Protección de datos personales

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

La protección de datos personales se ubica dentro del campo de estudio del Derecho Informático. Se trata de la garantía o la facultad de control de la propia información frente a su tratamiento automatizado o no, es decir, no sólo a aquella información albergada en sistemas computacionales, sino en cualquier soporte que permita su utilización: almacenamiento, organización y acceso. En algunos países la protección de datos encuentra reconocimiento constitucional, como derecho humano y en otros simplemente legal.

México[editar]

En México la Ley Federal de Protección de Datos Personales en Posesión de Particulares (LFPDPPP) define como dato personal a: Cualquier información concerniente a una persona identificada o identificable.El Pleno del Instituto Federal de Acceso a la Información Pública, (con fundamento en lo dispuesto por los artículos 15, 16 y 37 fracción III de la Ley Federal de Transparencia y Acceso a la Información Pública Gubernamental, 28 y 64 de su Reglamento) emitió los Lineamientos Generales para la Clasificación y Desclasificación de la Información de las Dependencias y Entidades de la Administración Pública Federal. Cuando se trata de datos personales la información es clasificada confidencial tal como lo estipula en su artículo Trigésimo Segundo: "Será confidencial la información que contenga datos personales de una persona física identificada o identificable relativos a:

I.- Origen étnico o racial; II.- Características físicas; III.- Características morales; IV.- Características emocionales; V.- Vida afectiva; VI.- Vida familiar; VII.- Domicilio particular; VIII.-Número telefónico particular; IX.- Patrimonio; X.- Ideología; XI.- Opinión política; XII.- Creencia o convicción religiosa; XIII.-Creencia o convicción filosófica; XIV.- Estado de salud física; XV.- Estado de salud mental; XVI.- Preferencia sexual, y XVII.-Otras análogas que afecten su intimidad, como la información genética.Los datos personales serán confidenciales aún cuando no hayan sido obtenidos de su titular. También se consideran confidenciales los datos de una persona fallecida, los únicos que podrán tener acceso y derecho a corregirlos son el cónyuge y los familiares en línea recta ascendente o descendente sin limitación de grado, y en línea transversal hasta el segundo grado. Sólo en caso de que no existiera ningún familiar de los mencionados, los parientes en línea transversa hasta cuarto grado tendrán derecho a solicitar la corrección de datos.

El IFAI ha puesto a disposición de los ciudadanos y particulares un sistema informático en línea llamado IFAI-PRODATOS, el cuál permite la solicitud de Protección de los Derechos ARCO y así como la presentación de denuncias por mal uso de datos personales e incumplimiento de la Ley y su Reglamento . Este sistema está disponible en la dirección https://www.datospersonales.org.mx

Uruguay[editar]

En Uruguay existe la Ley N° 18.331 [1] (aprobada el 11 de agosto de 2008) sobre Protección de Datos Personales y Acción de Habeas Data. Es una avanzada legislación que indica que "el derecho a la protección de datos personales es inherente a la persona humana". La Unidad Reguladora y de Control de Datos Personales (URCDP) fue creada por el artículo 31 de la Ley N° 18.331 de Protección de Datos Personales y Acción de Habeas Data como un órgano desconcentrado de la AGESIC ("Agencia para el Desarrollo del Gobierno de Gestión Electrónica y la Sociedad de la Información y del Conocimiento", de Uruguay). Uruguay ha sido reconocido como país adecuado en materia de datos personales por la Unión Europea, y también ha sido el primer país en América Latina en ser invitado a adherir al Convenio 108 del Consejo de Europa.

Precisamente Uruguay fue designado como país anfitrión de la 34ª Conferencia Internacional de Autoridades de Protección de Datos Personales y Privacidad,[2] la que se realizó en Punta del Este, el 23 y 24 de octubre de 2012.

