Perito informático

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

El perito informático es un perito judicial, que en su carácter de auxiliar de la justicia tiene como tarea primordial la de asesorar al juez respecto a temas relacionados con la informática. La función del perito informático consiste en el análisis de elementos informáticos, en busca de aquellos datos que puedan constituir una prueba o indicio útil para el litigio jurídico al que ha sido asignado.

El perito informático debe poseer un perfil definitivamente técnico, siendo de vital importancia que el perito esté familiarizado con las técnicas de análisis y recuperación de datos. Como elemento adicional, el perito debe contar con amplios conocimientos legales que le permitan desarrollar su tarea sin que la misma sea descalificada o impugnada durante su presentación judicial.

Las tareas a desarrollar por el perito informático no son distintas de la de otros peritos judiciales. Por lo tanto deberá recopilar la información que es puesta a su disposición, analizar la misma en busca de los datos que el juez le ha requerido y emitir un informe o dictamen en donde vuelque las conclusiones de la investigación realizada.

Deberes del Perito Informático[editar]

  • Aceptar el cargo que le es asignado, colaborar con el resto de los peritos o consultores técnicos y declarar ante el juez en el caso de que este lo requiera.
  • Fundamentar sus conclusiones técnicas, expresando claramente los elementos analizados y las técnicas utilizadas para llegar a las mismas.
  • Respetar el código de ética que le impone su profesión.

Áreas de actuación de los peritos informáticos[editar]

  • Propiedad industrial: Espionaje / Revelación de secretos.
  • Acceso o copia de ficheros de la empresa, planos, fórmulas, costes, ....
  • Uso de información: Competencia desleal de un empleado.
  • Vulneración de la intimidad. Lectura de correo electrónico.
  • Despido por causas tecnológicas.
  • Valoraciones de bienes informáticos.
  • Interceptación de telecomunicaciones.
  • Protección de datos personales y datos reservados de personas jurídicas.
  • Apoderamiento y difusión de datos reservados.
  • Manipulación de datos o programas.
  • Valoraciones de bienes informáticos.
  • Hardware, redes y componentes (todos los sistemas).
  • Instalaciones y desarrollos llave en mano.
  • Vulneración de la buena fe contractual.
  • Publicidad engañosa, competencia desleal.
  • Delitos económicos, monetarios y societarios.
  • Delitos contra el mercado o contra los consumidores.
  • Delitos contra la propiedad intelectual.
  • Uso de de software sin licencia. Piratería.
  • Copia y distribución no autorizada de programas de ordenador.
  • Daños mediante la destrucción o alteración de datos. Sabotaje.
  • Estafa, fraudes, conspiración para alterar el precio de las cosas, ....
  • Pornografía infantil: acceso o posesión, divulgación, edición, ....
  • Uso indebido de equipos informáticos: daños o uso abusivo.

El perito informático en España[editar]

Según la Ley de Enjuiciamiento Civil, en su artículo 340, se indica que:

  1. Los peritos deberán poseer el título oficial que corresponda a la materia objeto del dictamen y a la naturaleza de éste. Si se tratare de materias que no estén comprendidas en títulos profesionales oficiales, habrán de ser nombrados entre personas entendidas en aquellas materias.
  2. Podrá asimismo solicitarse dictamen de Academias e instituciones culturales y científicas que se ocupen del estudio de las materias correspondientes al objeto de la pericia. También podrán emitir dictamen sobre cuestiones específicas las personas jurídicas legalmente habilitadas para ello.
  3. En los casos del apartado anterior, la institución a la que se encargue el dictamen expresará a la mayor brevedad qué persona o personas se encargarán directamente de prepararlo, a las que se exigirá el juramento o promesa previsto en el apartado segundo del artículo 335.
  4. La regulación del perito informático se centra principalmente en el desarrollo del Capítulo 6 y dentro de esta la Sección 5 de la citada Ley. Aunque no se hacen referencias directas al perito informático, esta Ley engloba la actuación de cada una de sus especialidades. De lo anterior, se destaca que la figura del perito informático debe ser la de una persona titulada, siendo los estudios oficiales que dan acceso a esta profesión los de Ingeniería Informática, o el Grado en Ingeniería Informática tras incorporarse el Plan Bolonia a los planes de estudio.

Bibliografía[editar]

  • Jeimy J. Cano (2006) Estado del arte del Peritaje Informático en Latinoamérica

Referencias en internet[editar]