade. Tras la caída del Muro de Berlín en 1989, la escena de fiestas libres techno creció por toda Alemania del Este, consolidándose una escena rave comparable a la que existía en la época en el Reino Unido.[42]

Hacia 1991, varios espacios dedicados a las fiestas de música electrónica cerraron (entre ellos UFO) y la escena techno de Berlín quedó centrada en torno a tres lugares próximos al Muro: Planet (más tarde llamado E-Werk por Paul van Dyk), Der Bunker y el más longevo Tresor fundado en marzo de 1991.[43] En este último fue donde se desarrolló una cierta estética paramilitar dentro de la comunidad techno, posiblemente como expresión del compromiso de la corriente influenciada por el sonido de Underground Resistance. Además, la conexión con Detroit se tradujo en programaciones donde compartían cartel "héroes locales con invitados de excepción como UR y Eddie Fowlkes", así como una estrecha colaboración con la división discográfica del club.[44]

Progresivamente, los DJs alemanes fueron intensificando la velocidad y dureza del sonido, de modo que el techno con reminiscencias acid de principios de los años 1990 empezó a trasmutar en hardcore o techno hardcore. Se trata de un sonido fuertemente influido por el gabber holandés y el hardcore belga. Otras influencias que dotaron de personalidad a este estilo fueron la EBM de mediados de la década de 1980, cuyos grupos más representativos eran DAF, Front 242 y Nitzer Ebb. Los seguidores de este tipo de techno alemán lo llamaban en la época "Tekkno" o "Bretter".[45]

Tras el hardcore, el techno toma varios caminos en Alemania en la primera mitad de los años 1990. Hacia 1992 comienza a hacerse cada vez más popular el sonido místico del trance, preconizado por DJs como Dr. Motte o Sven Väth. Alemania también participa de la explosión creativa del ambient techno de la época.[46] Otra ramificación del género tiene lugar hacia mitad de la década cuando surge en Berlín el llamado dub techno de la mano del proyecto Maurizio, que operaba desde la plataforma del sello Basic Channel. Este género híbrido entre la electrónica de club y el dub jamaicano es una manifestación del minimal techno y ha inspirado e influenciado a toda una generación de productores como Pole, Monolake, Richie Hawtin, Scion, Vladislav Delay o Deadbeat.[47]

Alianza techno: Berlín & Detroit[editar]

En 1993, el sello alemán Tresor publicó el álbum recopilatorio Tresor II: Berlín & Detroit - A Techno Alliance,[48] reflejo de la importancia que tuvo la conexión entre ambas ciudades. A través de esta "alianza" ambas ciudades y escenas musicales se beneficiaron mutuamente, pues el detroit techno logró una importante difusión internacional al tiempo que Tresor ganó en respeto y reputación. En la práctica, esta colaboración se concretó en la contratación habitual de DJs estadounidenses en el club berlinés. Algunos de ellos llegaron incluso a residir en Berlín, como Jeff Mills y Blake Baxter. Todo ello tuvo su materialización en el plano musical. Con el apoyo de Tresor, Underground Resistance publicó la serie de discos X-101/X-102/X103 y Juan Atkins colaboró con Moritz Von Oswald y Thomas Fehlmann bajó el nombre 3MB. Además, el sello Basic Channel, muy vinculado a Tresor, consiguió que su material fuera masterizado en la National Sound Corporation de Detroit, la principal casa de masterización de la escena techno de Detroit.

Hardcore y free parties[editar]

El hardcore es un estilo derivado del techno que desde su nacimiento ha gozado de gran popularidad en Europa, especialmente entre jóvenes de clase obrera. Nace entre principios y mediados de los años 1990 en varios lugares simultáneamente, entre los que se encuentran Holanda, Alemania, Italia, Bélgica y Gran Bretaña. El estilo se caracteriza por un tempo rápido o muy rápido (normalmente por encima de 180 bpms) muchas veces construido mediante la aceleración de los discos de techno. Es habitual el uso distorsionado y rítmico de sonidos de carácter industrial.