Argentina[editar]

En Argentina, país pionero en la materia en América Latina, se creó la Dirección Nacional de Protección de Datos Personales[3] -DNPDP- como órgano de control para la efectiva protección de los datos personales. La Ley de Protección de Datos Personales argentina, la número 25.326[4] , dice en su primer artículo: "La presente ley tiene por objeto la protección integral de los datos personales asentados en archivos, registros, bancos de datos, u otros medios técnicos de tratamiento de datos, sean éstos públicos, o privados destinados a dar informes, para garantizar el derecho al honor y a la intimidad de las personas, así como también el acceso a la información que sobre las mismas se registre, de conformidad a lo establecido en el artículo 43, párrafo tercero de la Constitución Nacional. Las disposiciones de la presente ley también serán aplicables, en cuanto resulte pertinente, a los datos relativos a personas de existencia ideal. En ningún caso se podrán afectar la base de datos ni las fuentes de información periodísticas".

Colombia[editar]

El 17 de octubre de 2012 el Congreso colombiano expidió la Ley 1581 de 2012, Ley Estatutaria de Protección de Datos Personales (LEPD), que se hizo obligatoria para las empresas a partir del 18 de abril de 2013. Por otra parte, existe una ley especial, la ley 1266 de 2008, para lo que se conoce como datos personales financieros, a saber, datos personales que se recolectan y usan para cálculo de riesgo crediticio.

Perú[editar]

El domingo 03 de Julio de 2011, se publicó en el Diario Oficial "El Peruano", la Ley 29733, Ley de Protección de Datos Personales. La Ley tiene por objeto garantizar el derecho fundamental a la protección de datos personales previsto en el artículo 2 numeral 6 de la Constitución Política del Perú, a través de su adecuado tratamiento, en un marco de respeto de los demás derechos fundamentales que en ella se reconocen. La Ley fue reglamentada por el Decreto Supremo 003-2013-JUS. La totalidad de la Ley 29733 y el Reglamento han entrado en vigencia 30 días hábiles después de la publicación del reglamento, es decir el miércoles 08 de Mayo de 2013. La ley 29733, define como datos personales: "Toda información sobre una persona natural que la identifica o la hace identificable a través de medios que pueden ser razonablemente utilizados". Asimismo, define como datos sensibles: "Datos personales constituidos por datos biométricos que por sí mismos pueden identificar al titular; datos referidos al origen racial y étnico; ingresos económicos, opiniones o convicciones políticas, religiosas, filosóficas o morales; afiliación sindical; e información relacionada a la salud y a la vida sexual". El reglamento tiene por objeto desarrollar la Ley 29733, a fin de garantizar el derecho fundamental a la protección de datos personales, regulando un adecuado tratamiento, tanto para las entidades públicas como para las instituciones pertenecientes al sector privado. Sus disposiciones constituyen normas de orden público y de cumplimiento obligatorio. Los principios rectores que la ley establece, son los siguientes: legalidad, consentimiento, finalidad, proporcionalidad, calidad, seguridad, disposición de recurso, nivel de protección adecuado. Los derechos del titular de datos personales, reconocidos en la Ley 29733, son: información, acceso, actualización, inclusión, rectificación, supresión, impedir el suministro, oposición, tratamiento objetivo, tutela.

La ley 29733, Ley de Protección de Datos Personales, establece que el Ministerio de Justicia y Derechos Humanos, a través de la Dirección General de Protección de Datos Personales, es la Autoridad Nacional de Protección de Datos Personales.

Nicaragua[editar]

En Nicaragua se aprobó en el año 2012 la ley 787 de Protección de los Datos personales [5] que sigue los lineamientos del modelo europeo de protección de datos.

Actualmente en varios países del mundo se está llevando a cabo la discusión del alcance e identificación de los distintos datos personales, es decir, la información que se considera un dato personal, el tipo de dato y el nivel de protección que requiere dicho dato, ante esto el dato por sí solo no requiere ningún tipo de protección, sin embargo, cuando el dato se vincula a una persona, ya no se protege al dato, sino al titular del mismo, a la persona física. Por lo que el valor de los datos personales es un hecho absolutamente innegable.

Véase también[editar]

Referencias[editar]

Enlaces externos[editar]