Rockabilly

De Wikipedia, la enciclopedia libre
(Redirigido desde «Rockers»)
Saltar a: navegación, búsqueda
Rockabilly
Orígenes musicales Rock and roll, hillbilly, country
Orígenes culturales Años 1950 en Estados Unidos
Instrumentos comunes Guitarra, contrabajo, batería
Popularidad Edad de oro en los 50s, revival desde los 80s
Subgéneros
Psychobilly
Fusiones
Punk rock
Enlaces
Grupos de Rockabilly
Artículos relacionados

El rockabilly es uno de los primeros subgéneros del rock and roll. Se origina en la década de 1950.

El término es la contracción de las palabras rock y hillbilly, referente éste a una variedad ruda de country conocida como hillbilly music en la década de 1940-50 que contribuyó enormemente al desarrollo de su estilo. Otras influencias del rockabilly incluyen el western swing, el rhythm & blues, el boogie woogie, y la música folk de los Apalaches. Aunque existen excepciones, su origen descansa en la región sur de los Estados Unidos.

Su influencia y popularidad decae en la década de 1960, pero a finales de los años setenta y principios de los ochenta, disfruta de un revival de popularidad que llega a la actualidad mediante la subcultura rockabilly.

Sonido[editar]

Su sonido característico, aparte de la velocidad, se basa en la conjunción de una guitarra, una batería y el slap del contrabajo, que ofrece una importante función rítmica, así como la voz solista que suele imitar efectos de eco, reverberación y hic ups. Además el cantante improvisa la carga en las sílabas según la situación, dándole un tono más sensual.

Instrumentos:

  • Guitarra acústica
  • Guitarra eléctrica (muchas veces descollando en los solos, con notables influencias bluseras)
  • Contrabajo (usualmente se tocaba "cacheteandolo")
  • Batería (no siempre) (y muchas veces tocada a cepillo)
  • Piano, saxo (no siempre)
  • Palmas
  • Tom toms triángulo (muy raramente)
  • Utilización del efecto eco
  • Vocalización (generalmente muy apasionada y llena de adornos y extravagancias: las palabras son pronunciadas entrecortadas, con efectos o simulaciones de hipo, tartamudeo, susurros, balbuceos, gruñidos, gemidos, jadeos, chillidos, ululaciones, aullidos, ronquera, e incluyendo interjecciones, falsetto y distorsiones varias. También se quitan y agregan palabras y muchas veces se intercalan frases como "Go, Johnny, go!", "Rock!", "Aaah, let? o, cat!" antes de los solos de guitarra)

Historia[editar]

Warren Smith.

Orígenes y apogeo[editar]

El rockabilly es una forma musical que nace a partir de tensiones raciales y sociales subyacentes, y si bien algunos músicos sólo son «rockabilleros» por el hecho de tocar música de rockabilly, para otros constituye más que eso: es una forma de ser y encarar la vida, lo que los angloparlantes llaman «attitude». El sonido rockabillero (de gran densidad gracias al constante sonar de los instrumentos y a la profusa utilización del eco, cosa que no sucedía en otros ritmos en boga hasta el momento, como el western swing o el hillbilly boogie) tiene mucho que ver con la nueva cultura adolescente de la época Greaser y esas ganas de «hacer ruido» y su consecuente postura de arrogancia y rebeldía. Las mismas letras de rockabilly hacen referencia a disfrutar el momento, el baile, la sensualidad, la sexualidad y a liberarse de los problemas que trae el dinero, las responsabilidades y las preocupaciones. También se identifica con la onda adolescente de las fiestas, las citas y los romances (tomados en forma más bien realista y terrenal que en el pop, en donde es más fantasiosa). Utilizan términos de la jerga juvenil (un «cat» es un chico, un gamberrillo [por ejemplo: «Three cool cats»]; una «kitten» es una chica, una «gatita», una «cachorrita» [por ejemplo: «Leave my kitten alone»]) y los lugares típicos adolescentes (la escuela, el bar americano, el drive-in) sirven de escenario para una persona o situación que ocupa el tema central de la canción.

