Scaphopoda

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Commons-emblem-notice.svg
 
Scaphopoda
Antalis vulgaris.jpg
Antalis vulgaris
Clasificación científica
Reino: Animalia
Filo: Mollusca
Clase: Scaphopoda
Bronn, 1862
Órdenes

Los escafópodos (Scaphopoda, gr. skaphe, bote y podos, pie) son una clase de moluscos con simetría bilateral y el cuerpo alargado dorsoventralmente, que a su vez, está rodeado por un manto que segrega una concha tubulosa, abierta por ambos extremos, ligeramente curvada y cónica que recibe el nombre vulgar de conchas "colmillo de elefante", “conchas dientes” o “caninos”. Se estima la existencia de 900 especies vivas a nivel mundial[1] .

Actualmente, se reconocen dos órdenes: Dentaliida, con caparazones pequeños a largos, pie cónico, dientes anchos, caparazón acanalado y siempre más ancho en el extremo anterior y; Gadilida, con caparazones más pequeños, pie vermiforme con terminación en disco, caparazones lisos y a menudo, más anchos detrás de la apertura[2] .

Descripción[editar]

Poseen una cabeza poco desarrollada, en la que hay dos lóbulos (uno a cada lado) de los que se desprenden agrupamientos de tentáculos, denominados captáculos. Los escafópodos no poseen ojos ni branquias (ctenidios) , pues el amplio manto que poseen en la parte ventral, les sirve para la respiración (“El intercambio de gases se produce a través de la superficie del manto”[3] ). Al estar abierto por ambos extremos, el caparazón pálido de los escafópodos permite la retracción de la cabeza (y sus captáculos) y pie a través del extremo anterior (la abertura más ancha), que a su vez está ubicado bajo el sustrato. Por su parte, el extremo posterior (la abertura más angosta) permanece por fuera del sustrato. El ensanchamiento del pie en forma de disco, le permite al escafópodo anclarse al sustrato (la misma característica se presenta en almeja primitivas)[3] .

Hábitat[editar]

Los escafópodos son marinos y bentónicos en su totalidad, miden entre 4 mm y 25 cm de longitud, la mayoría entre 2 y 5 cm. Viven en aguas poco profundas o, hasta profundidades de 4.500 m. Generalmente, se hallan enterrados parcialmente, en la arena o el barro. También, se conoce su preferencia por sedimentos como arena gruesa, escombros finos de coral o barro arcilloso[1] .

Alimentación[editar]

Los captáculos que poseen son delicados, ciliados, contráctiles, sensitivos y prensiles. Esta herramienta le permite a los escafópodos capturar y manipular sus presas. Su dieta microfágica les permite alimentarse principalmente de foraminíferos[3] , ostrácodos, otros animales, diatomeas[2] y microplantas. Al interior de la boca, poseen una rádula con dientes grandes aplanados[3] que le permiten asir y raspar el alimento.

Sistema digestivo[editar]

La parte terminal de la cabeza, se encuentra formada por la proboscis y, a su vez, ésta contiene en el interior la masa bucal conformada por la rádula. Después de pasar por la degradación de la rádula, el material alimenticio pasa por el esófago hasta el estómago globular, que actúa como una molleja[4] . El estómago y la glándula digestiva se encuentran en la parte media del cuerpo. La digestión sucede de manera extracelular. Luego del estómago, el material se dirige a través del intestino hacia la parte anterior y luego, hacia la parte posterior del cuerpo (el intestino tiene forma de “u”), por la que finalmente desemboca en el ano, a través de la cavidad del manto[3] .

Sistema circulatorio[editar]

Es simple, ya que carece de corazón y vasos sanguíneos. El sistema nervioso es ganglionado y no concentrado. En cuanto a los nefridios, su ubicación esta cerca al ano, en donde el material es expulsado a través de nefridioporos[3] .

Reproducción[editar]

Los escafópodos son dióicos, con una única gónada que emite su contenido (huevos o espermatozoides) a través de un nefridioporo. Estos organismos poseen fecundación externa y ponen los huevos por separado. El desarrollo embrionario se da a través de una larva trocófora de vida libre, que se transforma en una larva velígera con simetría bilateral. Dicha larva se asienta en el bentos dando inicio a su fase adulta. La metamorfosis es gradual y se acompaña de un alargamiento del cuerpo[3] .

Referencias[editar]

  1. a b Brusca, R; Brusca, G (2005). Invertebrados. Madrid: McGraw-Hill. 
  2. a b Lamprell, K; Scheltema, A; Healy, J; Gowlett-Holmes, K (2001). Mollusca: Aplacophora, Polyplacophora, Scaphopoda, Cephalopoda. Australia: Csiro Publishing. 
  3. a b c d e f g Barnes, R (1968). Zoología de los invertebrados. 5th ed. México: Interamericana. 
  4. Jones, A; Baxter, J (1987). Molluscs: Caudofoveata, Solenogastres, Polyplacophora and Scaphopoda: Keyes and Notes for the Identification of Species. Londres: Linneman Society of London, Estuarine and Brackish-Water Sciences Association. 

Enlaces externos[editar]