"Musicalmente, el hardcore es una derivación del techno hecha en Londres y sus alrededores que se define por sus breaks acelerados en contraposición con los ritmos programados del trance o del house".[49]

Existen diferentes estilos de techno hardcore. En Inglaterra va fuertemente unido al fenómeno rave, que en su cénit podía llegar a congregar a decenas de miles de jóvenes en las llamadas "free parties". En este contexto un tipo de techno acelerado y muy rápido se hace popular, el conocido ahora como breakbeat hardcore, ardkore o simplemente música rave. Este sonido evoluciona y toma a grandes rasgos dos variantes: por un lado la del jungle, que hace énfasis en los breaks y tiene un sonido más oscuro, y por otro la del happy hardcore, que mantiene la estructura 4x4, el tempo por encima de 160 bpm y el sonido "chillón".[50] Este happy hardcore tiene mucho que ver con el gabber holandés, con el que a veces se confunde. El gabber se caracteriza por un tempo que va de 150 a 220 bpms y un bombo muy distorsionado, todo ello combinado con samples acelerados de una temática que suele girar en torno a las drogas o la violencia. El gabber fue muy popular especialmente en Holanda, Alemania, Italia y Bélgica.

La escena rave alcanzó tal dimensión en Inglaterra que se hizo incontrolable, generando una reacción muy negativa en la opinión pública inglesa de la época. Ello trajo consigo finalmente su prohibición en 1994 a través de la ley conocida como "Criminal Justice and Public Order Act".[51] Buena parte del público de las raves dejaron la isla, continuando el movimiento free party en otras zonas de Europa o Estados Unidos, y también en lugares remotos como Goa en India, la costa este de Australia o Koh Phangan en Tailandia. En Europa no se han dejado de hacer raves desde sus inicios.

Otros subgéneros y comercialización[editar]

Hacia el final de la primera mitad de los años 1990, el techno había alcanzado un punto de desarrollo tal que hacía difícil en ocasiones encuadrar a cada artista o canción nueva en un género delimitado de forma precisa. El paso del techno por diferentes países y escenas fue dejando en el estilo un número indefinido de influencias distintas que se materializaron en diferentes subestilos o subgéneros, cada uno con un conjunto de características que lo dotan de personalidad propia dentro de la categoría más amplia del techno. Las diferentes modas también han tenido un efecto sobre las denominaciones que se dan a cada subgénero.

Así, algunos ejemplos aún no mencionados de formas de techno o derivaciones del mismo que guardan grandes diferencias tanto en su estructura rítmica como en su sonoridad, como incluso en su objetivo (politizado o comercial, para bailar o para escuchar en casa) con el sonido original, incluyen diferentes manifestaciones del hardcore y del trance, el hard techno, el Birmingham techno abanderado por Surgeon, el click techno o la variante de minimal techno asociada a Richie Hawtin y su sello Minus.[52] [53] [54]

La implantación y el posterior seguimiento masivo y generalizado del techno propiciaron un interés creciente de la industria musical con el objeto de obtener beneficios comerciales. Prueba de ello son temas como "Dass Boot" de U96 (1991) o "James Brown Is Dead" de L.A. Style,[55] [56] que podrían considerarse las primeras de una secuencia de producciones que se lanzaron como "techno comercial". Desde entonces, innumerables artistas de todos los géneros musicales han utilizado elementos del techno, tanto de su música como de su estética, en su propuesta artística. Como con otras manifestaciones artísticas, grandes empresas de la sociedad de consumo han intentado aprovecharse del tirón popular del techno.[57]

Otras escenas regionales[editar]