Ya existía una relación estrecha entre el blues y el country desde las primeras grabaciones estadounidenses de la década de los años 20. El primer hit country a nivel estatal fue "Wreck of the Old '97",[1] [2] acompañada con "Lonesome Road Blues", que también se hizo muy popular.[3] y Jimmie Rodgers, la primera estrella ("first true country star"), conocido como Blue Yodeler y muchas de sus canciones tenían una base de blues de típica progresión armónica aunque con una instrumentación y sonido muy diferentes de las grabaciones de sus contemporáneos negros como Blind Lemon Jefferson y Bessie Smith.[4]

Durante los años 1930 y 1940, emergen dos nuevos sonidos: Bob Wills y sus Texas Playboys eran los mejores exponentes del western swing: combinan voz country y steel guitar con influencias de Big Bands de jazz y sección de viento-metal y consiguen una popularidad masiva. Sus grabaciones de mediados de la década de los 40-principios de los 50 incluyen ritmos jazz two beat, coros y guitarras que son un claro precedente de grabaciones rockabilly inmediatamente posteriores.[5]


Más tarde, artistas de blues como Meade Lux Lewis y Pete Johnson lanzaron la locura boogie que comienza en 1938. Artistas de country como Moon Mullican, los Delmore Brothers, Tennessee Ernie Ford, Speedy West, Jimmy Bryant y Maddox Brothers and Rose graban lo que se conoce como Hillbilly boogie, que consiste en voz e instrumentación hillbilly, con una línea de bajos boogie.[6]

El rock and roll de los años 50 pronto evolucionó adquiriendo mayor velocidad y furia, volviéndose más salvaje y juvenil, acorde con el carácter adolescente pero haciéndose quizá menos bailable. De esta manera llega el rockabilly como se conoce hoy, que es al rock and roll lo que el hillbilly al country.

Si puede considerar a Bill Halley como el primer rockabilly, Carl Perkins está considerado el padre del género con su "Blue suede shoes" (1956), tema que lleva ya todas las características estilísticas, aunque se deba a Elvis Presley su popularización mundial. A ellos siguieron otros interpretes de gran talento en la época dorada que dura hasta 1959 como Johnny Cash.

Decadencia en los sesenta y setenta[editar]

A partir del 59, la masiva llegada de grupos vocales y edulcorados ídolos para adolescentes que volvieron a acomodar un tanto al rock, unido a la tragedia que se cebó, con los astros rockabillies (hospitalización de Perkins, retiro por matrimonio de Wanda Jackson y Janis Martin, muertes de Eddie Cochran, Buddy Holly, Ritchie Valens, The Big Bopper (El día que murió la música), Johnny Burnette, Gene Vincent, la encarcelación de Chuck Berry, locura de Little Richard, el servicio militar de Elvis Presley, problemas de alcohol de Bill Haley, etc., dejaron al subgénero como algo pasado de moda y los pocos supervivientes que quedaban se vieron obligados a reciclarse cantando country o baladas románticas.

La llegada en tromba de la "Invasión Británica" a mediados de los años 60 parecía rematarlo, sin embargo, Elvis siempre deslizaba algo de rockabilly en sus películas por lo que gracias a nostálgicos y gente coherente no llega a desaparecer. En Europa se mantiene gracias a los muchos aficionados de Inglaterra, Francia o Alemania que nunca olvidaron a sus ídolos del otro lado del océano. En Estados Unidos, por el contrario, sobrevivió sólo en pequeñas tabernas del sur y medio oeste americano, así como en las pequeñas ediciones de discos en modestos sellos como Marvell, sistemáticamente ignoradas por prensa y público.

Aun así siguieron en activo grupos como The Race Records (Indianápolis), John Fred & The Playboys (Louisiana) o Los Catalinas (Ilinois), cuyo cantante y guitarrista Jason Ringenberg es todo un mito para los rockers de la zona. Grupos como Sha-Na-Na intentaban mantenerlo vivo pero siempre fueron considerados unos bufones que tocaban música de la Edad de Piedra. A finales de los años 70 y por aquellos parajes surgen nuevos grupos al amparo del revivalismo apoyado por prensa y multinacionales del disco, como es el caso Big Daddy Sun & the Outer Planets (1979). Ese mismo año Robert Gordon irrumpe haciendo sensacionales versiones de clásicos y dando a conocer a todo el mundo aquel tipo de música.

Los 80 y el Psychobilly[editar]

En los años 80, surgen grupos aun más salvajes y rápidos que los de los años 50 en una oleada que se ha dado en llamar neo-rockabilly. Grupos como Stray Cats, The Blue Cats, Dave Phillips & the Hot Rod Gang, Restless, The Polecats, The Kingbeats The Blasters, en América, mas específicamente en Colombia aparece Marco T y los gatos Montañeros que conservaron la esencia de los cincuentas avivando el panorama y con la influencia del punk rock británico de los 70 dan lugar a la aparición del Psychobilly, nuevo subgénero más rápido con The Cramps y The Meteors como máximos exponentes.

