Sociedad de masas

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

Sociedad de masas es un término descriptivo de la sociedad de la edad contemporánea o sociedad industrial. Durante el siglo XIX comenzó a ser común describir al conjunto de la sociedad o a parte de ella como una masa, en referencia a las tendencias igualitaristas del periodo de la Revolución industrial, que socavaban los valores tradicionales del Antiguo Régimen o sociedad preindustrial. Más ampliamente, el término puede aplicarse a cualquier sociedad dominada por la cultura de masas, los medios de comunicación de masas, la sociedad de consumo de masas y las instituciones impersonales de gran escala.[1]

En la teoría política de la época de Alexis de Tocqueville, el término se usaba para expresar la preocupación de las élites por el cambio dramático que se había producido desde la Revolución francesa. Esa visión se expresaba en expresiones como tiranía de la mayoría o mob rule (gobierno del motín) o la clásica oclocracia (gobierno de la muchedumbre).

A finales del siglo XIX, en la obra de Émile Durkheim, el término sociedad de masas se asociaba con la sociedad como una masa de individuos indiferenciados, de la que formarían parte como átomos. En el siglo XX, con la neo-marxista Escuela de Frankfurt, la sociedad de masas se vinculó a la sociedad de individuos alienados mantenidos unidos por la cultura industrial que servía a los intereses del capitalismo. La perspectiva conservadora, por la misma época, criticaba la sociedad de masas desde un punto de vista opuesto. Expresión de ella (dentro de una peculiar posición política que le hacía estar más en relación con el entorno liberal y republicano) José Ortega y Gasset lamentaba el declieve de la alta cultura en la sociedad de masas (La rebelión de las masas, La deshumanización del arte). La crítica a la sociedad de masas se terminó convirtiendo en un tópico utilizado por todos las posiciones, hasta los más extremas, del espectro político.

Pero por otra parte, lejano de la ideología de la Escuela de Frankfurt, y recogiendo las idea de Toqueville, se puede hablar de como la masa ha sido incorporada en la sociedad, aunque, sin embargo, no ha resultado ser una sociedad masificada. Es decir, la masa es un conjunto conducido a través de los medios, pero dentro de este conjunto siempre hay excepciones, individuos que quieren salir del corriente donde se ven estancados. Sin embargo, las excepciones también forman parte de un conjunto, por tanto, se puede hablar de sub conjuntos dentro de conjuntes que anulan, aunque no totalmente, pero si en gran parte, la individualidad del "yo único". Esto se debe en gran parte a la tarea mediatizadora de los medias que son los grandes controladores de la opinión pública que en ocasiones generan ellos mismos e incluso manipulan. Entonces, Bell dirá que la sociedad de masa se trata de una cultura de masas sin un centro de gravedad, sin un hilo central, porque precisamente es la variedad la que la conforma.


Notas[editar]