Relicto

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

El término relicto tiene muchas acepciones en español. Remite a los remanentes sobrevivientes de fenómenos naturales, o a especies vivas con una distribución muy reducida por causas naturales o menos frecuentemente por causa del ser humano, comparada con la que anteriormente tuvieron. Las especies actualmente en peligro de extinción son en su inmensa mayoría especies convertidas en relictas por el ser humano. Otros términos relacionados pero no similares, son endemismo y reliquia.

Generalidades[editar]

Las especies relictas son especies que se encuentran en un estado de retrogresión. No se han originado necesariamente en donde se observan actualmente como endémicas, sino que es el último reducto donde quedan vivas. Existen muchas especies vivas que destacan, no por su abundancia, sino por esta escasez.

Como consecuencia de cambios climáticos o de la aparición de nuevas especies predadoras o competitivas se producen cambios en el medio físico local: falta de seguridad, enfermedades, predación, cambios de temperatura, cambios en la humedad del suelo, distinta luminosidad, etc. que pueden tener efectos muy perjudiciales sobre las especies con menor amplitud ecológica o sobre aquellas que presentan una distribución muy fragmentada, o son muy poco abundantes por su alta especialización ecológica o por cualquier otro motivo.

Los bosques relictos, por ejemplo son aquellos que quedan como vestigio de algún tipo de flora o comunidad vegetal y animal (porque llevan una fauna animal asociada) que alguna vez hubo en zonas más extensas y que en el presente sólo está una muestra de vegetación en un área reducida comparada con lo que en el pasado ocupó.

Reliquia se usa para los artefactos humanos o sus remanentes.

Endemismo es un término utilizado en biología para indicar que la distribución de un taxón está limitado a un ámbito geográfico reducido, no encontrándose de forma natural en ninguna otra parte del mundo. Por ello, cuando se indica que una especie es endémica de cierta región, significa que sólo es posible encontrarla de forma natural en ese lugar.

El endemismo puede considerarse dentro de un abanico muy amplio de escalas geográficas: así, un organismo puede ser endémico de una cima montañosa o un lago, de una cordillera o un sistema fluvial, de una isla, de un país o incluso de un continente.

Relicto en biología[editar]

En biología, un relicto es un organismo que en otras eras fue abundante en una gran área, y que ahora está solo en pequeñas áreas. La distribución de un relicto está caracterizada como endémica. El reptil tuátara y la planta Cycas son ejemplos de relictos. Aquél vive sólo en pocas y pequeñas islas de Nueva Zelanda, y éstas fueron muy corrientes durante la Era Mesozoica, en especial en el período jurásico. De hecho este período es conocido como la "edad de las Cycas". En la actualidad, únicamente crecen en las zonas tropicales y subtropicales. En las Islas Canarias, podemos encontrar el caso del drago y el bosque de Laurisilva (formación boscosa terciaria).

El término relicto puede referirse a antiguas especies que sobreviven mientras las especies acompañantes están extintas: Limulus polyphemus (queliceraceo, artrópodo), es un ejemplo de este tipo de relicto, ellos están emparentados con los euriptéridos, que se extinguieron en la extinción masiva del Pérmico-Triásico.

Relicto en geología[editar]

En geología, los relictos son las estructuras de minerales de un material rocoso parental que no ha metamorfoseado cuando las rocas vecinas si lo hacían, o son las rocas que sobreviven a un proceso geológico destructivo. Por ejemplo, los patrones ondulantes vistos en mármol son relictos de deposiciones en la calcita original.