Nanaya

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Kudurru del rey Meli-Shipak presentando su hija a la diosa Nanaya, sentada en su trono. La estrella representa a Ishtar, la luna creciente a Sin y el sol a Shamash.
Tablilla de fundación de un templo de Nanaya construido por los reyes de Larsa, siglo XIX a. C.

Nanaya o Nanaia (sumerio Plantilla:Cuneiforme, DNA.NA.A; también transcrita como Nanâ, Nanãy o Nanãya; en griego: Nαναια o Νανα; arameo: ננױננאױ) es una diosa que personificaba la voluptuosidad y sensualidad y fue adorada por los sumerios y acadios.[1]

Está atestiguada desde la época de la tercera dinastía de Ur (finales del II milenio a. C.. Nanaya fue adorada particularmente en Uruk, al lado de su hija, Kanisura y de la gran diosa de la ciudad, Inanna/Ishtar, que a veces es presentada como su madre, siendo su padre el dios An. También tenía un santuario en Kish.

Al igual que Inanna, Nanaya parece estar asociada al amor, la lujuria y la sexualidad, aspectos conmemorados en diversas inscripciones e himnos que la evocan. Con el tiempo, Nanaya tendió a perder su individualidad para convertirse en un aspecto de Inanna/Ishtar, que la asimiló como fue el caso de otras diosas sumerias.

Fue objeto de um culto importante que llegó a extenderse hasta Siria e Irán. Más tarde llegó a estar sincretizada con la diosa babilónica Tasmetu.

Véase también[editar]

Referencias[editar]

  1. Westenholz, 1997.

Bibliografía[editar]

  • Michael Jordan, Encyclopedia of Gods, Kyle Cathie Limited, 2002.
  • Westenholz, Joan Goodnick (1997). «Nanya: Lady of Mystery». En I. L. Finkel y M. J. Geller. Sumerian Gods and their Representations. Cuneiform Monographs 7 (Styx Publications edición). Groningen. pp. 57–84. ISBN 90-5693-005-2. 
  • P. A. Beaulieu, The Pantheon of Uruk during the Neo-Babylonian Period, Leyde, 2003, p. 182-216.