Rejoneador

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
El moro Gazul lanceando un toro, según grabado de Goya.

Se llama rejoneador al matador de toros a caballo, ligado a la más antigua tradición y orígenes de la tauromaquia, cuando los toreros montados a caballo y no los de a pie, eran el centro del espectáculo taurino.

El rejoneador recibe su nombre por su característica de toreo, que consiste en colocar sobre el dorso del toro adornos de tela y colores anclados a la piel del animal con una cuchilla que va montada sobre una vara de madera de 1 a 1,5 metros de largo llamada rejón.

Las corridas de rejones o rejoneadores tienen en la actualidad la misma estructura de las corridas de toreros, la faena se divide de igual forma en tercios y el rejoneador coloca las banderillas a caballo. El tercio de muerte se efectúa con un rejón de muerte (es una espada larga elaborada como rejón) si es a caballo, pero el matador puede decidir ponerse a pie para hacerlo con el estoque de muerte común.

Paseíllo de rejoneadores.

Entre los personajes históricos que han practicado el toreo a caballo pueden mencionarse a Carlos I, a El Cid Campeador y a Fernando VII, entre otros.

En el rejoneo han destacado diversas figuras como el madrileño Bernardino Landete (creador del par al violín), los andaluces Joaquín Pareja-Obregón, Álvaro Domecq Díez y Álvaro Montes, la sudamericana Conchita Cintrón o el portugués João Moura. En la actualidad destacan el navarro Pablo Hermoso de Mendoza, el jerezano Fermín Bohórquez, el gaditano Paco Ojeda, los hermanos Ángel Peralta Pineda y Rafael Peralta Pineda, Álvaro Domecq Romero, Raúl Martín Burgos, Andrés Céspedes González "Andy" Cartagena y Leonardo Hernandez, y los portugueses José Samuel Lupi, Rui Fernandes , João Salgueiro y Diego Ventura.

En la actualidad se realizan pocas corridas de rejones y la mayoría de estos artistas participan en corridas mixtas junto a toreros de a pie como acompañantes del espectáculo.

Véase también[editar]

Enlaces externos[editar]