Ribhú

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

En el hinduismo, los Ribhú son los dioses de los oficios, artesanos, cargadores y deidades del sol.

En los libros sagrados hindúes[editar]

Once himnos del Rig Vedá están dedicados a ellos: 1.20, 1.110, 1.111, 1.161, 3.60, 4.33-37, 7.48.

En el Rig Vedá 1.3.2 el término ribhúmat (en sánscrito: ‘que posee ribhú’) quiere decir ‘inteligente, hábil, inventivo o prudente’.
En el Rig Vedá 4.37.5 y 8.93.34 se refiere a riquezas o propiedades.
En el Rig Vedá 1.2.3 se refiere a una flecha.

En otras partes (como en el Ātharva Vedá) también se refiere a Indra, Agní y los Ādityas.

La palabra ríbhwa, ríbhwan, y ríbhwas (por ejemplo en el Ātharva Vedá 5.2.7) se refiere a Indra, Twashtri, Agní, etc.

El nombre genérico ribhús se refiere a un artista, a alguien que trabaja el hierro, un herrero, un constructor (de carruajes, etc.).

Indoeuropeo[editar]

Como el idioma sánscrito proviene de un idioma antepasado indoeuropeo, el término ribhú (que se pronuncia ri-bjú) se compara con:

En algunos textos en idioma español, a veces estas deidades son nombradas Rbhus (con plural en español). Pero esa erre inicial en realidad es la cuarta vocal sánscrita: ri (no rri).

Mitología[editar]

Los Ribhú son tres seres divinos: Ribhú, Vāja y Vibhvan (el nombre del primero se les aplica a los tres). Según algunas fuentes, son hijos de Indra (el rey de los devas) y su consorte Indrani. Se los conoce por su talento como artistas. Se supone que viven en la esfera solar, y son los artesanos que formaron los caballos de Indra, la cuadriga de los Aświns y la milagrosa vaca de Brihaspati; ellos rejuvenecieron a sus padres y realizaron otras proezas maravillosas (su-apas).

Cada año permanecen inactivos durante doce días (los doce días intercalados del solsticio de invierno) en la casa del Sol (Agohya), después de lo cual recomienzan a trabajar. Según la traducción del Rig Vedá de Ludwig (vol. 3, pág. 187), podrían ser las tres estaciones del año.

Según la traducción del Rig Vedá de Kaegi (pág. 53f) y según el Ātharva Vedá, cuando los devas oyeron del talento de los Ribhú, enviaron a Agni con la copa creada por Tvashtri —el artífice de los devas y rival de los Ribhú— desafiando a estos a que construyeran cuatro copas a partir de esta única. Cuando así lo hicieron, los devas aceptaron a los Ribhú entre ellos y les permitieron tomar parte de los sacrificios que los humanos les ofrecen.

Generalmente se los muestra acompañando a Indra, especialmente en el sacrificio de la tarde.

En la mitología posterior (por ejemplo en el Vishnú Purāna, Ribhú es un hijo de Brahmā. Y según lexicógrafos (como Amarasimha, Halāyudha y Hemachandra) es una deidad.

Según el Vishnú Puraná, el sabio desnudo Yaḍa Bharatá le contó la historia de Ribhú al rey Rahugana para iluminarlo.