Respiración artificial

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Insuflación de boca a boca.
Una máscara de bolsillo para CPR, junto con su estuche para transporte.
Típica postal de una reanimación en progreso, con una bolsa Ambu en uso ("bolseo").

La respiración artificial es la ventilación asistida mediante diversas técnicas en una persona que ha dejado o se le dificulta respirar.

Consiste principalmente en mantener las vías respiratorias despejadas y estimular la inhalación y la exhalación. A diferencia de la reanimación cardiorrespiratoria, este método no implica las compresiones torácicas para avivar la circulación sanguínea.

La táctica fundamental es la respiración de boca a boca, en la cual el socorrista exhala dentro de la boca del infortunado, dando tiempo a que la víctima exhale a su vez.

Apertura y liberación de las vías aéreas[editar]

La apertura o liberación de las vías aéreas es la primera acción que debemos realizar cuando hemos constatado que el paciente está en parada respiratoria o cardiorespiratura (cuando no respira o cuando no le late el corazón).

En caso de que no seamos personal sanitario tendremos dos maneras de realizar dicha liberación. Si no sospechamos de que el paciente tenga una lesión cervical realizaremos la "Maniobra Frente-Mentón". Pondremos una mano sobre la frente, dos o tres dedos de la otra mano sobre la barbilla y elevaremos la barbilla; esto libera el paso del aire. Si sospechamos de que el paciente tenga una lesión cervical realizaremos la "Maniobra de Elevación Mandibular". Pondremos la mano en los dos extremos traseros de la mandíbula (donde la mandíbula se acaba) y elevaremos la mandíbula. Inspeccionar la boca, si se ve algún objeto (chicle, alimentos, objetos extraños, quitarlo delicadamente. Sólo eliminar los objetos que estén a la vista.

Si somos personal sanitario colocaremos una "cánula" o "tubo guedel". Para ello deberemos elegir el tamaño adecuado de canula calculando la distancia que hay desde los labios de la boca y la parte del cuello que cambia de forma. Según la vamos metiendo giraremos progresivamente la cánula para que esta pueda entrar hasta el fondo.

La ventilación artificial puede ser hecha con varios dispositivos: la máscara bolsa balón con válvula unidireccional otorga aire enriquecido con oxígeno (que está en la bolsa) a través de una máscara de interposición facial (pero es externa y no entuba, no abre las vías aéreas). Para ello se usa una cánula orofaríngea, llamada Bergman, tubo de Mayo o cánula de Guédel (estas no impiden el contacto boca a boca si no hubiera máscaras o máscaras con balones de aire) o Maselli, y es necesario para facilitar el pase del aire al colocar la lengua en su lugar e impedir que caiga hacia atrás y adentro por la relajación de la inconsciencia, además de si la persona presenta una lengua voluminosa, como por ejemplo en casos de edema de Quincke. También posee una boquilla para el reanimador con una protección a modo de máscara, que impide todo contacto boca a boca.

Véase también[editar]