Palo de golf

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Golfista utilizando un putter.

Un palo de golf es un instrumento que se utiliza en el golf para golpear a las bolas de golf. Consta de un eje con una sección de agarre o mango, y una superficie amplia denominada "cabeza" en el lado opuesto.

Tipos[editar]

Madera dura[editar]

Los palos con los que se puede golpear más fuertemente y lograr mayor distancia se denominan maderas, aunque en la actualidad ya no son de este material, sino de acero o titanio. Generalmente tienen una cabeza grande y una vara bastante larga, que maximiza la velocidad. Se llevan normalmente tres maderas para los golpes largos. Su uso primordial es para salir de los tees, que son las salidas de cada hoyo del campo y para tiros de larga distancia.

Hierro[editar]

Para los restantes golpes se emplean los hierros, de los que se llevan nueve o diez. Todos estos palos se diferencian entre sí por el ángulo de sus bases, mediante el cual varía su inclinación para que la bola salga lanzada en trayectorias más horizontales o más altas, según la distancia al hoyo. Los palos de hierro tienen una sólida cabeza de metal, con ángulos obtusos y una vara más corta que los de madera. Están diseñados para una gran variedad de tiros desde cualquier lugar del terreno.

Wedge[editar]

Este tipo de palo es una subclase del de hierro. Los palos con mayor inclinación son los wedges, que reciben nombres específicos como pitching wedge (45 a 48º) o sand wedge (56º), el cual se suele usar para sacar la bola del "búnker". Otros wedges habituales son el gap wedge (unos 52º), para cubrir el hueco entre los dos anteriores, o el lob wedge (60º) que ayuda a detener la bola en el lugar donde cae, sin que ruede más allá.

Putter[editar]

Finalmente se utiliza un palo denominado putter para empujar la bola mediante un golpe (putt) hacia el hoyo en el green.

Palos de hierro.
Madera, putter y hierro.