Revolución de los 44

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

Se conocen como los cuarenta y cuatro al grupo de insurrectos que se rebelaron contra el gobierno del general Carlos Ezeta en 1894 en El Salvador y que tuvo como principal bastión la ciudad de Santa Ana. La acción tuvo éxito al lograr el abandono del poder del entonces presidente.

Antecedentes[editar]

Carlos Basilio Ezeta

El Gral. Carlos Basilio Ezeta llegó a la presidencia del país en 1890 a través de un Golpe de Estado a la administración del Gral. Francisco Menéndez. Aprovechando una celebración de una pasada victoria militar que se realizaría en la capital, San Salvador, Ezeta se desplazó junto a su tropa desde Santa Ana hacia la capital. En efecto, la milicias participaron en la parada militar que tuvo lugar el 22 de junio en la antigua Plaza de Armas de San Salvador, como estaba previsto, siendo dirigidas por el mismo Gral. Ezeta y contando con la presencia del Gral. Menéndez.

Las festividades continuaron desarrollándose con normalidad en el transcurso del día. A las seis de la tarde, se realizó la revista reglamentaria en los cuarteles y las guardias fueron relevadas. En ese momento, se puso en marcha el plan. El director de Telégrafos cortó las comunicaciones hacia el exterior de la ciudad, para evitar que las fuerzas leales al gobierno se organizaran y respondieran a la insurrección.

Las tropas leales a Ezeta, marcharon hacia la Casa Blanca (oficina y residencia del presidente), donde se ofrecía una recepción para autoridades y personalidades de la época. El desplazamiento fue tomado por los asistentes como parte de las festividades e incluso hubo muestras de entusiasmo y celebración por parte de los mismos. Todo cambió cuando el Gral. Melecio Marcial comunicó la nueva toma del poder. La guardia de honor, liderada por el Gral. Francisco Martínez Olivares reaccionó, intentando infructuosamente repeler el ataque. A resultado de este intercambio resultó muerto el Gral Marcial. Asimismo, el Gral. Menéndez quien sufría de una dolencia cardíaca, falleció.

Los hechos[editar]

Carlos Ezeta fue presidente oficialmente el 1 de marzo de 1891 bajo muestras de repudio. Junto a su hermano Antonio dirigió un gobierno de corte oligárquico desde el actual cuartel de la Segunda Brigada de Infantería.

En el año 1894 se incrementó el rechazo a las autoridades, siendo perseguidos los conspiradores. Mientras, otros huyeron a Guatemala.

Fue el 29 de abril de ese año que 44 insurrectos liderados por Doroteo Caballero se adentraron desde Guatemala hacia la ciudad de Santa Ana. Ahí tomaron el cuartel y reclamaron la rendición de las tropas.


El gobierno se organizó para sofocar esta rebelión. Antonio Ezeta, destacado en Santa Ana, se retiró a Coatepeque donde pidió refuerzos a la capital. Los conjurados, a pesar del desconcierto y desorganización por su situación de estar al mando de la ciudad, supieron soportar el ataque de las tropas de los Ezeta.

A los originales conjurados se les sumaron voluntarios. A pesar de un nuevo asedio de las tropas oficiales y de cruentos ataques, las fuerzas rebeldes lograron mantenerse firmes.

Las acciones continuaron el mes de mayo sin que las fuerzas de los Ezeta lograsen derrotar a los insurrectos en Santa Ana. Estos, entre muestras de heroísmo, pudieron mantener la ciudad. El día 16 sin embargo, las tropas oficiales pusieron en estado crítico a los rebeldes. Pero refuerzos de un general Escobar lograron equilibrar la situación.

Victoria y huida de los Ezeta[editar]

Para el día 21, victorias del lado de los alzados debilitaron a los gobiernistas hasta su derrota. Esto les animó a marchar hacia la capital por el lado de Chalatenango bajo el permiso del presidente provisorio Rafael Gutiérrez. Nuevas victorias en el cerro Malakoff y en “Las Marias” el día 24 reforzaron a los rebeldes. Antonio Ezeta emprendió la huida de Coatepeque.

Los rebeldes se encontraban ya en Opico, cercana a la capital, bajo las órdenes de los generales Tomás Regalado, Salvador Ávila y el coronel Emilio Calderón.

Los hermanos Ezeta abandonaron el país ante la situación por la vía marítima. El presidente provisonal Rafael Antonio Gutiérrez entró a la capital el 29 de julio de 1894.

Los 44[editar]

A continuación, se muestra el listado de los 44 caballeros, el cual a su vez, se amplía con el nombre de siete mujeres quienes de acuerdo a investigaciones posteriores, tuvieron una participación activa en el movimiento.

  1. Doroteo Caballero,
  2. Rafael Antonio Gutiérrez,
  3. Tomás Regalado,
  4. Francisco Hurtado,
  5. Prudencio Alfaro,
  6. Mariano Morán,
  7. Joaquín Pérez,
  8. Lizandro Arévalo,
  9. Abelardo Bracamonte,
  10. Juan Castro,
  11. Aquilino Duarte,
  12. Luis Gómez,
  13. Hilario Marroquín,
  14. Francisco Gómez,
  15. Vicente Retana,
  16. Ramón Flores,
  17. Luis Pineda,
  18. Rosendo Guevara,
  19. Marcelino Monterrosa,
  20. Juan Escobar,
  21. Luciano Monterrosa,
  22. Tranquilino Sánchez,
  23. José Miguel Alfaro,
  24. Agustín Linares,
  25. Luis Mathies,
  26. Juan Ortiz,
  27. Adolfo Alvarenga,
  28. Heriberto Alvarenga,
  29. Máximo González,
  30. Faustino Acevedo,
  31. Nicolás Alvarenga,
  32. Eduardo Morales,
  33. Alfonso García,
  34. Santiago Calidonio,
  35. Alejandro Cabrera,
  36. Reyes Rivera,
  37. Mariano Ramos,
  38. Domingo Campos,
  39. Manuel Quintanilla,
  40. Carmen González,
  41. Dolores Cámbara,
  42. Bernarda Calderón,
  43. Pedro Salguero,
  44. Rodolfo Morales,
  45. Fulgencia de Peña,
  46. Eusebia de Monterrosa,
  47. Fidelina Chinchilla,
  48. Lidia Calderón Macall,
  49. Socorro Ladrón de Guevara,
  50. Concha Aguirre,
  51. Julia Pineda

Véase también[editar]

Referencias bibliográficas[editar]

  • Manuel Vidal (1961). Nociones de historia de Centroamérica. San Salvador: Editorial Universitaria.