Potestas

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

En Derecho romano se entiende por potestas el poder socialmente reconocido. Ostenta la potestas aquella autoridad, en el sentido moderno de la palabra, que tiene capacidad legal para hacer cumplir su decisión. El concepto se contrapone al auctoritas o saber socialmente reconocido.

Las fuentes de potestas fueron los magistrados (principalmente los cónsules y los pretores) pero también el pater familias en el ámbito doméstico.

Potestas política[editar]

El poder que Roma les concedía a los magistrados de manera legal, es decir, la competencia de sus funciones se designaba con el término potestas. La potestas regulaba las diversas jerarquías entre las magistraturas siendo mayor (maior), menor (minor) o igual (par) en poderes comparadas con otras magistraturas[1] .

En cambio, el imperium señalaba concretamente el poderío de mando que era otorgado únicamente a las magistraturas de mayor rango, los consulados y las preturas, ya que el magistrado dotado de imperium podía "recibir los auspicios", o sea, interpretar la voluntad divina[1] .

Temporalmente la potestas política duraba un año, es decir, que los cargos en las magistraturas eran anuales además de no remunerados, por lo que sólo accedían a éstos cargos personas bien posicionadas económicamente[2] .

Entre los magistrados que únicamente tenían potestas podemos encontrar a los censores eran nombrados cada cinco años para confeccionar los census de ciudadanos, el listado de senadores y las concesiones del ager publicus mediante leges censoriae[2] .

También se encontaban los quaestores, que eran los encargados de la administración del erario público; los ediles curules que organizaban y administraban los asuntos de los mercados y los Aediles plebis ceriales de la época de Julio César que cuidaban el suministro de cereal[3] .

Los tribunos de la plebe, que eran quiénes podían intervenir por el pueblo ante la justicia, tuvieron la llamada tribunicia potestas para prestar auxilium o intervenir mediante la intercessio, ésta última era el veto sobre la justicia patricia pudiendo llegar a paralizar por completo el aparato estatal romano[4] .

Véase también[editar]

Bibliografía[editar]

Referencias[editar]

  1. a b (Roldán Hervas, 1995, p. 101)
  2. a b (Betancourt, 2007, p. 63)
  3. (Betancourt, 2007, p. 64)
  4. (Roldán Hervas, 1995, p. 78)