Santo Niño Cautivo

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

El Santo Niño Cautivo es una pequeña escultura tallada en madera policromada y encarnada del siglo XVII que perteneció a un sevillano llamado Juan Martínez Montañés.

Historia[editar]

El nombre de "Niño Cautivo" se le otorgó porque durante su viaje de España a México, cayó en manos de piratas y estuvo preso junto con su portador, hasta llegar, en 1622 a la Catedral Metropolitana de la Ciudad de México, D.F.

El Santo Niño es el patrón de aquellos que quieren reformarse por estar cautivos por el alcohol y los vicios. A principios del año 2000 se le comenzó a venerar como intercesor de la salud de los secuestrados, a efectos de que regresaran con bien a sus hogares. La Iglesia Católica no ha otorgado oficialmente dicho patronato al Santo Niño, pero ello no ha impedido que la fe popular lo haya tomado como benefactor de quienes se encuentran en esa situación.

Enlaces externos[editar]