Radar ártico

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Arctic Radar
Episodio de El Ala Oeste
Título Radar Ártico
Episodio n.º 10 (76)
Temporada 4
Escrito por Aaron Sorkin (Guion)
Gene Sperling (Historia)
Dirigido por John David Coles
Estrellas invitadas Mary-Louise Parker
Joshua Malina
John Amos
Christian Slater
Vyto Ruginis
Audrey Wasilewski
Renee Estevez
Emisión 27 de noviembre de 2002
Cronología
Diplomacia Suiza Arctic Radar Noche de Paz

Radar Ártico es el décimo capítulo de la cuarta temporada de la serie dramática El Ala Oeste.

Argumento[editar]

Toby se encuentra bloqueado ante la redacción del discurso de Investidura. Para ayudarle, Sam, que se encuentra ya en California para ser nominado para el puesto de Congresista, convence a Will Bailey para que vaya a Washington a ver al primero, quien, con ciertas reticencias, acaba contratandolo para la Casa Blanca. El director de campaña, además de hacer un gran trabajo en el Condado de Orange es además un excelente escritor de discursos.

Mientras, Josh intenta conseguir una cita para Donna con el Capitán de Corbeta Jack Reese. En un principio le cuenta varias anécdotas de su secretaria: un incidente en un aeropuerto con unas velas aromáticas o sus bragas perdidas en un museo. Finalmente consigue que ambos queden para tomarse una copa. Además, impedirá que una secretaria que es una gran fan de Star Trek pueda llevar un pin de la serie de Televisión de Ciencia Ficción. En una última charla le dirá que solo puede hacerlo el día de Star Trek porque él es el primero al que le gusta la serie.

Leo intenta evitar que el Presidente se involucre en un problema de indisciplina militar. Al parecer una piloto brillante se ha enamorado de un oficial de menor rango. Tras ordenarle que rompa la relación, esta desobece, enfrentandose a dos años de prisión o la expulsión del ejército. Amy Gardner, como feminista, será de las primeras en luchar por que ese incidente no pase desapercibido para el comandante en jefe.

Por último, C.J. Cregg se enfrenta a un periodista de un semanario por un asiento. Este quiere un lugar en primera fila y la Secretaria de Prensa le da la cuarta, porque no quiere asientos vacíos durante la rueda de prensa. Al final el periodista se sale con la suya, pero la primera le hace una amenaza: si falta, pondrá su nombre en la silla y lo hará aparecer a través de las cámaras.

Curiosidades[editar]

Premios[editar]

Enlaces[editar]

Referencias[editar]