En Europa, el techno llega a Italia en 1993 desarrollándose dos escenas diferentes, una en Reggio Emilia y otra en Nápoles. La primera tenía una línea orientada hacia el hardcore mientras que la segunda producía techno de corte más clásico con artistas como Rino Cerrone, Gaetano Parisio o Marco Carola. Algo similar ocurre en España, donde en las ciudades de Valencia y Barcelona se originaron las primeras escenas techno, a comienzos de los años 1990 en la primera y a mediados de la década en Barcelona. En ambas se dan los primeros pasos del denominado sonido mákina, aproximadamente entre 1989 y 1990.[58] [59] En Valencia emerge el primer grupo que produce techno en España, Megabeat. Tras la caída del comunismo y la división de la antigua Yugoslavia, los antiguos países yugoslavos desarrollan también una cierta escena con artistas como Uros Umek, Valentino Kanzyani y Marko Nastic. Por otra parte, también el techno tiene cierto seguimiento en los países escandinavos. En Suecia, DJs como Adam Beyer o Cari Lekebusch fueron los primeros en mezclar este tipo de sonidos, acercándose Aril Brikha hacia el detroit techno.

Si bien el techno se consagró principalmente en Europa Occidental y en Estados Unidos, desde principios de la década de 1990 da el salto a otros países. En Europa Oriental, el techno se convierte en símbolo del nuevo modelo económico tras la caída del Muro de Berlín. En Sudamérica se producen eventos techno en la primera mitad de esta década en las ciudades más importantes de la región, aunque no se desarrolla una escena hasta bien avanzada la década. También en Japón existe un gran interés por este género musical, con destacados productores como Ken Ishii.

Producción musical[editar]

Consideraciones estilísticas[editar]

Caja de ritmos TR-909.

El techno es un estilo musical fundamentalmente instrumental, con escasa presencia de vocales. Normalmente se escucha en el contexto de una sesión continua de DJ, durante la cual éste avanza de un disco al siguiente a través de su mezcla sincronizada. Buena parte de la instrumentación en el techno pone el énfasis en la sección rítmica, tanto por ser música de baile como por su inserción dentro de la sesión del DJ, pero la utilización de timbres musicales sintéticos es también muy relevante.

El patrón rítmico del techno es prácticamente siempre un four-on-the-floor dentro de un compás de 4/4. En su forma básica, el tiempo viene marcado por el bombo que suena en cada negra o cuarta parte del compás, un golpe de caja ("snare" o "clap") en el segundo y cuarto tiempo del compás, y un hi hat abierto en la mitad de cada tiempo. Se trata de un patrón rítmico típico de la música disco presente también en otras formas musicales anteriores como la polka. El tempo suele oscilar entre 120 y 150 bpm, dependiendo del estilo de techno.

Técnicas de composición[editar]

Existen muchas formas de crear techno, pero la mayoría se vale de la utilización de secuenciadores para crear composiciones basadas en loops. Los productores de techno, en vez de utilizar técnicas de composición tradicionales, tienden a trabajar de modo improvisado y suelen tomar el estudio como un instrumento en sí mismo considerado. El equipo de producción se sincroniza utilizando algún tipo de secuenciador MIDI, lo que permite al productor la combinación en un solo arreglo compositivo del sonido de varios aparatos diferentes.

Los instrumentos analógicos que utilizaban los pioneros del techno de Detroit incluían cajas de ritmo como la Roland TR-808 y la TR-909,[60] [61] el generador de líneas de bajo Roland TB-303, y otros sintetizadores como Roland SH-101, Kawai KC10, Yamaha DX7, y Yamaha DX100. La mayor parte de la secuenciación originaria era llevada a cabo vía MIDI utilizando secuenciadores como Korg SQD1 y Roland MC-50, y el sampling era realizado mediante la Akai S900. Desde la segunda mitad de los años 1990, buena parte de este tipo de producción es realizada ya no mediante hardware sino a través de emuladores que se controlan digitalmente desde un ordenador. Los conciertos en directo que se llevan a cabo desde la aparición de los emuladores suelen realizarse mayoritariamente mediante ordenadores portátiles utilizando software.

Artistas significativos[editar]

Bibliografía[editar]

Filmografía[editar]

  • High Tech Soul. Dirigida por Gary Bredow. Plexifilm, 2006. 64 minutos.

