Palacio Fernández Anchorena

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Palacio Fernández Anchorena
Buenos Aires - Avenida Alvear - 20090104-g.jpg
Fachada sobre la Avenida Alvear
Edificio
Tipo Grand Hôtel
Estilo Academicismo francés
Localización Av. Alvear 1605/1637, Buenos Aires Flag of Argentina.svg Argentina
Propietario Santa Sede
Uso(s) Nunciatura apostólica
Coordenadas 34°35′22″S 58°23′09″O / -34.58944444, -58.38583333Coordenadas: 34°35′22″S 58°23′09″O / -34.58944444, -58.38583333
Catalogación Monumento Histórico Nacional (MHN)
Construcción
Inicio 1907
Término 1909
Dimensiones
Pisos 3
Equipo
Arquitecto(s) Edouard Le Monnier
[editar datos en Wikidata ]

El Palacio Fernández Anchorena es un lujoso palacete de comienzos del siglo XX y una de las pocas residencias de la clase alta porteña que aún sobrevive en la Avenida Alvear. Actualmente, pertenece a la Santa Sede y funciona como sede de la Nunciatura Apostólica en Buenos Aires.

Fue encargado por el matrimonio del Dr. Juan Antonio Fernández Torres (nieto del célebre médico salteño Juan Antonio Fernández y Hoyos) y Rosa Irene de Anchorena al arquitecto francés Edouard Le Monnier en 1907. Curiosamente, la familia Fernández Anchorena, debido a una circunstancia inesperada, nunca habitó su palacete. Durante su construcción en 1908, Juan Antonio sufrió un grave accidente en Europa que lo dejó discapacitado, y optaron por quedarse a vivir en París donde además tenían fuertes vínculos sociales (Florinda Fernández Anchorena, una de sus hijas, estaba casada con Georges Paul Ernest de Castellane Gould, Conde de Castellane). Paralelamente, el palacio fue administrado por los Fernández hasta 1922, cuando es cedido como Residencia Presidencial temporaria al presidente electo Marcelo Torcuato de Alvear y su esposa Regina Pacini.

Más tarde, la propiedad fue adquirida por Adelia Harilaos de Olmos, una de las mujeres más ricas de la época en la región y fervorosa católica. Participó activamente en la realización del Congreso Eucarístico Internacional de 1934, recibiendo por ello la condecoración de Marquesa Pontificia del Vaticano. Adelia decidió donar su residencia como sede de la Nunciatura Apostólica al redactar su testamento el 13 de noviembre de 1947. Falleció el 15 de septiembre de 1949, y el edificio pasó desde ese momento a su nueva función, que mantiene desde abril de 1952.[1]

El palacio fue la residencia del papa Juan Pablo II durante sus dos visitas a Buenos Aires, en los años 1982 y 1987. Mediante el Decreto 1495, sancionado, en 2002, el edificio fue declarado Monumento Histórico Nacional.[2]

El 18 de noviembre de 2010, se realizó un festejo por el centenario del Palacio Fernández Anchorena, con la presencia del Gobernador Daniel Scioli y del ex-Presidente Fernando de la Rúa, entre otros.[3] [4] [5] Como parte de la celebración, el Correo Argentino emitió una tirada de 3000 estampillas con imágenes de la residencia.[6]

Arquitectura[editar]

El Palacio Fernández Anchorena fue obra del arquitecto Le Monnier, francés de formación en la Academia de Bellas Artes de París, pero que mostró acercamiento a los nuevos estilos de comienzos del siglo XX, como el art nouveau, reflejándose en la libertad y plasticidad de muchas de sus obras, aunque siguieran los cánones academicistas. La fachada, siguiendo las normas de la composición clásica, posee basamento, desarrollo y remate con una singular cúpula que jerarquiza la entrada principal. También sigue los conceptos de simetría de la arquitectura clásica.

Detalle de la cúpula y entrada

Adaptando magistralmente modelos de la tradición francesa del siglo XVIII, compuso un edificio de admirables proporciones, refinada plasticidad y excelentes calidades espaciales, que demuestra como pocos la íntima relación que existió entre el art nouveau y el revival Luis XV, basada en el común empleo de la línea curva, la ornamentación vegetal y el sutil engarce de superficies y espacios. Esto se nota desde el juego cóncavo-convexo de la cour d´honneur, en el exterior, hasta el tratamiento de los logrados interiores, en especial el estupendo hall central. Alrededor de este espacio, probablemente el mejor foyer de la arquitectura argentina de la época, se organiza todo el edificio. De planta elíptica, rodeado de columnas, con una escalera de honor de impostura modernista y coronado por una original cúpula rebajada provista de luz cenital, ofrece un juego espacial y lumínico magistral que demuestra la capacidad de Le Monnier para conmocionar al espectador a través de un sabio y rejuvenecido manejo de los elementos esenciales de la buena arquitectura y del repertorio clásico.[7]

Referencias[editar]

  1. Adelia María Harilaos de Olmos Cruzada Reparadora del Santo Rosario
  2. Ciudad de Buenos Aires Comisión Nacional de Museos y Monumentos y Lugares Históricos
  3. Recepción por el centenario del edificio de la Nunciatura AICA.org, 19 Nov. 2010
  4. Se presentó el sello postal homenaje al Palacio Fernández - Anchorena La Región Noticias, 19-11-2010
  5. El Palacio Fernández Anchorena recuerda el Xacobeo en su centenario Galicia en el Mundo, 29 de noviembre de 2010
  6. Nuevos Sellos Postales: Serie Arquitectura - IV Revista Magazine. Editorial Maraustralis, Chubut.
  7. La cuadra más preciada Diario La Nación, 18 de febrero de 2001.

Enlaces externos[editar]