90s y el retorno al sonido original[editar]

En la década de los años 1990, se vuelve al estilo original, con la búsqueda de una sonoridad de época con grupos como Wildfire Willie and The Ramblers, Oakie Dookies, Tin Star Trio o The Avengers.

Siglo XXI[editar]

El comienzo del nuevo siglo profundiza en el retorno estilístico a los 50 con las grabaciones de sellos como Tail Records o Lenox Records, los franceses Don Cavalli and the two timers y Al Willis and the swingsters, los alemanes Brewsters, Spo dee o dee, los portugueses Tennesse boys Meandevils, en Costa Rica las bandas Los Cuchillos y Los Go-Go Dancers, Volbeat, en Chile Los Ateroides Locos, Los Aceleradores, Richie and the Richmen, Los Carburadores, La Puzzydoll, plan 7, Los Gatos Callejeros, entre otros.

Durante esta década comienzan en Europa festivales de con una nueva generación de artistas de rockabilly como los alemanes The Baseballs, rock y doowop que revitalizan incluso a artistas de décadas anteriores. Destacan el Hemsby Rock n roll Restival, Rockabilly Rave y la Rhythm Riot en Reino Unido, el High Rock-a-Billy de Calafell (Tarragona), el Screamin festival (Barcelona) y la Rockin'Race Jamboree en España.

Artistas clave[editar]

Discográficas[editar]

La discográfica Sun Records albergó estrellas como Billy Lee Riley, Sonny Burgess, Charlie Feathers y Warren Smith y artistas femeninas como Patsy Holcomb, Barbara Pittman, Linda Gail Lewis, Wanda Ballman, Bobbie Jean Barton, Jean Chapel, Hannah Fay entre muchas otras.

Gene Summers, nativo de Dallas y premiado en el Rockabilly Hall of Fame lanza su discográfica Jan/Jane Records en 1958-59 donde aparecerá su éxito de 1964 Alabama Shake.[7]

Información adicional[editar]

Miles de músicos han grabado rockabilly (una base de datos lista 260 cuyo nombre comienza por la letra A[8] ) y una gran cantidad de compañías discográficas que editan música rockabilly,[9] algunas de ellas han cosechado grandes éxitos e influyen en músicos de rock de otros estilos.

En 2005, la canción School of Rock 'n Roll , por Gene Summers, fue seleccionada por la revista Record Collector Magazine entre la 100 mejores de la historia del rock and roll.[10]

La música rockabilly cultivó una actitud que enrudecía a los adolescentes con una combinación de rebelión, sexualidad y libertad que puenteaba la autoridad de las figuras paternas. Ha sido el primer estilo de RnR cultivado por músicos blancos, lo que supone una revolución cultural que reverbera hasta la actualidad.[11] [12]

Momentos históricos[editar]

Véase también[editar]

Referencias[editar]

  1. «old97song page on www.blueridgeinstitute.org».
  2. «old97 page on www.blueridgeinstitute.org».
  3. Cohn, Lawrence; Aldin,Mary Katherine; Bastin,Bruce. Nothing but the Blues: The Music and the Musicians. Abbeville Press. p. 238.  Parámetro desconocido |isdn= ignorado (ayuda); Parámetro desconocido |origmonth= ignorado (ayuda)
  4. Mystery Train: Images of America in Rock ‘n’ Roll Music by Greil Marcus 1982 E.P. Dutton p.291
  5. San Antonio Rose - The Life and Music of Bob Wills. Charles R. Townsend. 1976. University of Illinois. page 289. ISBN 0-252-00470-
  6. Country: The Twisted Roots of Rock & Roll by Nick Tosches 1996 Da Capo Press
  7. «RCS - Gene Summers page».
  8. «RCS-List of 'A' named artists».
  9. «RCS front page».
  10. Solly, Bob. (2005). "100 Greatest Rock 'n' Roll Records". Diamond Publishing Company LTD, UK. ISSN 1746-8051-02. UPC 9-771746805006.
  11. «Rockabilly on allmusic».
  12. Mystery Train: Images of America in Rock ‘n’ Roll Music by Greil Marcus 1982 E.P. Dutton pp.154-156, 169

Enlaces externos[editar]