Referencias[editar]

  1. Gary Bredow (2006). «High Tech Soul» (en inglés). Consultado el 4 de febrero de 2010. «El documental comienza diciendo: "la música Techno surgió en Detroit entre mediados y finales de los 80, y su creación se atribuye a Juan Atkins, Derrick May y Kevin Saunderson"».
  2. Loops 2002:261
  3. Cultura y política de la música dance 2003:145-149
  4. Ariel Kyrou concibe durante su obra repetidamente a The Belleville Three como inventores del género (pags. 183 infra, 186 supra, 187 infra) y subtitula su capítulo relativo al techno de Detroit "El techno original nace en Detroit y de sus semillas la resistencia" (pág. 183). Techno Rebelde. 2006
  5. Concretamente del párrafo que sostiene que "los techno-rebeldes son, lo reconozcan o no, agentes de la Tercera Ola. En los próximos años no solo no desaparecerán, sino que se multiplicarán. Ellos forman parte del avance a un nuevo nivel de civilización". Extraido de Machine Soul. 1993
  6. Hooked on an Affect. 2011:33
  7. Un rasgo que compartirían músicos de la escena detroit techno como Cybotron o Drexciya con otros no pertenecientes a la misma como Sun Ra o George Clinton. Post Soul Futurama. 2005:11
  8. Critzon, Michael (17 de septiembre de 2001). «Eat Static is bad stuff». Central Michigan Life. Consultado el 12 de noviembre de 2013. 
  9. «Electronic Energy». The Miami Herald:  pp. 6G. 23 de marzo de 2001. 
  10. Schoemer, Karen (10 de febrero de 1997). «Electronic Eden». Newsweek. p. 60.  Cada lunes por la noche, Natania va al Koncrete Jungle, una fiesta de música "dance" en el East Side de Nueva Yorkthat y pincha un estilo musical relativamente nuevo, ahora de moda, conocido como "drum & bass" o, de modo más general, "techno", término general que describe la música hecha con ordenadores y aparatos electrónicos en vez de con instrumentos convencionales, e interpretada por DJs en vez de por grupos musicales ahora pasados de moda.
  11. Jason Ankeny. «Biografía de Kraftwerk» (en inglés). Consultado el 4 de febrero de 2010.
  12. Stephen Thomas Erlewine. «Autobahn» (en inglés). Consultado el 9 de febrero de 2010.
  13. «Who is "The Electrifying Mojo?» (en inglés). Consultado el 4 de febrero de 2010. «Biografía de The Electrifying Mojo en la lista "313" de Hyperreal, en la que se afirma que "quizá Mojo no influyó sobre el desarrolló del techno como un género musical per se, pero definitivamente contribuyó a despertar en una generación la búsqueda de sonidos fuera de lo común"».
  14. Techno Rebelde. 2006:183
  15. John Bush. «Biografía de Juan Atkins» (en inglés). Consultado el 4 de febrero de 2010. «El autor afirma que "(...) aunque suele ser difícil (y engañoso) determinar la génesis exacta de un género musical, la elección más sencilla en el techno es un disco de Atkins, el tema de electro de 1982 'Clear'".».
  16. Loops 2002:266-267.
  17. Benjamin Ferguson. «Label of love: Metroplex» (en inglés). Consultado el 15 de junio de 2010.
  18. Juan Atkins lo ha llegado a considerar como el "padrino del techno". Loops 2002:264.
  19. Dan Bean. «Entrevista a Juan Atkins» (en inglés). Consultado el 5 de febrero de 2010. «Juan Atkins señala todas estas variadas influencias musicales. Cuenta que aprendió a tocar la batería emulando el sonido de Motown, tocó en su adolescencia versiones de clásicos de Sly & The Family Stone y fue de éste grupo el primer disco que compró. Cita la influencia de las producciones de Giorgio Moroder, como The Chase, y cuenta que en sus competiciones de DJs destacaba por poner discos de grupos como The B-52's».
  20. Simon Trask (1988). «Future Shock» (en inglés). Consultado el 5 de febrero de 2010. «Sobre el entusiasmo de Atkins por Kraftwerk y otras influencias europeas, el productor de Detroit afirma: "alrededor de 1980 tenía una cinta solo de Kraftwerk, Telex, Devo, Giorgio Moroder y Gary Numan, y me encantaba conducir sin dirección escuchándola". Más adelante explica la intención de su música: "Mi idea era que los Kraftwerks, Telexes y Devos eran buenos pero no eran funky. Sentía que si podía tomar ese tipo de música y añadirle un elemento funky sería un puntazo. Eso hicimos, pero no obtuvimos reconocimiento."».
  21. Cosgrove, S (1988). «Techno! - The New Dance Sound of Detroit» (en inglés). Consultado el 5 de febrero de 2010. «Notas interiores».
  22. "Strings of Life" aparece en recopilatorios titulados The Real Classics of Chicago House 2 (2003), Techno Muzik Classics (1999), House Classics Vol. One (1997), 100% House Classics Vol. 1 (1995), Classic House 2 (1994), Best of House Music Vol. 3 (1990), Best of Techno Vol. 4 (1994), House Nation - Classic House Anthems Vol. 1 (1994) y otros recopilatorios que incluyen las palabras "techno" o "house" en su título.
  23. Frank Broughton (1995). «Entrevista con Frankie Knuckles» (en inglés). Consultado el 5 de febrero de 2010. «En ella afirma que le compró una TR-909 a Derrick May: "Creo que no conseguí mi primera caja de ritmos hasta 1984. La conseguí de Derrick May. Era una 909. Una Roland TR 909. Por algún motivo él tenía dos, y me llamó desde Detroit para decirme que venía (...) y que quería venderme una. Le dije que no sabía nada acerca de programar con ese tipo de cajas de ritmos. Él me dijo: es fácil, yo te enseño"».
  24. Juan Atkins cuenta una versión similar de esta anécdota: "alrededor de 1984 y 1985 (...) Derrick necesitaba pasta para pagar el alquiler y quería vender su caja de ritmos a Jeff Mills, que estaba en otra banda de DJs y músicos en Detroit, rivales nuestros, de alguna forma. Y le dije: no, no le vendas nada, sobre todo no le vendas la caja de ritmos porque, si no, sonará como nosotros y ese sonido se escuchará en sus mezclas en los clubs (...) Le propuse ir antes a Chicago a venderla, y así lo hizo. Creo que se la vendió a Frankie Knuckles... Y esa cajita de ritmos «909» creó todo el house music, pues allí, en Chicago, los DJs se la pasaban unos a otros. (...) El famoso Love Cant Turn Around de Farley Jack Master Funk, por ejemplo, fue compuesto con la caja de ritmos de la que se desprendió Derrick May. Lo mismo que Move Your Body de Marshall Jefferson, si no me equivoco". Entrevista de Ariel Kyrou. Vibrations. Abril 1999.
  25. Loops 2002:295-297
  26. Phil Cheeseman. «The History of House» (en inglés). Consultado el 5 de febrero de 2010. «El surgimiento y desarrollo del Acid House se relata a partir del epígrafe "1988"».
  27. Loops 2002:300-305
  28. BBC (2006). «Raving in 89» (en inglés). Consultado el 23 de abril de 2010. «Documental que relata el origen, contexto socioeconómico y consecuencias del "Verano del Amor" de 1989 así como del movimiento rave en Reino Unido».
  29. Loops 2002:269-270
  30. «Techno! The New Dance Sound Of Detroit» (en inglés). Consultado el 5 de febrero de 2010.
  31. Loops 2002:269-270
  32. Gary Bredow (2006). «High Tech Soul» (en inglés). Consultado el 23 de abril de 2010.
  33. Sean Cooper. «Biografía de Underground Resistance» (en inglés). Consultado el 23 de marzo de 2010. «UR redirigió su porción del legado de detroit techno hacia el activismo social, sustituyendo la popularidad mainstream y el éxito financiero por la independencia y autodeterminación (...). El primer catálogo de UR se define por una combinación típicamente detroitiana de soul de la Motown y de Chicago, con un implacable, en ocasiones caústico techno lo-fi y ácido, y electro».
  34. Loops 2002:272-274.
  35. Sin embargo, Ariel Kyrou considera que la temática cyberpunk ya estaba presente en la música y la estética de la "primera ola", aquella formada por los creadores del techno: A veces, se tiene la impresión de que los arcángeles del techno son, junto a los piratas de la Red, los primeros héroes de las novelas que diseñan en un futuro próximo los escritores cyberpunk. Techno Rebelde 2006:187
  36. «Robert Hood - Minimal Nation» (en inglés). Consultado el 5 de febrero de 2010. «Todos los análisis de los usuarios de discogs coinciden en considerar este disco un punto y aparte y un momento seminal en el desarrollo del minimal techno».
  37. Simon Reynolds. «The Bleep 20» (en inglés). Consultado el 5 de febrero de 2010.
  38. Según Jon Savage: en Inglaterra, el techno no empezó en Londres o Manchester (que en aquel momento estaban ocupados con grupos de rock/dance como The Happy Mondays), sino en Sheffield. Machine Soul 1993
  39. «Acid Techno» (en inglés). Consultado el 5 de febrero de 2010.
  40. «Techno Inteligente» (en español). Consultado el 5 de febrero de 2010.
  41. Loops 2002:283-284
  42. Techno in Germany. 2002:134
  43. Techno in Germany. 2002:134
  44. Loops 2002:285
  45. Techno in Germany. 2002:134
  46. Techno in Germany. 2002:135-136
  47. Javier Blánquez (2010). «Ecos del Rocío. Vida y muerte del techno-dub» (en español). Consultado el 5 de febrero de 2010.
  48. «Tresor II: Berlín & Detroit - A Techno Alliance» (en inglés). Consultado el 5 de febrero de 2010.
  49. Simon Reynolds. Above The Treeline. The Wire #127 Septiembre 1994
  50. Simon Reynolds. «Hardcore Continuum» (en inglés). The Wire #300. Consultado el 5 de febrero de 2010. «Serie de 7 ensayos sobre el origen y desarrollo del hardcore, donde sustenta su tesis sobre el Hardcore Continuum».
  51. «Criminal Justice and Public Order Act» (en inglés). Consultado el 5 de febrero de 2010.
  52. Javier Blánquez, en el capítulo titulado "reacción en cadena: techno y house en la segunda mitad de los noventa (1992-2002) resume esta evolución. Loops 2002: 519-531
  53. Martin Vuković (2008). «M_nus» (en inglés). Consultado el 5 de febrero de 2010. «La entrada del sello en discogs incluye una reseña del usuario Martin Vuković que describe tanto la aportación histórica del sello como la crítica que se le suele hacer por repetir fórmulas y desprenderse de su carácter innovador para complacer a una audiencia más amplia».
  54. Toby Frith (2009). «20 best: UK techno» (en inglés). Consultado el 5 de febrero de 2010.
  55. «Das Boot» (en inglés). Consultado el 5 de junio de 2010. «La canción, una versión entre eurodance y techno de una pieza compuesta originalmente por Klaus Doldinger como banda sonora para la película que da nombre al grupo, se convirtió en número uno en Austria, Suiza, Alemania y Noruega, y entró en el top ten en Fracia y Holanda».
  56. «James Brown Is Dead» (en inglés). Consultado el 5 de junio de 2010. «Primera canción "rave" en aparecer en el ránking pop semanal de Billboard».
  57. Ford (2000). «Ford unveils new limited Street Edition Focus» (en inglés). Consultado el 5 de febrero de 2010. «El detroit techno es un estilo musical reconocido por jóvenes de todo el mundo. Sabemos que la música es una de las mayores pasiones de los jóvenes compradores, así que tenía sentido para nosotros incorporar un elemento musical único en nuestra campaña».
  58. Canal + (1993). «Hasta que el cuerpo aguante» (en español). Consultado el 5 de febrero de 2010.
  59. Juan Carlos García, Oscar Montón. «72 horas: La ruta a Valencia» (en español). Consultado el 5 de febrero de 2010.
  60. «808 statement» (en inglés). Consultado el 5 de febrero de 2010.
  61. Derek Johnson, Debbie Poyser (1995). «909 Lives!» (en inglés). Consultado el 5 de febrero de 2010.